27|9|2022

Las tres cartas de Lousteau para la partida del Comité Nacional

13 de diciembre de 2021

13 de diciembre de 2021

En Evolución barajan nombres alternativos al del porteño para “presidir o bien integrar la mesa” radical. Un bonaerense, un puntano y un pampeano. Cálculos.

La rosca y las tensiones enrarecen la atmósfera de la interna radical en la cuenta regresiva para el plenario donde se elegirán las autoridades del comité central, fijado para el viernes 17. Con la movida separatista aún resonando en los pasillos de la Cámara baja nacional, en el armado de Evolución liderado por Martín Lousteau siguen agitando las banderas de la “renovación”, plantean la discusión por la fisonomía de la próxima mesa de conducción del partido y barajan tres nombres para pelear la presidencia contra el jujeño Gerardo Morales: un bonaerense, un puntano y un pampeano.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Fuentes del radicalismo tradicional consultadas por Letra P sostuvieron que “más de 60 delegados” alzarían la mano por el gobernador de Jujuy en el próximo plenario de 94 delegados, donde se necesita la mitad más uno para ganar. En cambio, voces cercanas al senador porteño desestimaron esos cálculos y hablan de un escenario “parejísimo”. Por el momento, aún no hay definiciones en cuanto a movimientos y jugadores.

 

Evolución evalúa otros nombres por fuera del senador porteño en la búsqueda por “presidir o bien integrar la mesa” de conducción de la UCR nacional. Voces del espacio dijeron a este medio que analizan poner en cancha a figuras como el diputado nacional por San Luis Alejandro Cacace y su par de La Pampa Martín Berhongaray, ambos integrantes del bloque de Evolución radical que conduce el cordobés Rodrigo De Loredo. También suena el flamante diputado bonaerense Pablo Domenichini.

 

“Son todos referentes y liderazgos jóvenes”, recalcaron a Letra P fuentes que, por otro lado, detallaron que se está buscando “generar un consenso” con el resto de los sectores que conforman la interna boinablanca, que “garantice un funcionamiento que contenga los nuevos liderazgos, amplié vocerías y represente nuestro federalismo”.

 

Cacace, de 36 años, fue electo diputado en 2019 y rumbo a 2023 bregó por construir “un gran frente” opositor en San Luis “para pelear la gobernación”. “Hay dos sectores en la UCR, uno donde están los dirigentes históricos y en el otro, quienes encabezamos los procesos de renovación; la puja es hasta generacional, como proceso natural en todos los partidos”, dijo durante una entrevista en Radio Provincia.

 

El pampeano Berhongaray, de 43 años, asumió su banca en el Congreso en 2019 luego de doce años como diputado provincial. Hijo de Antonio Berhongaray (quien fue diputado y senador nacional, además de secretario de Agricultura durante el gobierno de Fernando De la Rúa), el legislador integra una de las líneas internas (celeste) del radicalismo pampeano que semanas atrás acordó lista de unidad y erigió a Diego Marcantonio como presidente del Comité de esa provincia, quedando Berhongaray como uno de los delegados al Comité nacional.

 

Con el sacudón intestino post movida separatista de Evolución en el Congreso, la conducción del comité pampeano publicó un comunicado instando a Berhongaray a “rever su decisión” y alinearse a la bancada comandada por Mario Negri. Vale señalar que Marcantonio reporta al sector que tiene como referente al último candidato a gobernador de JxC, Daniel Kroneberger.

 

Domenichini es el hombre de confianza de Lousteau en Buenos Aires, principal distrito electoral del país. Armador desde el minuto uno de Evolución bonaerense, el dirigente oriundo del ámbito universitario es diputado bonaerense por la Tercera sección (sur del conurbano), uno de los bastiones donde el porteño busca consolidar su estructura en la madre de todas las batallas. En la interna de marzo que ganó el oficialismo partidario, Evolución se impuso en esa sección electoral.

 

Más allá de los tres nombres en danza, otras posibilidades no se descartan a ambos márgenes de la grieta radical. “Siempre hay posibilidades, en la medida que estén dispuestos. Pero dos no hacen lo que uno no quiere”, deslizó una voz del oficialismo partidario que desconfía de los movimientos que provengan del ala de Lousteau. En tanto, en el oficialismo radical de Buenos Aires que banca a Morales mencionan a la exdiputada Josefina Mendoza como una opción para secundar al jujeño y mantener en el ámbito provincial la referencia de la vicepresidencia que tiene con Alejandra Lordén.