Pretemporada 2021

La UCR tuvo su foto con Manes y amenaza con una tercera vía en JxC

Amaga a plantar bandera interna con el neurólogo, que aún no confirma. Perfil bonaerense y dardos al porteñismo. Hacia dónde abrir. Guiño de Lousteau. ¿Y Posse?

Mientras la tempestad intestina se posa sobre el cielo amarillo e impone su agenda en la rosca bonaerense de Juntos por el Cambio (JxC), la UCR dio este miércoles un paso tendiente a revertir ese cuadro y ganar terreno en la alianza opositora, acaso con una tercera pata de una eventual confrontación interna en la alianza opositora, a poco más de un mes del cierre de listas. La cúpula radical en pleno (gobernadores y autoridades legislativas y partidarias) le abrió de par en par las puertas del comité nacional a quien aspiran que se transforme en el as de espadas para hacerse camino protagónico en las próximas legislativas, Facundo Manes.

 

Manes, este miércoles en el Comité de la UCR. No definió candidaturas pero crecen las expectativas en el partido centenario.

El neurocientífico desembarcó con parte de su comitiva de la Fundación ConArgentina y, foto mediante, dio un guiño concreto en medio de especulaciones sobre su participación electoral, que aún no se despejaron.

 

Diversas fuentes abordadas por Letra P remarcaron que Manes no habló de candidaturas, pero quedó en evidencia “un paso importante”. Lo esuchó una platea de pesos pesados: el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales; el presidente del Comité Nacional, Alfredo Cornejo; la vicepresidenta partidaria, Alejandra Lordén; el extitular del partido Ernesto Sanz; la flamante dupla conductora del Comité bonaerense, conformada por Maximiliano Abad (presidente) y Erica Revilla (vice); los senadores Luis Naidenoff y Martín Lousteau y el diputado Mario Negri, entre otras figuras.  

 

Bancas en juego

Con esa foto, la UCR bonaerense marca su presencia en una cancha cambiemista donde propios y extraños vienen advirtiendo sobre la inminencia de una puja intra-amarilla que vuelve a posar sombras sobre el rol protagónico que el armado boinablanca aspira a lograr desde que JxC quedó en el llano de la oposición. En suma, esa instantánea tiene el condimento de visibilización que también tuvo la semana pasada la foto en Exaltación de la Cruz con Lilita Carrió y su tropa.

 

En estricto off the record, voces de la mesa chica del oficialismo partidario admiten que, sin una figura taquillera, tienen menos peso en la negociación societaria por las bancas legislativas y que, con una imagen como la de Manes al frente, la musculatura para la pulseada es otra. Concretamente, en el Congreso, el radicalismo provincial pone en juego tres bancas en la Cámara baja (Josefina Mendoza, Carlos Fernández y Fabio Quetglas), mientras que en la Legislatura bonaerense son diez los escaños ocupados por ucerreístas que estarán en discusión (cinco en Diputados y cinco en el Senado). El objetivo, de mínima, es no mermar ese caudal.

 

Programa, apertura y ¿candidatura?

Cerca del neurólogo, lo corren de aspiraciones particulares y destacan que su intención, primero, es “discutir un programa de país” y, luego, una eventual candidatura. Hablan de procesos y piden paciencia. En esa línea, recalcan que, para que se acentúe su compromiso, resta que termine de consolidarse una apertura de la coalición, no ahondar en la grieta y discutir los aspectos tendientes a que el país ingrese en la economía del conocimiento.

 

Las diversas fuentes consultadas coincidieron en la voluntad de liderar la oposición, cambiar el semblante y la matriz de cuajo de conducción. En ese punto, mencionaron desde la idea de darle al espacio bonaerense un nombre propio de la provincia (como “Cambia Mendoza” en la jurisdicción cuyana) hasta sumar espacios de centroizquierda, como el GEN de Margarita Stolbizer o el Partido Socialista (PS). En efecto, esta semana, dirigentes del radicalismo bonaerense mantuvieron charlas con la titular nacional del PS, Mónica Fein.

 

En ese contexto, se apuntó que el objetivo de JxC en Buenos Aires es evitar el predominio amarillo y, más aún, el de su rama porteña. Con dardos dirigidos al binomio Horacio Rodríguez Larreta - Diego Santilli, cuestionaron que se haya “naturalizado” que los candidatos de la provincia se impongan desde la Ciudad. “Decimos basta a eso. La UCR tiene que dejar de ser un partido que estaba conforme con un rol menor”, enfatizaron y avisan que, si no hay unidad de criterio con los socios, el radicalismo “tiene que estar dispuesto a confrontar ideas de cara a los votantes”.

 

Guiño de Lousteau. ¿Y Posse?

Además de los cuatro miembros de la Fundación ConArgentina, el neurólogo participó de la reunión junto a su hermano, Gastón Manes, convencional nacional por la provincia electo por la lista encabezada por Abad que se impuso a la liderada por Gustavo Posse.

 

La foto de este miércoles también da un nuevo encuadre a la interna bonaerense. Allí estaba Lousteau. el líder de Evolución, y su referente bonaerense, Pablo Domenichini, quienes en la interna jugaron dentro del espacio del intendente de San Isidro, el cual viene siendo promovido en su sector para encabezar una lista radical pura que dispute las PASO en JxC.

 

En Evolución prefieren la cautela a la hora de referirse al sanisidrense y prometen que charlarán con él. Destacan que la apuesta a liderar que exhibe hoy la UCR fue consecuencia de la tarea de Protagonismo Radical en la interna de marzo al imponer esa necesidad en la agenda partidaria, pero ya no ven a Posse con el entusiasmo que miran al neurólogo, con quien siempre mantuvieron una buena relación más allá de estar, meses atrás, en veredas partidarias opuestas.

 

La idea del armado de Lousteau es que el radicalismo lidere o dé pelea en unidad en las primarias. Como ejemplo de ello, ilustran el reciente caso de Ezeiza, donde el partido le dará pelea al PRO con todos sus sectores internos juntos. En el oficialismo partidario, en tanto, no se preocupan tanto por Posse. Afirman que aún “no se entiende” su juego, pero lo minimizan: “Que haga lo que quiera; no tiene ninguna relevancia política en este momento”, dijo a este portal un dirigente de la lista ganadora de la interna de marzo.

 

Santiago Santurio, diputado de La Libertad Avanza, cercano a Karina Milei. 
El presidente Javier Milei, junto a Luis Caputo, Pablo Quirno, Santiago Bausili y Vladimir Werning.

Las Más Leídas

El exgobernador Omar Perotti y sus (¿ex?) espadas, el diputado Roberto Mirabella y la diputada provincial Celia Arena.
Martín Müller pasó del gobierno peronista de Gustavo Bordet a las filas de Javier Milei.
Prepagas y prestadoras en la era Javier Milei
Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires.
Manuel Adorni: Si el Presidente dice que en Olivos hay cinco perros, hay cinco perros

También te puede interesar