03|10|2021

Juntos para la pelea interna en el barro de las PASO

14 de julio de 2021

14 de julio de 2021

JxC cambia nombre y suma al GEN. Pipa de la paz con Posse. Discusiones por el piso porcentual y el reparto de fondos. Reencuentros y tensión en un día de rosca.

Al filo del plazo para sellar alianzas electorales, en la noche de este miércoles los principales líderes de Juntos por el Cambio (JxC) negociaban contrarreloj en el Hotel Gran Brizo de La Plata. Los pisos porcentuales para acceder a la boleta general tras las internas, el reparto de fondos partidarios y la irrupción del radical inorgánico Gustavo Posse fueron tres puntos que ganaron la tensión de la jornada. Finalmente, lograron acuerdo respecto de la inclusión de los partidos que apoyan al intendente de San Isidro; al cierre de esta nota, aún discutían las otras dos cuestiones. Como dato destacado surge el cambio de nombre a la alianza, que para las legislativas será “Juntos”, a secas, sin “el cambio”, emblema de Mauricio Macri. La modificación generó malestar en la cúpula amarilla. Además, se oficializó la incorporación del GEN de Margarita Stolbizer, quien siempre estuvo cerca

 

Los pisos porcentuales para acceder a un lugar en la boleta general tras la interna eran, al cierre de esta nota, unos de los puntos en los que no lograban coincidir. Según pudo saber Letra P, había un principio de acuerdo de 20% para la lista de diputados y diputadas nacionales y de 25% para las tiras en cada una de las ocho secciones lectorales. Sin embargo, podría haber algunas excepciones, como en la Séptima, región en la que sólo se eligen tres bancas para el Senado: allí, también podría quedar en 20%. Entrada la noche se discutía, además, cuál será el piso para acceder a un lugar por la minoría en los distritos. 

 

Otro punto de debate es el reparto de los fondos partidarios dentro de cada alianza interna y la designación de autoridades dentro de cada uno de los sellos. Algunos de estos temas ya habían comenzado a tratarse en la mesa de Juntos por el Cambio que se llevó adelante este martes en Vicente López. 

 

Resistencia sanisidrense

Una de las negociaciones más tensas de la jornada tuvo como protagonista al intendente Gustavo Posse (San Isidro). Tal como anticipó Letra P, los radicales orgánicos alineados a Maximiliano Abad y un sector de los intendentes del PRO querían impedir que el sanisidrense gane volumen político con la incorporación de distintos partidos vecinales. Uno de ellos, Espacio Abierto, que se referencia de manera directa en el jefe comunal de la Primera sección electoral.

 

“No podemos entrar y nos piden requisitos que a otros partidos vecinales no les solicitan”, se quejaban en el entorno de Posse. Enfrente, los radicales que se alinean detrás de la candidatura de Facundo Manes se despegaban de la polémica y aseguraban que el alcalde de San Isidro llegaba a último momento con la inscripción de este partido. “No tenemos nada que ver, si ellos especulan no es nuestro problema”, se defendían. 

 

Legisladores del histórico partido desestimaron diferencias y mostraron a Letra P algunas encuestas que los muestra, incluso, por arriba del postulante del PRO Diego Santilli. Los números que manejan posicionan a Manes con 17,5% y a Santilli con 13,3% dentro del escenario general con los demás candidatos del oficialismo y la oposición.

 

Reencuentro de los fundadores

Los cuatro fundadores del Grupo Dorrego -los intendentes Jorge Macri (Vicente López), Julio Garro (La Plata), Néstor Grindetti (Lanús) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero)- volvieron a mostrarse juntos en una mesa de café en el hall central del hotel platense que sirvió de búnker para la jornada. Se los vio distendidos y en medio de negociaciones con los demás socios partidarios, pese a las divisiones que mantienen entre ellos por las candidaturas a diputados y diputadas nacionales por la provincia de Buenos Aires. 

 

Participaron también autoridades de la Coalición Cívica, como el senador Andrés de Leo y la diputada Maricel Etchecoin Moro. Algunas horas antes, la comitiva participó también de un almuerzo junto al exministro vidalista Joaquín De la Torre, el presidente del Comité provincia de la Unión Cívica Radical (UCR), Maximiliano Abad, su vice, la intendenta Érica Revilla, y el jefe comunal Guillermo Montenegro (General Pueyrredón).

 

El presidente del Partido del Diálogo, Eduardo Schiavo, que responde a la estructura de Emilio Monzó, y el exdiputado del GEN, Marcelo Díaz, también deambularon entre las mesas del hotel, como parte de la ratificación de sus espacios a conformar un acuerdo con el radicalismo.  

 

De estos intercambios surgió el primer acuerdo de la tarde: cambiar el nombre del frente electoral que los aúna en la provincia de Buenos Aires. El “cambio”, ícono de la aventura de Mauricio Macri en el poder, fue borrado para la próxima contienda electoral: ahora, Juntos por el Cambio se llamará simplemente “Juntos”. La decisión generó malestar en el ala dura del espacio, incluso la presidenta del PRO nacional, Patricia Bullrich, llamó a los bonaerenses para intentar revertir la decisión.