X
"Anuncian con bombos y platillos un paquete para bajar la inflación pero suben un 33% los peajes", disparó la presidenta del bloque de Unidad Ciudadana en el Senado bonaerense, Teresa García.
Redacción 22/04/2019 15:46

La presidenta del bloque de Unidad Ciudadana en el Senado bonaerense, Teresa García, cruzó este lunes a la gobernadora de Buenos Aires por su decisión de aumentar 33% el valor de los peajes, días después del paquete de medidas anunciado por Mauricio Macri para intentar domar la inflación, que en lo que va del año acumula 11,8%.

La gobernadora María Eugenia Vidal “anuncia con bombos y platillos que prepara un paquete de medidas para bajar la inflación, pero hoy aumenta los peajes de la Provincia un 33%”, criticó García, y tildó la decisión de la mandataria como una “incoherencia de un gobierno que no sabe qué hacer con la inflación”.

 

 

El Ejecutivo bonaerense oficializó un nuevo tarifazo en los peajes que están bajo la órbita de la estatal provincial AUBASA. Afecta a las trazas viales que conectan Capital Federal con las ciudades balnearias bonaerenses –el denominado corredor vial del atlántico- y a la autopista Buenos Aires-La Plata. A partir de este lunes, ir y volver desde La Plata a Mar del Plata cuesta 480 pesos. Hacer el viaje ida y vuelva La Plata – CABA por la autopista cuesta $168.

“Mientras Vidal analiza cómo será el anuncio del paquete de precios cuidados para la provincia, desde este momento los bonaerenses que vayan a trabajar tienen que pagar peajes un 33% más caros porque así lo autorizó la Gobernadora”, remarcó García este lunes una vez oficializada la suba del peaje.

Además, aseguró que “para poder enfrentar la inflación que afecta a los productos de primera necesidad como los alimentos, remedios, servicios públicos y transporte, las familias bonaerenses necesitan respuestas urgentes y medidas concretas, no más anuncios de publicidad”.

 

 

Como contó Letra P, el Ejecutivo bonaerense definió frenar aumentos en energía para imitar el plan de congelamientos que anunció el gobierno nacional, al cual el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, insiste en denominar “acuerdo voluntario” de precios, negando que se trate de una medida antiinflacionaria.

Además, la gestión Vidal volverá a ofrecer el descuento de un 50% en compras, cuyo pago se haga a través de una tarjeta del Banco Provincia, y una rebaja en medicamentos por IOMA. En el detalle, se congelarán las subas de energía, suministradas por las prestatarias Edelap, Edenor, Edesur y cooperativas eléctricas con sede en el interior, previstas para los meses de mayo y de agosto y que significaban un incremento del 4% cada cuota.

Vidal también analiza la posibilidad de que el Estado bonaerense absorba los aumentos en el transporte público de pasajeros que dependan de los municipios, ante la advertencia de jefes comunales de Cambiemos sobre la imposibilidad de hacerse cargo debido a las flacas cuentas de los distritos.