20|7|2021

Un hueco para romper la inercia de la lista peronista de la Tercera

11 de junio de 2021

11 de junio de 2021

En el sur del conurbano, el Frente de Todos va rumbo a mantener nombres y espacios. Una ventana tras la pelea con Gray. Avellaneda y Quilmes, a la conquista.

En las próximas elecciones legislativas, el Frente de Todos pondrá en juego diez bancas por la Tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires, donde se elegirán 18 escaños de la Cámara de Diputados bonaerense. El territorio de mayor volumen electoral para el peronismo, donde conviven los pesos pesados de la coalición de gobierno, va rumbo a mantener los equilibrios atados en los anteriores procesos electorales. Sin embargo, la pelea del intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, para retener la conducción del PJ frente al intento de La Cámpora de quedarse con la presidencia del partido, abre una puerta para distritos que hoy no tienen representación en la legislatura. Quilmes y Avellaneda pican en punta para reclamar un lugar.

 

Las diez bancas que pondrá en juego el oficialismo bonaerense se reparten en forma equilibrada entre las principales figuras de la sección: seis están en manos de los intendentes; dos son del Frente Renovador y dos de la agrupación que lidera Máximo Kirchner. El Frente de Todos espera, de mínima, retener esos diez escaños, pero aspira a quedarse con uno más.

 

Los intendentes que tienen representación en diputados son Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), a través de Federico Otermin –presidente de la Cámara-; Fernando Espinoza (La Matanza) con María Laura Ramírez; Andrés Watson (Florencio Varela), que tiene como representante al jefe político del distrito, Julio Pereyra; Mario Secco (Ensenada) con Susana González; Mariano Cascallares (Almirante Brown) con la banca que ocupa María Cristina Vilotta y Gray (Esteban Echeverria), quien impulsó para el lugar a Fabiana Bertino.

 

Los dos lugares del Frente Renovar están en manos de Nicolás Russo (Lanús) y Jorge D´Onofrio, que es de Pilar (Primera Sección) pero en 2017 ingresó por la Tercera. Finalmente, La Cámpora tiene como representantes al presidente del bloque, Facundo Tignanelli (La Matanza), y a Mariana Larroque (San Vicente).

 

En la discusión que se vendrá en las próximas semanas por el armado de la lista, el peronismo espera mantener el equilibro actual, esto es, que los jefes comunales y los sectores (LC y el FR) que hoy tienen representantes mantengan esas posiciones. La excepción estaría, según afirman en los pasillos de la Legislatura, en la banca de Bertino, que se alejó de su jefe político tras la pelea del jefe comunal con Kirchner y aceptó formar parte de la nómina que acompañó al hijo de la vicepresidenta en la lista partidaria.

 

Ese alejamiento entre la diputada y el intendente de Esteban Echeverria se mantiene hasta hoy. Sin embargo, pese al gesto de Bertino hacia Kirchner, la legisladora no retendría su banca. “No van a dejarla tirada, la lealtad se paga”, aseguran en el peronismo, pero piensan en algún lugar alternativo. En ese marco y descartando la posibilidad de que Gray pueda poner un nuevo nombre en la lista tras la escalada del enfrentamiento, ese lugar será un territorio en disputa.

 

Es ahí donde aparecen dos distritos de peso en la Tercera sección, con referentes de importancia que disputarán ese lugar. Se trata de Quilmes y Avellaneda, que hoy no cuentan con diputados provinciales. Quilmes es, junto con La Matanza y Lomas de Zamora, uno de los distritos de mayor peso electoral de la provincia. Sin embrago, por primera vez en mucho tiempo, el peronismo quilmeño no tiene representantes en la Legislatura bonaerense. Se espera que la intendenta y referente de La Cámpora Mayra Mendoza reclame ese lugar para sí, aunque no se apresuran. “Los acuerdos van a ser muy amplios”, sostienen en el distrito. El otro actor de peso que reclamaría un espacio es el exintendente de Avellaneda y actual ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi. Avellaneda tampoco tiene representantes en la Cámara baja provincial, aunque sí en el Senado, a través de Emmanuel González Santalla, aunque el dirigente es uno de los referentes en la sección de La Cámpora.

 

A la discusión seccional se sumarán los movimientos sociales, particularmente el Movimiento Evita, que buscaría poner un nombre propio en la lista en algún lugar expectante, al igual que los gremios provinciales.

 

Por su parte, el ministro de Seguridad, Sergio Berni, que busca instalar candidatos de su sector para la elección legislativa, no interferiría en la Tercera. Tampoco pediría para sí el gobernador Axel Kicillof. En la gobernación le dijeron a Letra P que la idea es “no desarmar el equipo de gobierno”, lo que implica que no deje su cargo ningún ministro para jugar una candidatura.

 

En el marco de acuerdos más amplios, la postulación de D´Onofrio podría abrir un lugar más. El legislador, cercano a Sergio Massa, podría ir por una candidatura en la sección que le corresponde, la Primera, que elige representantes para el Senado provincial. De ser así, el Frente Renovador podría librar un espacio más a repartir en la disputada y populosa Tercera sección.