21|7|2021

CFK se asegura a Corpacci y suma otra incondicional para el Senado

21 de julio de 2021

21 de julio de 2021

La exgobernadora de Catamarca se reunió con la vice y selló su candidatura. El gobernador Jalil pasó el lunes por Buenos Aires y designará al segundo aspirante.

Con el respaldo de Cristina Fernández de Kirchner, la exgobernadora y actual diputada Lucía Corpacci será la encargada de encabezar la boleta de postulantes a senadores nacionales por Catamarca y se sumará en diciembre a su núcleo de confianza en la Cámara alta, mientras que el gobernador Raúl Jalil designará al segundo nombre en la lista. 

 

El lunes, en la recta final de la rosca electoral antes del cierre de listas, Jalil estuvo en la Casa Rosada donde se reunió, por separado, con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y con el secretario de Comunicación y mano derecha del presidente Alberto Fernández, Juan Pablo Biondi.

 

El gobernador no definió aún quiénes son sus elegidos para ocupar los casilleros de las boletas, en las que ya hay un nombre asegurado: el de Corpacci. La exgobernadora se reunió con la vicepresidenta hace algunos meses y tenía previsto repetir el encuentro esta semana, antes del cierre de listas. Además de ser “un tractor en lo electoral”, como la califican en la provincia, Corpacci es la elegida de CFK por haberse mantenido fiel durante el macrismo, mientras la mayoría de los gobernadores y gobernadoras apostaban por la renovación y se embarcaban en la aventura del peronismo federal. La catamarqueña nunca se mostró cerca de Mauricio Macri, más allá de lo institucional, y mantuvo, como el mandatario formoseño Gildo Insfrán, siempre los pies adentro de Partido Justicialista (PJ), con la idea de trabajar por la reconstrucción de la unidad.

 

Catamarca es una de las ocho provincias que renueva este año sus tres senadores nacionales, además de tres bancas para Diputados. En el Senado, terminan el mandato a fin de año Inés Blas y Dalmacio Mera. Pese a la cercanía de Corpacci con Cristina, ambos se mantuvieron dentro del bloque peronista que condujo Miguel Ángel Pichetto hasta el triunfo del Frente de Todos, pero con diferencias internas.

 

Blas siempre fue cercana al kirchnerismo, e incluso se especuló con que podía dejar la bancada de Pichetto para mudarse a la de Cristina cuando la actual vicepresidenta asumió como senadora, en diciembre de 2017, y armó su propio bloque. Mera, por su parte, rompió con Corpacci en la provincia y se mantuvo cerca de Pichetto y de su primo, Rodolfo Urtubey. Con la reconfiguración del peronismo, cuando asumió Fernández como presidente, ambos quedaron dentro del bloque del Frente de Todos en el nuevo Senado, con Cristina al frente.

 

La renovación obligada de este año generará un cambio de nombres, y Cristina busca generar un bloque de “incondicionales”, entre los cuales cuenta a Corpacci. “Si Cristina pone el primer lugar, el segundo lo pondrá el gobernador”, explican en la Casa Rosada. En Catamarca confirman que, más allá de la simpatía cristinista, Corpacci tiene un capital electoral que, por sí solo, la posiciona como candidata, y que la lista completa se negociará con Jalil.

 

“No hay tensiones entre Lucía y Raúl. No va a ser un problema. Nosotros queremos que el peronismo siga siendo una opción atractiva para los catamarqueños y así se va a armar”, le dice a Letra P un dirigente de Catamarca que sigue de cerca la rosca electoral.