X

La economía y las obras públicas serán las prioridades en la transición

Esas dos áreas, más transporte, son las carpetas urgentes que se revisarán en el traspaso de mando. Lacunza y Frigerio son los representantes del Gobierno, que ya arrimó al albertismo algunos números.
Por 30/10/2019 9:11

La reunión de una hora que compartieron este lunes por la mañana el presidente saliente Mauricio Macri y el electo, Alberto Fernández, abrió formalmente un proceso de transición que tendrá dos interlocutores iniciales por la Casa Rosada: el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y su par de Hacienda, Hernán Lacunza. Ambos estarán a cargo de una negociación que tiene tres prioridades. Las áreas de economía, obras públicas y transporte son las apuntadas, aunque el diseño más fino de los intercambios comenzará cuando el mandatario electo oficialice la dimensión y la composición de su próximo gabinete. 

El elenco de negociadores del Gobierno aún no está completo, pero blanqueó el rol que ya venían manteniendo Frigerio y Lacunza luego de las PASO del 11 de agosto, con un discreto rol del presidente del Banco Central, Guido Sandleris. Una de las grandes incógnitas tiene que ver con la intervención del jefe de Gabinete, Marcos Peña, que hasta ahora no jugó ningún papel específico en los diálogos con la oposición.

Una de las figuras del PRO que podría jugar en torno a esa mesa, a partir del diálogo que mantiene con Fernández y con su amigo Sergio Massa, es el reelecto jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. "No será un papel formal, pero hablan bastante, aunque desde el 10 de diciembre es muy posible que Horacio y Alberto tengan que dirimir más diferencias que acuerdos. La formalidad será coordinada por Macri y por Peña", detalló un funcionario involucrado en las negociaciones.

 

 

En la Casa Rosada explicaron que todavía no hay una agenda de reuniones previstas para los próximos días. Sin embargo, los primeros encuentros se concretarían antes de que finalice esta semana o durante el comienzo de la próxima, cuando empiecen a desembarcar delegados del presidente electo en cada ministerio.

Una alta fuente del Gobierno confirmó que el equipo de transición designado por Fernández "ya tiene en sus manos la información básica del funcionamiento de cada área, para que pueda conocer el tablero de control con anticipación, algo que nosotros no pudimos hacer", insistió el funcionario en referencia a los 15 días que separaron al ballotage de 2015 del traspaso de mando presidencial. "Para poder tener el control total del tablero necesitamos cuatro meses después de la asunción de Macri", recordó. 

En la hoja de ruta que diseñan en Balcarce 50, la primera etapa será compartida por Frigerio y Lacunza frente a los negociadores del Frente de Todos, que estarán encabezados por Santiago Cafiero. El equipo también contará con el ex dirigente menemista y ex ministro de Justicia Gustavo Beliz, el ex secretario general de la Presidencia y actual diputado Eduardo "Wado" de Pedro y Vilma Ibarra, ex legisladora porteña. El capítulo económico contará con Matías Kulfas, Guillermo Nielsen, Miguel Pesce y Cecilia Todesca

 

 

La etapa más caliente de la transición, que ya comenzó, estará delimitada por la entrega de información de cada área, el desembarco de los delegados para cada cartera y las reuniones que mantengan los equipos de interlocutores. Luego vendrá la sintonía fina. En la Casa Rosada estiman que comenzará dentro de dos semanas, cuando se conozca la composición del nuevo gabinete. "Será cuando Alberto designe a sus futuros ministros y eso implicará reuniones formales de los suyos con los nuestros, para hilar más fino en la transición de área por área", detalló otra alta fuente oficial.