30|11|2021

Intendentes piden a Perotti que borre de la campaña al dúo Fernández

29 de septiembre de 2021

29 de septiembre de 2021

El gobernador comió un asado con el grueso de mandatarios del PJ. Provincializar y hasta municipalizar la elección, reclamo unánime. Se abre "una nueva era".

Por unanimidad, los intendentes peronistas de Santa Fe le pidieron al gobernador Omar Perotti que provincialice la elección de noviembre y quite referencias al presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández. Algunos, incluso, retirarán de la gráfica de sus campañas el color azul que identifica al Frente de Todos.

 

El rafaelino recibió con un asado a los jefes territoriales. El encuentro se realizó en la ciudad capital y le sirvió al gobernador para medir el termómetro del territorio. Si bien Juntos por el Cambio resultó la fuerza más votada en Santa Fe, que la lista que integra Perotti le haya ganado al kirchnerista Agustín Rossi abre – para las intendencias – una nueva era en el PJ doméstico.

 

Como le dice a Letra P Jorge Berti, intendente de Villa Constitución, un peronismo “más cerca de la gente, no intelectualizado”. Para el mandatario del sur de la provincia, es momento de “volver a las fuentes”. En esa misma línea se pronunció su par de Reconquista, Enrique Vallejos, que, si bien no asistió al convite, coincide en el análisis y celebró dejar atrás una etapa en la que se ponía “la cuestión ideológica en un lugar tan importante”.

 

En el cónclave, los jefes territoriales demandaron mucho más protagonismo en el armado de la estrategia. Recibieron una respuesta positiva de Perotti, que ahora entiende que no precisa del poder intermediario de los senadores para vincularse con el poder más llano del Estado. Casa Gris – intendentes, directo. “Ven que llegó su hora, antes han sido rezagados por el poder de los legisladores”, sintetiza un funcionario provincial.

 

La movida corre por dos carriles. Por un lado, es impulsada por los mandatarios del campo, desparramados sobre todo en la zona centro norte de la provincia, que dicen verse afectados de manera directa por medidas como el cierre de las exportaciones de carne, pero también alcanza a localidades cercanas a centros urbanos como Rosario y Santa Fe, donde el antikirchnerismo pesa en quilates.

 

En plena campaña, por ejemplo, un intendente del Gran Rosario pidió, desencajado, que le retiraran un cartel publicitario que pegaba a sus candidatos locales a la figura de la vicepresidenta. En Granadero Baigorria, por ejemplo, le sumaron un color verde en la cartelería al delfín del intendente Adrián Maglia. Es decir, se provincializa, pero también se municipaliza. Esa idea, la de cambiar la estética nacional, se repetirá en noviembre en otras localidades.

 

Uno de los más efusivos en el asado fue el intendente de Rafaela, Luis Castellano, coterráneo y de estrecha confianza de Perotti. En la región de la cuenca lechera, donde Rafaela es cabecera, JxC le ganó al peronismo por casi 22 puntos, pero en la elección local el intendente se vio seriamente golpeado al perder sus candidatos por cinco mil votos.

 

“El requerimiento de los intendentes fue unánime”, confió a Letra P un funcionario provincial, quien avisó que se viene una campaña de “mucha más cercanía” en la que las figuras de los candidatos y las candidatas locales, territoriales, se pagarán a la del aspirante a senador nacional Marcelo Lewandowski, pero, sobre todo, a las de los intendentes. Además, la idea es evitar cualquier tipo de mención o referencia a representantes nacionales del Frente de Todos. “Restan mucho”, se sinceró un jefe comunal.

 

En el comando peronista se abrazan a un repunte. Saben que no es sencillo que Lewandowski pueda doblegar a Carolina Losada el 14 de noviembre, pero confían en achicar las diferencias, al menos.

 

El plan es “mostrar las obras”, según Berti. Por un lado, machacar con los logros del gobierno provincial, como Billetera Santa Fe y Boleto Educativo Gratuito, y remarcar en las ciudades que las obras fueron desarrolladas por la gestión de los municipios y el desembolso de la Casa Gris.  “Peronismo de la gestión”.