19|9|2021

Pablo Yedlin, el otro yo de Manzur

22 de enero de 2021

22 de enero de 2021

El gobernador prepara una demostración de fuerza y su mano derecha será clave en las listas de este año, con la mira puesta en 2023. ¿Renueva o salta al Senado?

En el invierno de 2017, el gobernador tucumano Juan Manzur decidió que su secretario General, Pablo Yedlin, encabezara la lista de candidatos a diputados nacionales del Frente Justicialista local. El médico pediatra juró el 10 de diciembre de ese año y se transformó en el representante más fiel del mandatario provincial dentro de la Cámara baja y en el bloque del oficialismo. Tres años después ese rol no ha cambiado. Todavía le quedan nueve meses de mandato por delante y está dispuesto a pelear por un segundo round por su banca o aspirar al Senado, donde Tucumán renovará este año los tres escaños que posee. 

 

Manzur es médico como Yedlin y le quedan dos años en el poder. Tal como anticipó Letra P, todavía no tiene decidido qué hará en 2023, pero baraja dos opciones. La Constitución local le impide pelear por otro mandato, pero el gobernador no descarta reformarla o presentarse a vice. Para tomar una determinación final esperará al resultado de las elecciones de este año. Su objetivo es transformar esos comicios en una demostración de fuerza que plebiscite su gestión al frente de la provincia y lo fortalezca para influir en forma determinante o seguir siendo protagonista de la continuidad del peronismo en el gobierno tucumano. 

 

Dentro de esa estrategia Yedlin es una pieza central. Apenas Alberto Fernández asumió la Presidencia, Manzur propuso a su exmano derecha como ministro de Salud, el cargo que el gobernador tucumano ocupó entre 2009 y 2015, durante los dos mandatos presidenciales de Cristina Fernández de Kirchner. La nominación no prosperó y el cargo quedó en manos de Ginés González García.

 

La excelente relación que tiene Manzur con el magnate y empresario farmacéutico Hugo Sigman, también impactó en la las chances de Yedlin para quedar al frente de la cartera sanitaria. En el oficialismo fue leído como un previsible intento del socio del laboratorio AztraZeneca (que fabrica una de las vacunas contra el coronavirus) por recuperar la influencia que tuvo con Manzur como ministro. Desde Tucumán desprecian esa especulación y aseguran que la posibilidad de controlar Salud es una muestra del peso que tiene el mandatario como socio privilegiado de la coalición oficialista y del Presidente. 

 

El fallido salto al Ejecutivo no lo perjudicó. Yedlin consolidó el perfil que viene construyendo como titular de la Comisión de Salud de la Cámara baja, que jugó un papel clave en 2018, durante el tratamiento del primer proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Lo mismo ocurrió en 2020, ya como parte del oficialismo y titular de una de las cuatro comisiones del plenario que tramitó el texto en Diputados con la atención puesta en el Senado, donde finalmente fue aprobado en una sesión histórica. A diferencia de Manzur, que es un católico militante y ferviente antiabortista, el exministro de Salud defiende desde hace años la importancia de legalizar el aborto.

 

Banca

Tiene 54 años y lleva más de 15 al lado de Manzur. Entre 2007 y 2015 fue ministro de Salud del entonces mandatario José Alperovich, que gobernó tres veces la provincia entre 2003 y 2015. En 2017, cuando Yedlin fue electo diputado, Alperovich llegó al Senado y desde el año pasado está de licencia porque la Justicia lo investiga acusado de violar a su sobrina. Su ausencia actual en la Cámara alta no es menor y posiblemente se extienda durante todo este año. 

 

Tucumán renovará cinco bancas de diputados y las tres que tiene en el Senado en los comicios de 2021. La radical Silvia Elías de Pérez podría buscar un segundo mandato para preservar el lugar de la oposición que le corresponde a la provincia norteña, pero las otras dos que controla el peronismo reclaman definiciones. Una está en manos de Alperovich, que no buscará reelegir luego del escándalo que empaña su carrera y la otra es ocupada por Beatriz Mirkin.

 

En la capital provincial buscan dos candidatos para reemplazar a los actuales senadores del PJ. Yedlin podría ser uno de ellos, en caso de que Manzur decida sacarlo de Diputados y promoverlo como su interlocutor privilegiado en la Cámara de las provincias. Para eso ya habría definiciones, pero en la provincia del norte aseguran que falta saber si será con primarias o sin ellas.

 

El médico y diputado no está ajeno a esa disputa. Es el principal impulsor de un proyecto de ley para suspender las primarias este año, que lleva el respaldo de Manzur y de sus colegas mandatarios del NOA y del NEA. Todos, ahora reunidos en el foro de gobernadores del Norte Grande que tuvo lugar esta semana en Chilecito, le insistieron a Fernández que suspenda las PASO este año.