X
El socialismo convocó a armarlo en conjunto; el peronismo rechazó el convite y pidió hacerlo solo, luego de la asunción. Reproches y acusaciones.
Por 20/09/2019 9:53

La transición de gobierno entre el socialista Miguel Lifschitz y el peronista Omar Perotti suma día a día una escalada de tensión. Ahora, el punto de desencuentro del traspaso de mando es la elaboración del presupuesto 2020. A mediados de semana, el gobierno convocó a los equipos técnicos del futuro mandatario a confeccionar en conjunto el cálculo de recursos y erogaciones. Pero la mesa de transición peronista le salió al cruce y avisó que pretende armar el presupuesto en soledad, sin ayuda.

 

 

En una nota enviada este jueves al ministro de Economía Gonzalo Saglione, el diputado provincial Leandro Busatto, el senador Alcides Calvo y el ex ministro coordinador Rubén Michlig explicaron que “se hace difícil la elaboración de tan importante herramienta” dentro de los plazos habituales y, por ende –afirman-, son las futuras autoridades quienes deben hacerlo.

En ese sentido, le recordaron al funcionario que el socialismo, mientras fue gobierno, pidió prórroga más de una vez para la presentación del presupuesto, por lo que “no sería una excepción” hacerlo ahora. El peronismo aspira a que el cálculo sea derivado a la Legislatura luego del 11 de diciembre, una vez que Perotti asuma al frente de la Casa Gris.

 

 

“Queremos armar un presupuesto acorde a la realidad y no una mera expresión de deseos”, planteó el trío justicialista. Más duro y menos diplomático, Busatto le dijo a Letra P que el gobierno provincial tiene una “responsabilidad mayor” en la actualidad virulenta de la transición.

“El gobierno entrante no va a hacer nada salvo pedir información y tratar de tener claro con qué provincia se encuentra, el socialismo no nos brinda información”, se quejó Busatto, que renovó su banca y seguirá en Diputados.