CRISIS RADICAL

Qué tiene el separatista Lousteau en la provincia de Buenos Aires

Intendencias, concejalías y conducción de comités distritales clave en el bolsillo. Siembra en la interna con Posse, abrazo a Manes y apuesta de expansión.

Renovación. Con ese concepto como bandera desde el desembarco de su espacio en terreno bonaerense, allá por mayo de 2020, Martín Lousteau fue moviendo con muñeca tiempista el posicionamiento de su espacio en el microclima de la interna radical en la madre de todas las batallas. Con la movida separatista en el Congreso bajo esa misma premisa renovadora, la discusión de poder dentro del radicalismo nacional lleva a mirar de inmediato la musculatura de la tropa del senador porteño en la principal jurisdicción electoral del país.

 

La irrupción de Evolución en Buenos Aires se dio con la interna radical como telón de fondo. En un Gustavo Posse decidido a enfrentar a la estructura de mando en el Comité Provincia post derrota cambiemista, Lousteau encontró el aliado para abrirse campo y comenzar a posicionar su sello en terreno provincial. Al postulado de “renovar” caras al timón de la UCR provincial, se plegó otro que pronto se hizo hit de propios y ajenos en el planeta boinablanca al pensar el reseteo de la relación con el PRO: “Protagonismo”. 

 

A pesar de la derrota del intendente de San Isidro a manos de Maximiliano Abad en la interna de marzo, lo ajustado del resultado hizo que Lousteau hablase de “equilibrio de fuerzas” en el radicalismo, remitiendo también a lo que había sucedido poco tiempo antes en la interna cordobesa. Sea como fuere, el porteño empezaba a hacerse los rulos como figura nacional.

 

En PBA, se enfocó en la mitad del vaso lleno: miembros de Evolución lograron hacerse de comités distritales fuertes, como La Matanza, Nueve de Julio, Olavarría, Junín y Vicente López. Además, se atribuyeron la cucarda de que la lista de Posse haya ganado en la Tercera sección (sur del conurbano). Allí, aparecen como principales armadores el saliente diputado provincial Fernando Pérez y Pablo Domenichini, que ingresará a la Cámara baja bonaerense este jueves.

 

Pero en cada rincón provincial, Evolución planta referencias, varias con la Franja Morada y la JR como extracción; Pablo Nicoletti (en La Plata), el exconcejal Nicolás Maiorano (en Mar del Plata), el presidente de la FUA y concejal de Tandil, Bernardo Weber; el exconcejal olavarriense Franco Cominotto, la vicerrectora de la UNNOBA y flamante diputada, Danya Tavela (con base en Junín) y Pablo Yannibelli en Azul, entre otros.

 

Ante la aparición en escena de Facundo Manes, Lousteau reorientó a su tropa bonaerense, alejándola de la estrategia hacia las legislativas que empezaba a bocetar el reciente socio sanisidrense y abriendo canales de diálogo con el oficialismo partidario. Aludiendo a viejas sintonías, el senador apostó a la “renovación” de la figura del neurólogo, le dio su bendición iniciática al recibirlo en el Comité porteño para los 130 años de la UCR y logró casilleros valiosos para su plana mayor: Tavela secundando a Manes en la boleta a las PASO y Domenichini al frente de la propuesta seccional de Dar el Paso en la Tercera, donde cayó frente al macrista Martiniano Molina. Amén de los reacomodamientos post primarias, ambos ingresaron.

 

Ya en carrera hacia las generales de noviembre, Lousteau hizo un nuevo movimiento en terreno bonaerense: se corrió de la órbita Manes, pegó el faltazo al acto de Ferro que le puso traje de presidenciable al neurólogo y se encargó de recorrer puntos de la provincia donde miembros de Evolución se posicionan con aspiraciones fuertes a 2023.

 

Estuvo Nueve de Julio, para apoyar a Ignacio Palacios, quien le ganó la interna a la boleta del intendente PRO Mariano Barroso y también se impuso cómodo en las generales. Esta semana, Palacios avanzó en la materialización de un bloque radical propio en el Concejo Deliberante, dentro de un interbloque de JxC. Se trata de un paso más hacia la disputa por la intendencia, por la que admitió a Letra P que irá en dos años.

 

El porteño también visitó Azul, donde Jorge Ferrarello venció en septiembre a la lista promovida por el intendente Hernán Bertellys y también ganó en noviembre, para posicionar fuerte en esa comuna a 2023 el esquema de Evolución que tiene como principal armador local a Yannibelli.

 

Lousteau estuvo además en Olavarría y Junín, distritos en los que el PRO pudo imponer la estructura municipal en las PASO, pero donde Evolución no sólo lleva las riendas de los comités de distrito, sino que también aspiraba a meter figuras del espacio en el recinto deliberativo, como sucedió con el expresidente de la Rural olavarriense Sebastián Matrella (rodeado por la estructura local de Evolución) y, por otro lado, con Juan Pablo Itoiz, que venía de ganar la interna de la UCR juninense. En este último esquema, ya hay quienes hablan de un posicionamiento de Tavela para la carrera por la intendencia. 

 

En su corta agenda bonaerense hacia las generales, el senador hizo un hueco para visitar Mar del Plata, distrito PRO al mando de Guillermo Montenegro. Lo hizo en tándem con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con quien compartió varias acciones de campaña a la vez que se alejaba del clamor por Manes.

 

Con el separatismo en el Congreso, hay recientes aliados de interna que le apuntan sin vueltas. El histórico dirigente del radicalismo bonaerense Juan Manuel Casella habló de “un objetivo mayor” en los movimientos de Lousteau: “El gobierno de la Ciudad a partir del 2023, según estaría acordado con la conducción capitalina del PRO”, arremetió para hablar de una “cláusula” de “aceptar” a Larreta como candidato presidencial, “en otra muestra de subordinación especulativa frente al PRO”. En otro rincón de la interna, cerca de Manes y ya sin la sintonía del cierre de lista, aseguran: “Queremos que la UCR lidere la oposición. Desconocemos si pretende lo mismo Martín”.

 

En Evolución no hacen acuse de recibo y siguen levantando las banderas del “protagonismo”, a la vez que prometen la ampliación del espacio en la provincia de Buenos Aires, factor fundamental para sedimentar las bases de un proyecto de alcance nacional. Además de lo legislativo, en la Cuarta sección, Evolución anota a un intendente, Franco Flexas (General Viamonte), mientras que en la Sexta tiene a Facundo Castelli (Puan). El espacio logró además varias concejalías en diversos distritos: además de los mencionados Nueve de Julio, Olavarría, Junín y Azul, también inscribió en Adolfo Alsina, Tornquist, Laprida, La Plata, Lomas de Zamora y Esteban Echeverría, entre otros. 

 

Según lo confiado a Letra P por voces del armado bonaerense de Evolución, varias figuras que el sector buscó sembrar en estas legislativas, “el oficialismo partidario no permitió que emergieran”. “Eso no le hace bien a la UCR”, ahondan para reactivar críticas a la conducción partidaria en medio de la crisis por la ruptura en el Congreso. En ese marco, aseguran que, de acá en más, trabajarán en acentuar sobre el terreno bonaerense un “perfil propio”.

 

La comitiva oficial en el vuelo que los regresó a la Argentina. 
campeona del slalom politico: quien es lucila crexell, la sorpresiva embajadora libertaria

También te puede interesar