X

Dejó el silencio y ahora critica en público. Se suma al lobby para el futuro de la cerealera y colabora con las denuncias. El mercado de granos, a disposición.

Por 27/10/2020 10:05

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) puso a disposición su peso institucional contra Vicentin después de mantenerse al margen de las declaraciones públicas durante los once meses que pasaron hasta ahora desde que la cerealera declaró el default. A través de un comunicado, marcó su postura en momentos en que todo el sector agroexportador reclama definiciones del concurso de acreedores y teme porque la situación cambiaria complique el destino de las acreencias. Como bonus, prometió a la justicia abrirle los detalles del mercado de granos que puedan descifrar alguna maniobra de la cerealera.

La presión de los acreedores sobre la falta de rumbo del concurso empezó a tomar temperatura en las últimas semanas, pero la Bolsa se limitaba a las críticas y preocupaciones en los pasillos sin exhibirlas de manera pública. Siempre demostró un equilibrio interno propio de una institución que comprende a todo el sector y que es cruzada por varios intereses. El presidente, Daniel Nassini, apenas dio un puñado de consideraciones protocolares al área de comunicación de la institución.

Incluso las autoridades quedaron en offside cuando todo explotó, ya que uno de los dueños de la cerealera es Alberto Padoán, quien hasta quince días antes de la cesación de pagos presidió la histórica casa. Pero ahora la situación cambió y, con un panorama concursal poco alentador, las presiones de los socios acreedores empiezan a jugar. 

 

 

“Hoy solo se mantiene un derrotero judicial en el marco de la ley de Concursos y Quiebras, con sus tiempos y trámites, los que no han estado ajenos a diversas críticas formuladas y demoras excesivas en la presentación de los estados contables”, explica. Por eso pide que “en resguardo de la masa de acreedores, debe procurar disminuir en todo lo posible el durísimo impacto que la situación cambiaria e inflacionaria causa en las acreencias”. 

EL LIVING. El otro dato de peso que deja el comunicado es que expresa su disposición para brindar a la Justicia “todo el conocimiento e información relativa al funcionamiento del mercados de granos que pudieran servir para dilucidar los hechos que eventualmente se investiguen”. Se refiere a las denuncias penales que no cesan y van desde estafas, vaciamiento y ocultamiento a sospechas sobre un balance 2019 que empañó más aún la situación. 

El caso Vicentin parece tener el desafío de augurar un mercado de granos más transparente, con mayores controles y resortes que se activen para que de un día para el otro una empresa no deje a 2.300 acreedores sin cobrar y con un agujero en el piso. 

Sin mencionarlo directamente, se subió al lobby para que se resuelva la competencia del concurso de acreedores y se traslade desde Reconquista a Rosario. En uno de los pasajes del comunicado remarca que “sus principales plantas procesadoras de oleaginosas, biodiesel y terminal portuaria y “gran parte de los acreedores comerciales” se encuentran “emplazadas en el área del Gran Rosario”.