16|10|2021

"Es bienvenida la competencia entre una lista de Manes y otra del PRO"

04 de julio de 2021

04 de julio de 2021

El intendente de Lanús pide la unidad opositora, pero no esquiva una interna. Apertura peronista para ganar y una pausa para discutir liderazgos 2023.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, cree que la principal estrategia electoral de Juntos por el Cambio es reforzar la unidad, pese a los enfrentamientos internos entre distintos sectores de cara al cierre de listas. Mientras Diego Santilli y Jorge Macri miden sus fuerzas en tierra bonaerense, el jefe comunal intenta llevar mediación entre ambos espacios en plena ebullición política de Juntos por el Cambio. "Los dos pueden ser excelentes candidatos a gobernador, pero hay que entender que en esta elección no se dirime el candidato del 2023", aclara en una entrevista exclusiva con Letra P.

 

De acuerdo al integrante del Grupo Dorrego, el objetivo de largo plazo dentro del PRO será enfrentar al kirchnerismo en las urnas, pero sabe que en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) todo indica que primero deberán medirse contra el candidato de la Unión Cívica Radical, Facundo Manes. En este sentido, le da la bienvenida al postulante del histórico partido, incluso a referentes opositores de extracción peronista, y destaca la posibilidad de definir candidaturas el 12 de septiembre.

 

Por otro lado, el exministro de Hacienda de la Ciudad de Buenos Aires de la gestión de Mauricio Macri asegura que el expresidente "es el líder indiscutido del espacio" y una de las personas a quien consulta de manera constante. Aún así, habla de nuevos liderazgos de cara a las próximas elecciones, en las que destaca a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.  

 

-¿Cuál debe ser la estrategia electoral de Juntos por el Cambio?

 

-Los intendentes tenemos que focalizarnos mucho en la gestión, pero también en todo aquello que quedó por hacer, en lo que prometimos y no cumplimos, y también en lo que se puede realizar en los dos años que restan de gestión.

 

-¿Y términos políticos?

 

-Lo esencial es que seguimos todos juntos pese a estar en la oposición. La alianza no se rompió y hay que seguir trabajando en la unidad y en crecer. Además, hay que traer voluntades que no estuvieron en Juntos por el Cambio en la elección de 2019 y que, dada la performance del gobierno nacional, tienen chances de sumarse al espacio.

 

-¿Qué hay detrás de las tensiones entre Macri y Rodríguez Larreta?

 

-Mauricio es el líder indiscutido del espacio por haber sido el creador del PRO, el socio fundador de Cambiemos y expresidente. No hay duda de eso. Pero, al haber salido del gobierno, se generaron nuevos liderazgos como el de Larreta, a nivel nacional, y el de Santilli y Jorge Macri, a nivel provincial. Es natural que así sea.

 

-¿Hay tensiones entre ellos?

 

-Pueden tener diferencias tácticas, pero eso no anula el trabajo en equipo y en un lugar común. Mucho lo leen como una confrontación, pero es una visión distinta de llevar adelante una estrategia. De ninguna manera, esas diferencias ponen en riesgo el andarivel de valores de este espacio.

 

-¿Qué opina entonces de los que pretenden jubilar a Macri?

 

-Mauricio está lejos de la jubilación. Por el contrario, está muy activo en las opiniones.Es un referente ineludible y una persona de consulta.

 

-¿Juntos por el Cambio debe inclinarse por la moderación?

 

-La grieta solo lleva a discusiones que no aportan ninguna solución a los problemas. Quienes tenemos cargos en el Ejecutivo debemos mantener el diálogo con el gobierno nacional y provincial.

 

-¿Cómo es el diálogo hoy con el gobernador Axel Kicillof?

 

-Tengo diferencias ideológicas y nunca nos vamos a poner de acuerdo en este sentido, pero eso no quita que lo llame y que él me atienda el teléfono. A veces no soluciona los problemas, o no llegamos a un acuerdo, pero el diálogo existe. La oposición por oposición misma no sirve.

 

-¿La ve a Patricia Bullrich o a los sectores más duros en esa posición?

 

-Hay una diferencia táctica de cómo accionar ante el gobierno nacional, pero estamos de acuerdo en la estrategia de cómo llevar adelante el país. Coincidimos fundamentalmente en los valores democráticos, que suena grandilocuente ante los problemas actuales, pero que son muy necesarios.

 

-¿Cómo tomó el lanzamiento de Manes?, ¿su precandidatura pone en desventaja al PRO que aún no definió candidatura?

 

-Es muy bienvenida una lista liderada por Manes y otra que surja del PRO. Trabajo mucho para que el PRO resuelva su interna y logre la unidad en los próximos días. De todos modos, lo mejor sería que vayamos todos juntos, pero si no podemos conciliar las cuestiones tácticas lo definiremos en las PASO sin ningún problema.

 

-¿Observa un escenario con dos listas en la provincia de Buenos Aires?

 

-La mejor oferta sería una lista del PRO y una lista de la UCR, obviamente con la Coalición Cívica trabajando codo a codo, y sin olvidar a un sector del peronismo que no comulga con el kirchnerismo y que está muy cerca del PRO, en especial, en la Tercera sección electoral.

 

-¿Y cómo resuelven las diferencias entre Santilli y Macri?

 

-En esta elección no se dirime el candidato del 2023. Hoy, el objetivo es armar la mejor estrategia electoral para sostener e incrementar lo que JxC tiene en términos legislativos. Jorge Macri puede ser un excelente gobernador, conoce la provincia, ha sido intendente tres veces y es el presidente de nuestro partido. Diego Santilli tiene un trabajo en la Ciudad y en una conexión con el conurbano muy importante. Los dos son muy buenos candidatos para el 2023, pero eso se discutirá después del 10 de diciembre de este año.

 

-¿JxC podría soportar una nueva derrota en la provincia ante un peronismo que, otra vez, va unido?

 

-En una elección de medio término, sacar un punto más o un punto menos no determina el futuro. El resultado marca el rumbo, hacia dónde va el país. Habrá una ratificación de seguir o cambiar el camino.

 

-¿Tiene definido cuál es su futuro político dado que no podrá renovar su mandato en 2023?

 

-No, pero difícilmente decida irme de la política. Estoy abierto a lo que me toque. El candidato a la sucesión será Diego Kravetz, que continuará trabajando para Lanús con este mismo equipo.