15|9|2021

Más Patricia que Jorge: se bajó Macri y se impone el porteñismo PRO

15 de julio de 2021

15 de julio de 2021

El intendente de Vicente López dio un paso al costado en pos de la "unidad", que “no está garantizada”. Pidió a “otros” el mismo gesto. Vía libre para Santilli.

Era el último intendente PRO que resistía el desembarco del porteñismo en territorio bonaerense. Finalmente, dio marcha atrás: Jorge Macri decidió bajarse de la competencia por el puesto uno de la lista de candidatos a diputados nacionales en representación de la provincia de Buenos Aires y festeja Diego Santilli, ahora único postulante amarillo y la carta de Horacio Rodríguez Larreta para pelear en la madre de todas las batallas, parte del Plan Canje que incluyó a María Eugenia Vidal y tributa al sueño presidencial del jefe de gobierno de la Ciudad.

 

“He tomado la decisión de no encabezar una tercera lista en la las próximas elecciones. Llego a esta decisión convencido de que todos debemos ceder para fortalecer algo más grande que cada uno de nosotros. Yo hago este gesto, y creo que también otros deben hacerlo”, anunció Macri en su cuenta de Twitter, y dijo que, en adelante, hasta el cierre de nóminas, va a trabajar “para lograr una lista única”.  

 

Los argumentos del presidente del PRO bonaerense para explicar su marcha atrás aluden a la división que “beneficia al gobierno”. “Poner en riesgo el futuro del proyecto por algunos nombres en una lista es un costo innecesario. La unidad de Juntos por el cambio no está garantizada. Todos tenemos que trabajar para cuidarla y fortalecerla”, abundó en explicaciones.

 

Como adelantó Letra P, en el amanecer de 2021 en la usina de campaña de Larreta ya se trabajaba en el Plan Canje que incluía el desembarco del vicejefe de Gobierno en territorio bonaerense y la vuelta de la vicegobernadora al útero político, lo que la ponía a salvo de una nueva derrota. Después de estirar el misterio, Vidal anunció su postulación por la Ciudad. Con la movida de la reina se confirmó la mitad del enroque; con su renunciamiento, Macri completó la jugada que buscó interrumpir.

 

Macri, que no es Mauricio sino Jorge, era el único de los cuatro barones PRO que fundaron el Grupo Dorrego que seguía blandiendo la bandera de guerra frente a la invasión porteña, algo que se extiende en el tiempo y no distingue colores partidos. Scioli, Vidal, Kicillof y ahora Santilli, la mudanza al principal distrito electoral del país de dirigentes nacidos del otro lado de la General Paz no para.

 

Necesitamos, de una vez por todas, que un intendente sea gobernador; alguien que conozca y sienta la provincia, repetían los jefes comunales de Juntos (todavía, “por el Cambio") empoderados tras la derrota de la Leona a manos de Kicillof. La plataforma de lanzamiento a la gobernación es, para todos los aspirantes, el tope de la boleta que conduzca al Congreso. Fueron muchos los que se encolumnaron detrás de aquel slogan que sudaba provincialismo, aunque en el último tramo de la pelea Macri quedó solo.

 

Días atrás, en el último spot de campaña disparado en redes, el jefe comunal publicitaba su perfil de hombre de gestión con un sugerente remate, que parece distanciarlo de su primo Mauricio y su aventura en el poder: “Macri gobernó bien, por eso la gente quiere que siga gobernando. Macri prioriza la salud y la educación pública. Macri, más Jorge que Macri”, dice el mensaje.

 

Su renunciamiento lo emparenta con Patricia Bullrich, quien también contribuyó al plan de Larreta bajando su candidatura en la Ciudad y despejándole, así, el terreno a Vidal.

 

Macri hizo el anuncio horas después de un miércoles de rosca frenética en La Plata, donde se sellaron las alianzas electorales. En el Hotel Grand Brizo elegido de búnker por Juntos -allí se decidió el cambio de nombre, serruchándole el “por el cambio”, eslogan del expresidente- volvió a verse una imagen emblema en tiempos de nacimiento del intendentismo PRO organizado: Néstor Grindetti (Lanús), Julio Garro (La Plata), Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Macri, sentados a una mesa. ¿El vicentelopense terminaba de cocinar la decisión? Este jueves, como un rayo, los compañeros de esa mesa redonda no ahorraron elogios a Macri por su decisión. Ya trabajaban, desde hacía tiempo, por la candidatura de Santilli.