04|10|2021

Ahora tiro yo porque me toca: Perotti, rengo pero seguro

13 de septiembre de 2021

13 de septiembre de 2021

Perotti no festejó la goleada en la interna y prepara el relato para noviembre. Se convirtió en jefe del peronismo y pone condiciones adentro y afuera.

El viernes, en el transcurso de la tarde, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, empezó a poner en duda su presencia en Central Córdoba, búnker de la lista que él mismo integra. El rafaelino se veía venir la victoria abultada de Juntos por el Cambio en la provincia. Casi se queda en su pago chico, pero finalmente optó por viajar hasta la ciudad capital, aunque evitó dar un mensaje de tono político oficial y se limitó a una entrevista radial. En su registro de mandatario, arrasar en una interna, pero perder por diez puntos en el frente contra frente, no ameritaba festejo.

 

Con los primeros resultados en la mano, se debatió qué vender en el búnker que eligió el precandidato a senador nacional Marcelo Lewandowski, fiel hincha del charrúa. Algunos querían salir a ponderar que el periodista fue el más votado en el nombre por nombre, pero ganó el ala de la mesura. Vitorear una victoria interna ante semejante paliza hubiera resultado tragicómico. La ventaja contundente de JxC no daba margen para otra cosa.

 

Con menos diez, ahora Perotti tratará de vender achique de distancia, gestión y política para minimizar esa ventaja. La remontada asoma casi imposible, pero venir de atrás y comerle algunos puntos al rival no es poco.

 

Eso sí, lo hará a su manera. Perotti es, desde este domingo, el jefe inobjetable del peronismo de Santa Fe. Duplicó a la dupla del exministro de Defensa Agustín Rossi y la vicegobernadora Alejandra Rodenas, quienes le plantaron una interna rabiosa. El rafaelino ahora podrá hacer a su antojo. No hay sector que quiera y pueda disputarle poder interno al gobernador. La elección del domingo dirimió la duda.

 

Aún en la derrota, que es nacional y le pegó al Frente de Todos a lo largo y ancho del país, Perotti deja en claro hacia afuera que el PJ tiene que jugar con sus fichas: blando, lavado y despojado absolutamente de kirchnerismo; bajo el mantra de “trabajo, producción y empleo” y con la gestión provincial en el horizonte.

 

Por ese motivo y aun sabiendo que necesita comer de la porción que obtuvo Rossi, Perotti no desbordará de interés de subir al Chivo a la campaña. Resta observar si será más su campaña, como ocurrió hasta acá, o ahora empieza a correr la de Lewandowski.

 

Primarán los gestos de unidad, como la reunión que los rivales en la interna a diputados nacionales, Roberto Mirabella y Eduardo Toniolli, protagonizarán este lunes, pero el gobernador se concentrará en la gestión.

 

“El lunes tengo agenda muy temprano”, fue una de las respuestas que dio para explicar su faltazo al bunker. El olfato del derrotado lo tuvo en su Rafaela natal. Allí el peronismo perdió por 20 puntos contra JxC. El aluvión fue tal que también cayó en la contienda a concejales.