29|4|2022

Amor de primavera: la diplomacia silenciosa para correr las PASO

09 de febrero de 2021

09 de febrero de 2021

Oficialismo y oposición tejen en las sombras una posible postergación que aleje las primarias del invierno. El proyecto que crispa a propios y ajenos.

En medio de los tironeos del oficialismo y la oposición sobre qué hacer con las PASO durante este año pandémico, hay un proyecto que suma atención. Lo hace porque el planteo de suspenderlas se desgrana frente a la resistencia de quienes están dispuestos a postergarlas con tal de mantenerlas en pie. Esa opción lleva la firma de la diputada radical Carla Carrizo y hasta ahora es el único texto que propone realizarlas fuera del invierno, es decir, lejos de los contornos más duros de un eventual segundo rebrote de contagios de coronavirus. A dos meses de su presentación es un punto de coincidencia entre los defensores de las PASO dentro del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio. Las autoridades de ambos bloques todavía no se sentaron a negociar oficialmente y lo harán después de carnaval, pero en los intercambios informales que bullen dentro de la Cámara baja asoma la posibilidad de postergar las primarias y definir su realización en base a un semáforo epidemiológico cuando despunte la primavera. 

 

Si esa hipótesis prospera requerirá un proyecto específico, pero también podría valerse de introducir cambios a la iniciativa que impulsó Carrizo en diciembre, dos días después de que el tucumano Pablo Yedlin le pusiera la firma al texto que respaldan diez mandatarios norteños para suspenderlas por razones sanitarias y económicas. Cuenta además con el aval del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que en las últimas horas buscó mostrarse prescindente y valoró las otras dos opciones que están en danza desde el jueves pasado: ponderó el texto de Carrizo e hizo un guiño a la posibilidad de hacer todo en el mismo día. "¿No convendría, en todo caso, si tenemos que movilizar a 25 millones de personas en 12 horas, hacerlo una sola vez?", lanzó el tigrense en una entrevista radial. 

 

En el bloque oficialista ahora sobran declaraciones y evaluaciones sobre las PASO pero no hay proyectos presentados al respecto. Según contó este portal, hay un acuerdo interno para que la decisión final sea adoptada por consenso. En el Frente de Todos el único texto sobre cuestiones electorales pertenece a Yedlin y busca suspenderlas. Todavía no hay ninguna iniciativa de la bancada presidida por Máximo Kirchner que se exprese a favor de una postergación. Desde la Casa Rosada ya avisaron que no enviarán nada, porque debe surgir de acuerdos políticos del Congreso y con el mayor consenso posible. 

 

El texto de Carrizo, dicen en el interbloque opositor, es un gesto que sirve para acercar posiciones, pero no cuenta con el respaldo de todo el espacio y tampoco de todos los escaños de la UCR. Sólo lleva la rúbrica de seis legisladores vinculados al espacio Evolución que encabeza el senador Martín Lousteau. Sus críticos le bajan el precio, pero admiten que también fue útil para sortear dentro del propio interbloque la presión del gobernador correntino Gustavo Valdés y de su par jujeño Gerardo Morales, los dos caciques radicales que se sumaron al operativo anti-PASO. Pero por fuera de las utilidades que aportó la iniciativa de postergación, en el conglomerado opositor reclaman que el oficialismo juegue su propio proyecto para terminar de ordenar el debate. 

 

"Esperaremos. Hasta que no haya una propuesta clara del Ejecutivo no vamos a poder analizarlo (al corrimiento de las PASO). Juntos por el Cambio sí está en contra de la suspensión", le dijo a Letra P el diputado Juan Manuel López, presidente del bloque de la Coalición Cívica para confirmar que la coalición opositora espera que mueva el FdT. 

 

"Si alguien asegura que hay reuniones esta semana está mintiendo", retrucó una fuente legislativa del PRO ante las consultas de este portal, pero los intercambios informales ya comenzaron. En el espacio aseguran que hay un puente de comunicación entre el conglomerado opositor y Kirchner, donde están analizando los escenarios para llegar a un punto en común. Esas alternativas se pondrían sobre la mesa después de la semana próxima en el primer encuentro que concreten las autoridades parlamentarias para definir cómo continuar con el debate. Recién entonces Massa definirá los giros de los proyectos que hay en danza, pero la mayoría de las diputadas y diputados consultados arriesgan que la comisión cabecera será Asuntos Constitucionales y también tendrá intervención la de Legislación General. 

 

El proyecto de Carrizo establece la prohibición de suprimirlas y en su lugar propone realizarlas “el segundo domingo de septiembre”, en lugar de agosto. También busca premiar a las fuerzas políticas que compitan en las PASO y fija “disminuir los topes de gastos de campaña de los partidos políticos y alianzas que no presenten listas alternativas en las primarias de 50% del gasto de las generales al 25%”. Respecto del "orden de los candidatos y las candidatas", pide que respete "los votos y la paridad de género por lista interna a la hora de la conformación de las listas para la elección general”. 

 

Además de Carrizo, el texto es firmado por sus correligionarios que se referencian en Lousteau, reconocido defensor de las PASO y aliado del jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta en esa pelea.