23|1|2022

08 de noviembre de 2020

08 de noviembre de 2020

La nueva conducción del sindicato de trabajadores rurales ratificó su giro al oficialismo. Otro amigo en el campo para AF. Para la CGT, ¿un alfil en la interna?

A un mes de la muerte de su antecesor, el nuevo secretario general de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), José Voytenco, movió rápido. Siguiendo la línea trazada por Ramón Ayala, fallecido por covid-19, profundizó el alejamiento del macrismo que el gremio había abrazado durante más de una década de la mano del histórico líder Gerónimo Venegas. En un raid intenso, en las últimas dos semanas, se mostró con figuras del más alto nivel de los gobiernos nacional y bonaerense y con uno de los titulares de la CGT.

 

Con unos 300.000 afiliados y una cantidad seguramente mayor de trabajadores sin registrar, el sindicato de peones rurales tiene poder propio para desplegar en el ámbito político y sindical. Así lo entendió siempre Venegas, quien condujo la UATRE durante más de 20 años hasta su muerte en 2017.

 

A partir de la fuerza de su gremio, "El Momo" construyó el partido FE en 2013 para participar en política por fuera del PJ. Así, integró Juntos por el Cambio y la fuerza posee intendentes y legisladores. Además, lideró las 62 Organizaciones para polarizar con la resistencia de las centrales obreras al gobierno de Mauricio Macri. En 2008, ya había mostrado músculo confrontando con el gobierno kirchnerista al apoyar a sus patrones naturales de la Mesa de Enlace en el conflicto de la 125.

 

 

APERTURA. Anclado en ese poder de fuego, apuntado ahora también en sintonía oficialista pero de color opuesto, Voytenco se puso en marcha ni bien recibió, a mediados de octubre, la certificación expedida por el Ministerio de Trabajo que consagra su mandato hasta diciembre de 2023.

 

Primero, se reunió con Axel Kicillof. En el encuentro de presentación con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, el dirigente chaqueño de 57 años no dejó dudas: “La UATRE es oficialista”, declaró.

 

Unos días después, el flamante titular del gremio estuvo con la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec para retomar varios proyectos acordados durante la gestión de Ayala, a quien Voytenco secundaba como adjunto. Entre ellos, están “los planes intercosecha para garantizar un piso de ingresos de los peones rurales en las temporadas bajas” y la implementación de un convenio para “disminuir el trabajo en negro”, talón de Aquiles de la actividad rural.

 

Este lunes, Voytenco completó el álbum de fotos oficialistas visitando en su despacho al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Allí, expresó la voluntad del gremio "de acompañar la gestión del presidente Alberto Fernández” y de "contribuir a la reorganización del movimiento obrero".

 

TABLERO. Desde el Gobierno, valoran el acercamiento de la UATRE como un actor importante en la agenda del campo. El telón de fondo es la agenda que el gabinete económico encabezado por Martín Guzmán desarrolla con el Consejo Agroindustrial Argentino, lejos de la Sociedad Rural, para promover las inversiones, las exportaciones, el empleo y la producción en el sector.

 

 

 

 

En La Plata, además de un socio en la problemática rural, ponderan el vínculo alcanzado con los dos intendentes del partido FE. Cecilio Salazar (San Pedro) y Arturo Rojas (Necochea) abandonaron Juntos por el Cambio en mayo y se sumaron al bloque de seis jefes comunales vecinalistas que articula con el Frente de Todos. Sumados a la diputada provincial Natalia Sánchez Jáuregui, son las espadas políticas de la UATRE en territorio bonaerense.

 

Fuera de campo, los estrategas electorales del peronismo también elucubran cuánto sufrirá la oposición en 2021 la pérdida de la estructura de fiscalización que la UATRE aportaba en su alianza con el macrismo.

 

JAQUES. No obstante, el revés de la trama muestra el peso que las seccionales regionales poseen en el sindicato de peones rurales y que obliga a Voytenco a pisar con pie de plomo. Así se explica, por ejemplo, la presencia de Salazar en las reuniones en La Plata y con Cafiero. El intendente de San Pedro y titular de UATRE de esa ciudad es uno de los hombres fuertes del sindicato y era amigo personal de Ayala.

 

El cosecretario general de la CGT Héctor Daer recibió hace quince días a Voytenco y comenzó a asfaltar el retorno a la central obrera de la UATRE atre, alejada de Azopardo desde la reunificación de 2016.

Voytenco busca emerger a la cabeza de un gremio diezmado en su cúpula por la muerte de sus últimos dos jefes en el lapso de tres años, haciendo equilibrio entre diferentes liderazgos internos. “Somos lo que el Momo Venegas y el querido Ramón Ayala nos enseñaron: orgánicos y disciplinados”, subrayó el dirigente rural en su asunción.

 

ALFIL. La pieza que completa el periplo para blindar el liderazgo del nuevo titular del gremio de peones rurales tuvo lugar en la sede del sindicato de la Sanidad. Allí, el cosecretario general de la CGT Héctor Daer recibió hace quince días a Voytenco y comenzó a asfaltar el retorno a la central obrera de la UATRE, alejada de Azopardo desde la reunificación de 2016.

 

En la misma jugada, el nuevo jefe de los trabajadores rurales sumó un nuevo padrino y el referente gremial más cercano al Presidente dio la primera puntada de una alianza que puede dar frutos en el mediano plazo.

 

Por el peso de su nutrido padrón, la UATRE tiene un voluminoso paquete de congresales para poner sobre la mesa de discusiones de la renovación de autoridades cegetista que la pandemia postergó para 2021. Se trate de un eventual congreso o como simple arma disuasoria a la hora de contar los porotos.