03|10|2021

"Con Lewandowski queda claro que no da todo lo mismo"

ENTREVISTAS

22 de agosto de 2021

22 de agosto de 2021

El senador nacional se sube sin dudar al barco del periodista, el proyecto a futuro del perottismo. Palos a Rodenas y lamento por la foto del Presidente.

El perottismo se sube al carro del precandidato a senador nacional Marcelo Lewandowski. En diálogo con Letra P, la mano derecha del gobernador Omar Perotti, el senador Roberto Mirabella, ponderó la figura del periodista rosarino, un “emergente” al que “no le da todo lo mismo”. Pese a que en septiembre lo espera un enfrentamiento contra la lista que conduce el exministro de Defensa Agustín Rossi, Mirabella dice estar pensando más en la general de noviembre que en las PASO. El precandidato a diputado nacional, por otro lado, confió que el festejo que realizó el presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos “no ayuda” a la campaña, y dijo sentirse sorprendido por la decisión de la vicegobernadora Alejandra Rodenas de enfrentar a la Casa Gris. “Me había dicho que no iba a ser candidata”, aseguró el rafaelino.

 

-¿Qué lectura hizo del cierre electoral?

 

-Veníamos trabajando siempre una concepción de unidad en la estrategia. Se privilegió una estrategia para ganar por encima de cualquier cuestión personal. Lo que conformamos, con dirigentes que venimos de distintos espacios, tiene que ver con un equipo para alcanzar el triunfo. En la lista hay personas que venimos de la gestión, con un recorrido en el territorio, y algunos que han sido una de las novedades más importantes después de Perotti en las elecciones de 2019. El caso de Lewandowski es el más claro, que le ganó a la intendenta de Rosario en funciones (Mónica Fein) y después de Perotti fue el más votado.

 

-¿La estrategia de Rossi es personal?

 

-Nosotros conformamos un espacio donde también se visibiliza un horizonte diferente, una etapa renovada que queremos construir de cara al futuro en Santa Fe. Construimos esto, que es lo mejor que podemos construir en equipo para ganar las elecciones, dejando de lado todos los intereses personales que tenía cada uno.

 

-La gestión de Perotti tuvo cruces con la Casa Rosada, sobre Vicentín, exportaciones de carnes, biocmbustibles, pero cerró con Cristina Fernández. ¿Entonces perottismo y kirchnerismo no están tan lejos?

 

-En todos esos temas das por supuesto que tenemos diferentes opiniones y en realidad nada es incompatible. Ponemos todos los temas sobre la mesa, y lo que no estamos de acuerdo también lo ponemos sobre la mesa, y lo que decimos en público también lo decimos en privado o al revés. Hay una construcción política que se evidenció en 2019 donde cada uno puso lo suyo para construir una estrategia ganadora y la primera que lo hizo fue Cristina. Ahora estamos transitando lo mismo, no perdemos nuestra identidad santafesina. Se quieren plantear antagonismos donde no los hay, hay una nueva etapa política en la provincia, que conduce Perotti y se visibiliza la identidad de nuestro gobierno, en las obras de inversión en todo tipo, en cumplir los compromisos de campaña como el Boleto Educativo y Billetera Santa Fe.

 

-¿Qué cambia hacia dentro del PJ de Santa Fe con el resultado del 12 de septiembre?

 

-Estamos apostando mucho a consolidar un modelo de gestión que encarna Perotti en la provincia y que a nivel nacional lideran Alberto Fernández y Cristina. Estamos construyendo una nueva etapa renovada, que avizore distintos horizontes hacia el futuro y que, además, consolide muchos nuevos dirigentes. En el caso particular de Lewandowski es claro, fue un emergente que además participó con María Eugenia Bielsa, que se sumó al Senado defendiendo al gobierno de Perotti y lo que quedó claro desde el primer momento es que no acordó con la vieja política. Ahí está su compromiso, con él queda claro que no da todo lo mismo. Esto es lo que estamos poniendo en juego hacia adelante.

 

-¿La elección interna del PJ es una disputa de la vieja y la nueva política?

 

-Estamos construyendo un proyecto político a futuro donde lo que queremos es consolidar una nueva etapa mirando a los próximos 20 años y no para atrás. También con esto consolidamos un modelo de gestión que encarna Perotti.

 

-Se conformó una interna de alto voltaje. ¿Cómo unir después del 12 de septiembre?

 

-No de parte nuestra el alto voltaje. Estamos planteando otra mirada, otra discusión y estamos pensando en noviembre. El alto voltaje lo plantearon desde otro lado, pero por más esfuerzo que hagan para que nos enojemos, no lo vamos a hacer. Vamos a seguir respondiendo con obras, respondiendo a los problemas y necesidades que nos plantea la gente y tratando de consolidar una gestión que venimos construyendo de cara a la disputa, que va a ser en noviembre.

 

-¿La foto del cumpleaños de la primera dama en Olivos daña la campaña provincial?

 

-Claramente no nos ayuda, hoy más que antes, producto de toda esta situación sanitaria, la gente está muy sensible y más que nunca está mirando que los que tenemos responsabilidades institucionales demos el ejemplo. Esto me parece central y es lo que hay que cuidar.

 

-¿Lo sorprendió la precandidatura de la vicegobernadora Alejandra Rodenas?

 

-Sí, porque a mí me había dicho que no iba a ser candidata.

 

-¿Le mintió?

 

-No lo sé, me estás preguntando y yo te respondí.

 

-¿Y ahora se cortó el vínculo?

 

-No he vuelto a hablar con ella desde julio.

 

-¿La relación entre el Ejecutivo y la vicegobernadora tiene vuelta atrás?

 

-Te vuelvo a decir, no estamos preocupados ni ocupados en las personas o en la conducta de los dirigentes, cada uno es responsable de lo que hace. Estamos preocupados por los problemas que tienen los santafesinos y santafesinas, que tenemos que resolver todos los días. Tenemos que recuperar una gran cantidad de años de desinversión y hay que hacerlo con obras estratégicas de infraestructura. Estas son las preocupaciones nuestras, no estar ocupado en lo que piensa un o una dirigente.