EL PACTO CON EL FMI

Macri cede ante los gobernadores y asume dos tercios del ajuste fiscal

El Gobierno Nacional absorbería $200 mil millones de un plan de achique estimado en $300 mil millones. Es la prenda de negociación para encontrar apoyo opositor.

El gobierno de Mauricio Macri pone sobre la mesa una nueva estrategia para avanzar con el cumplimiento de la meta del déficit del 1,3% que le reclama el Fondo Monetario Internacional (FMI): el Presidente le propone a los gobernadores oficialistas y opositores que sea el Estado nacional el que asuma dos tercios del ajuste fiscal y el resto quede por cuenta de las provincias, que discuten minuto a minuto por dónde pasará el recorte del gasto. Con este esquema, la Casa Rosada aspira a destrabar la negociación y confía en aumentar las chances para cosechar apoyo opositor de cara a al Presupuesto 2019, que debe presentarse en el Congreso el 15 de septiembre.

 

De esta manera, el Presidente invierte la dinámica de negociación con los gobernadores, a quienes reclamó públicamente colaboración para cumplir con las metas acordadas con el FMI y dejar atrás la “tormenta” cambiaria, como él mismo la bautizó. En primer lugar, el Gobierno propuso que las 24 provincias y el Estado nacional se repartan el ajuste del gasto público en partes iguales. Ahora, autorizó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Rogelio Frigerio (Interior) a dar vuelta la táctica y ofrecer a los mandatarios la menor parte del ajuste.

 

 

Mientras los gobernadores peronistas le reclaman a Macri que avance con la transferencia de los servicios de electricidad, agua y transporte a la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, en manos de dos referentes de Cambiemos como Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, los mandatarios PRO aceptan la discusión por el traspaso pero juegan en tándem ante la Nación para cerrar un “ajuste gradualista”. Esta tarde el Presidente brindará una conferencia de prensa desde la Quinta de Olivos, pero no se espera un anuncio sobre este cambio en la negociación, que fue adelantado por los diarios Clarín y La Nación.

 

Dujovne y Frigerio recibieron a los ministros de Economía de las provincias que gobierna Cambiemos.

 

Según pudo reconstruir Letra P, Dujovne y Frigerio se lo adelantaron este miércoles al mediodía a los ministros de Economía de las provincias gobernadas por Cambiemos. Le comunicaron la jugada a Hernán Lacunza (Buenos Aires), Martín Mura (Ciudad), Enrique Vaz Torres (Corrientes), Lisandro Nieri (Mendoza) y Carlos Sadir (Jujuy). También estuvieron presentes el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, el secretario de Provincias y Municipios, Alejandro Caldarelli, y el subsecretario de Relaciones con Provincias, Paulino Caballero.

 

De acuerdo a este cambio de esquema, de los 300 mil millones de pesos que implicaría el ajuste –tal cual anunció Dujovne-, el 66,7% del recorte lo hará el Estado nacional y a las provincias les corresponde ejecutar un achique del 33,3% de esa masa. Bajo esa lógica, cada jurisdicción tendría que ir efectuando el recorte de acuerdo al índice que recibe por coparticipación. Por otra parte, voceros gubernamentales adelantaron a este medio que la Casa Rosada insistirá ante los gobernadores con la rebaja de Ingresos Brutos (IIBB) y Sellos, estipulada en el Pacto Fiscal.

 

Por otra parte, el Gobierno asegura que busca evitar que el ajuste lo pague el sector privado. “Tenemos que bajar Ingresos Brutos para empujar la actividad económica y los sectores productivos”, destacan fuentes oficialistas. Es justamente lo contrario a lo que propone el peronismo, que nuevamente reiteró su intención de derogar el Pacto Fiscal y rechaza la reducción de IIBB. En tanto, la Casa Rosada propone baja de impuestos y del gasto público.

 

Rodrigo De Loredo, jefe de la UCR, clave para el debate de la reforma fiscal. 
ate anuncio un nuevo paro nacional para el 30 de abril

También te puede interesar