X
El exgobernador rompió el silencio y habló de la derrota que sufrió a manos de Perotti. Castigo del electorado celeste a las políticas del socialismo, su explicación.
Por 09/10/2019 17:17

El ex candidato a gobernador Antonio Bonfatti rompió el silencio y consideró que perdió la elección ante el peronista Omar Perotti por la cantidad de votos que obtuvo Amalia Granata, más de 280 mil sufragios “que en otros procesos electorales no jugaron en Santa Fe”.

De vuelta en la cancha, en Entre Ríos, para acompañar a los candidatos provinciales de Consenso Federal, Bonfatti dio entrevistas a medios y por primera vez dio su mirada sobre la derrota que sufrió en el mes de junio que impidió al progresismo extender doce años ininterrumpidos de gobierno en Santa Fe.

 

 

“Los votos que perdimos los va a encontrar en los 280 mil votos que sacaron los pro vida”, remarcó el actual presidente de la Cámara de Diputados en diálogo con LT14.

En rigor, Bonfatti obtuvo 668 mil votos y perdió por poco más de cuatro puntos con Perotti, que rozó los 746 mil sufragios. Unite, el partido que lideró Granata, no compitió en la categoría gobernador, pero fue la gran sorpresa de la elección al alcanzar 287 mil votos en Diputados.

El mandatario actual, Miguel Lifschitz, se alzó con la victoria en la legislativa: sacó 712 mil votos, 44 mil más que Bonfatti, y conducirá una mayoría opositora a Perotti de 28 integrantes. El PJ quedó segundo y tendrá un bloque de siete integrantes y los celestes –que tendrán un bloque de seis– salieron terceros y superaron a Cambiemos.

 

 

“Ahí está la diferencia”, analizó el ex gobernador y ahondó: “El peronismo sale segundo en diputados, mete siete diputados y esta chica, Amalia Granata, mete seis, ahí está la explicación”.

Bonfatti recordó que el socialismo “cumplió con la ley” y, ese fue el motivo que le costó la elección. “El protocolo hospitalario con respecto a la interrupción voluntaria del embarazo, el matrimonio igualitario, hemos cumplido la ley. Hay quienes hicieron campaña en eso, indudablemente esos votos fueron para otro lado y no para el Frente Progresista”, apuntó.

Por otro lado, siempre en la misma línea y en diálogo con LT39, dijo que la caída “es parte de la democracia”, y juzgó que él y los suyos están  “convencidos” de que “transformaron la provincia en calidad institucional, en modificaciones y reformas profundas en la justicia, en educación, políticas sociales, salud”.