AHORA SHOCK

Efecto dispar entre la tropa vidalista a su nuevo pedido de reducción de tasas

La gobernadora les solicitó a los intendentes que cedieran beneficios a las pymes para fortalecerlas en el contexto de crisis. Golpeados por el ajuste, la respuesta será dispar entre los de Cambiemos.

El pedido de exenciones o reducción de tasas municipales a las pymes y pequeños comerciantes, dirigido por la gobernadora María Eugenia Vidal a los intendentes, tendrá un eco parcial entre los miembros de su tropa. Aunque entienden las razones de la nueva demanda de la gobernadora, algunos mandatarios locales desestimaron la medida, sobre todo entre el grupo del interior. El eventual acompañamiento a esta medida se suma a una batería de iniciativas que recortan las finanzas de las administraciones distritales. 

 

 

En su exposición la acompañó el intendente Jorge Macri, con quien volvió a instar a los jefes distritales a que la ayuden en el esfuerzo que hace su administración. "Todos tenemos que poner un esfuerzo, así que ojalá muchos intendentes se sumen a tirar de este carro y ayuden a que las pymes estén más aliviadas en este segundo semestre", sostuvo. El pedido lo formuló luego que el primo del Presidente anunciase la eximición del 100% de las cargas de tasas de actividad para el segundo semestre para quienes facturan hasta 2,5 millones al año en el distrito.

 

“Quiero invitar a los demás intendentes a que le quiten un poco de carga a las Pymes”, exclamó el vice del PRO bonaerense, ganándose la felicitación de la gobernadora, quien recordó que se eliminaron impuestos provinciales en facturas de servicio y que en la Legislatura “queda pendiente eliminar algunos impuestos más que van a los municipios”; iniciativas que despiertan el rechazo de la tropa de intendentes peronistas y un malestar silencioso entre los jefes comunales de Cambiemos. 

 

 

La nueva presión, el nuevo pedido de ajuste de la gobernadora a los intendentes, tuvo una respuesta dispar entre los jefes comunales de Cambiemos consultados por Letra P. Si bien algunos ya instrumentaron medidas que reducen la carga impositiva, ninguno iguala la decisión de Jorge Macri quien perdonará por seis meses el 100% de las tasas de actividad a pymes y pequeñas empresas.

 

“Esto fue conversado en reuniones de municipios y se evaluó que aquellos cuyos presupuestos se lo permitan tengan este tipo de beneficios para las actividades productivas”, explicó a Letra P el intendente de Adolfo Alsina, el radical David Hirtz, quien desestimó aplicar esa medida. “Nosotros venimos arrastrando ejercicios deficitarios desde hace años y estamos tratando de equilibrar el presupuesto de este año”, sostuvo.

 

En esa línea, si bien remarcó que comparten las medidas, “como una forma de aliviar el bolsillo del contribuyente”, agregó que todavía están “evaluando” el impacto de la “quita del 6% en el tema de energía eléctrica”.

 

“De momento no tenemos prevista esta quita” indicó en referencia a una reducción o eximición de la tasas al sector comercial y agregó que “en el caso de nuestras municipalidades son tasas de muy bajo impacto en la actividad comercial o en la escasa actividad industrial que tenemos. Las tasas significativas es la vial, que la invertimos integralmente en el mantenimiento de los caminos rurales, de modo que tampoco podemos reconsiderar”, completó.

 

En la misma línea, se refirió otro par del interior de la Cuarta Sección que eligió la reserva al momento de dar su testimonio. “En los distritos del interior va a ser muy difícil. Los presupuestos son muy ajustados y casi no tenemos pymes”, indicó y agregó: “Son dos mundos distintos”, advirtió, diferenciándose del Conurbano.

 

 

 

Desde Junín, administración conducida por el macrista Pablo Petrecca, sostuvieron que “por ahora no está contemplado” avanzar con beneficios al sector pymes o pequeños comercios.

 

Desde el municipio de Tres de Febrero señalaron a Letra P, dirigido por Diego Valenzuela, señalaron que ya estaban “en línea" con el pedido de la gobernadora y aseguraron que tenían "la tasa de seguridad e higiene más baja de todo el conurbano”. Detallaron que estaban haciendo “un descuento implícito, un esfuerzo muy grande para que las empresas paguen el impuesto más bajo y acorde a su capacidad y puedan producir más en Tres de Febrero y crear más empleo local”.

 

 

 

En Pilar, se refirieron al decreto firmado por Nicolás Ducoté en abril pasado, que atiende este tema. Desde el 1 de mayo, el municipio está aplicando la eximición del pago de la tasa de servicios generales a los contribuyentes electro-dependientes, discapacitados y/o beneficiarios de tarifa social y, además, la reducción de un 25% en las tasas de seguridad e higiene, y de habilitación de comercios e industrias.

 

En tanto, en Bahía Blanca, Héctor Gay, también motorizó una medida similar en mayo. “Hace 15 días enviamos al Concejo Deliberante, y ya fue aprobado, el régimen de estabilidad fiscal que significa que las alícuotas correspondientes a la tributación de la Tasa de Seguridad e Higiene estipuladas en la Ordenanza Fiscal de 2018, no sufrirán aumentos hasta diciembre de 2023”, señaló a Letra P el jefe comunal.

 

En este sentido, sostuvo que “este régimen les va a dar a los sectores productivos la certeza y previsibilidad necesaria que le facilitará la evaluación de proyectos de inversión y contratación de nuevos puestos de trabajo, tanto a empresas de nuestra ciudad o a potenciales inversores” y agregó que “al igual que los descuentos en las facturas de servicios públicos, que ya aplicamos, entendemos que debemos adherir a todas las situaciones que puedan ayudar a los vecinos de la ciudad como se hace desde Provincia y Nación”.

 

 

 

Por su parte, el jefe comunal de San Pedro, el momista Cecilio Salazar, en línea con sus pares del interior, sostuvo que en la actualidad el municipio no está en condiciones de instrumentar una medida semejante a la que autorizó Jorge Macri.

 

“Seguramente Vicente López es un municipio superavitario, está bien con sus finanzas. Si nosotros tuviéramos que instrumentar esos beneficios, esa excepción nos complicaría para pagar los sueldos, se nos complicaría la economía local”, respondió en diálogo con este portal y agregó que esa decisión “depende de cómo estén las cuentas del municipio. Nosotros hoy no podemos, es imposible”.

 

En Pinamar, conducido por el macrista Martín Yeza, señalaron que hasta ahora “no se han eximidos tasas” y que “se están analizando nuevos beneficios” para el sector. En este sentido, detallaron que en los últimos meses se han extendido ventajas al rubro como “el pago en cuota de las habilitaciones, autorizaciones para habilitar comercios con monotributos y se han eximidos cánones para comercios del frente marítimo que sigan abiertos durante el resto del año”, completaron desde el municipios costero.

 

Maximiliano Pullaro junto al diputado y pastor evangélico Walter Ghione. 
COLE, el sistema de transporte público en Neuquén capital. La crisis complica a Rolando Figueroa e intendentes.

También te puede interesar