15|11|2021

El mapa seguro y las provincias minadas para el porteño más federal

24 de agosto de 2021

24 de agosto de 2021

Fernández fue a San Juan y visitará las amigables Catamarca y La Pampa. Por las internas, esquivaría Santa Fe y Tucumán. El cumple-gate, ¿muere en el AMBA?

Alberto Fernández decidió pisar sobre seguro en la primera semana de la gira que inició este lunes por el interior del país, posterior al escándalo por el cumpleaños de Fabiola Yáñez en Olivos. San Juan, Catamarca y La Pampa son las tres provincias que el peronismo ya tiene prácticamente ganadas, y que la Casa Rosada eligió para dar inicio a las recorridas de campaña del Presidente, que evalúa las condiciones para desembarcar en cada distrito.

 

“Los únicos que me preguntan por el tema de la foto de Olivos son los periodistas porteños”, le dijo a Letra P la semana pasada una candidata opositora que hace campaña en uno de los distritos más importantes del país. En el Frente de Todos circula la misma certeza: que el escándalo que se generó en territorio porteño pasó prácticamente inadvertido en la mayoría de las provincias y no afecta en nada la campaña del Presidente.

 

Los relevamientos que mandó a hacer el oficialismo dieron resultados positivos. La famosa foto del cumpleaños de la primera dama ocupó la semana pasada las tapas de solo tres diarios importantes del interior del país. El resto casi no registró el incidente y la dirigencia local tampoco se encargó de resaltarlo. La ciudadanía se enteró por los canales de noticias nacionales, con sede en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA).  

 

La realidad disímil de las provincias ayudó a morigerar el impacto. En julio de 2020, cuando en el AMBA regía el aislamiento obligatorio, muchos distritos del interior del país estaban alcanzados por el distanciamiento social, mucho menos estricto, que permitía, por ejemplo, que bares y restaurantes estuvieran abiertos. “Las medidas acá eran mucho más flexibles, así que una reunión de 10 personas no genera ningún escándalo”, apunta un candidato a senador nacional sobre las normas vigentes en su provincia cuando Yáñez festejaba su cumpleaños en Olivos.

 

La respuesta se repitió, en espíritu, en la voz de referentes del Frente de Todos en diferentes provincias. Con ese panorama, Fernández se lanzó este lunes a las recorridas de campaña por el interior, las primeras desde que rige la veda para el anuncio de medidas orientadas a captar el voto en las elecciones. La última salida había sido a Iguazú para anunciar el relanzamiento del plan PreViaje, el sábado posterior a la difusión de #LaFoto. 

 

“El Presidente va a tratar de ir a la mayor cantidad de provincias antes de las PASO”, explicaron en la Casa Rosada. El inicio de la recorrida fue en San Juan, donde gobierna el peronista Sergio Uñac, uno de los mandatarios provinciales que hace pocas semanas se puso al frente de la iniciativa “Argentina Avanza, el país que queremos”, un nuevo intento por lanzar un espacio albertista.

 

Uñac conduce San Juan sin sobresaltos y garantiza un buen resultado en las primarias. En Catamarca y La Pampa, donde el Presidente estará el miércoles y el viernes, respectivamente, el escenario es similar. En los dos distritos, además, el Frente de Todos buscará renovar las dos bancas por la mayoría que hoy tiene en el Senado. En Catamarca, Fernández estará con el gobernador Raúl Jalil y la exgobernadora y candidata a senadora Lucía Corpacci. En La Pampa lo recibirá Sergio Ziliotto, con toda la dirigencia que encabeza las listas, incluida la candidata a senadora y mano derecha de Cristina Fernández de Kirchner en el Senado, María Luz “Luchy” Alonso.  

 

La agenda de las semanas siguientes todavía no está confirmada pero hay varios anotados en espera. El actual senador y también candidato Carlos Caserio quiere que el Presidente viaje a Córdoba a respaldar la boleta del Frente de Todos. La campaña cordobesa mandó a empapelar la provincia con la cara del Presidente junto a las de los candidatos y las candidatas.

 

En tierra de Juan Schiaretti, donde el macrismo pisa muy fuerte y el gobernador va con lista propia, la dirigencia del Frente de Todos no puede quedar huérfana del Gobierno. Su suerte está atada a la del Presidente. Por eso, en Córdoba esperan a que Fernández recupere algo de aire y vuele a la provincia.

 

En los otros tres distritos difíciles para el Frente de Todos, Santa Fe, Entre Ríos y Mendoza, la situación es dispar. Fernández estuvo en Entre Ríos a mediados de agosto, antes de que estallara el cumple-gate, y por ahora no tiene previsto volver. En Mendoza, todavía no tiene agenda acordada, pero en el Frente de Todos entienden que su presencia en la provincia “sería positiva” para acompañar a la precandidata a senadora, Anabel Fernández Sagasti. “Aunque su imagen haya caído, sigue siendo el dirigente del espacio que más mide. Hay provincias, como Mendoza, en las que su presencia sumó mucho en 2019 y eso sigue igual. Bajó la imagen, pero eso no modifica lo electoral”, apuntan en el comando de campaña nacional.

 

En Santa Fe, el escenario es diferente, ya que la interna del Frente de Todos enfrentará al exministro Agustín Rossi con el candidato del gobernador Omar Perotti, el periodista Marcelo Lewandowski. Fernández ya les hizo saber a los dos sectores que evitará viajar a la provincia antes de las PASO, para no echarle más nafta a una interna que ya tiene suficiente fuego. El riesgo, además, sería exponer al Presidente al lado del perdedor. Los números de las encuestas son muy parejos. 

 

Algo similar, aunque con clara ventaja de un sector, pasa en Tucumán, donde este martes desembarcarán Sergio Massa y Eduardo “Wado” de Pedro para mostrarse con el gobernador Juan Manzur y su candidato a senador, Pablo Yedlin, que se enfrentará en la interna del Frente de Todos a Juan Antonio Ruiz Olivares, delfín del vicegobernador Osvaldo Jaldo. Fernández no tendría previsto pisar la provincia hasta tanto se defina quién será el candidato para las elecciones generales, aunque Yedlin tiene números optimistas. La interna está caliente y Tucumán es un campo minado.