X
La divisa terminó en $37,60 en el Banco Nación, apenas por encima del día anterior. En el Central celebran la estabilidad, pero sostienen que “esto es paso a paso”. El efecto Bolsonaro.
Redacción 12/10/2018 17:13

En el Banco Central (BCRA) no se confían pero celebran la estabilidad cambiaria de la semana. Luego de 15 días de establecido el sistema de bandas de Guido Sandleris, la moneda estadounidense retrocedió casi 3,5% en cinco días. “Esto es paso a paso; la idea sigue siendo estabilizar la situación”, confiaron a Letra P fuentes del organismo.

Este viernes, la divisa cerró a $37,60 en el Banco Nación, casi igual que el jueves último. Fueron seis días consecutivos de baja. Según un promedio publicado por la autoridad monetaria, el billete finalizó a $35,70 para la punta compradora y a $37,60 para la vendedora. Así, acumuló en la semana una baja de $1,31, es decir de 3,48%.

 

 

“Todavía no ganamos nada”, admiten en el BCRA y aseguran que en el inicio de la semana “el efecto del triunfo de (Jair) Bolsonaro en Brasil ayudó, porque impactó en todos los mercados, no solo acá”. Luego, también tuvo efecto la política de Sandleris, que, según directivos del Central, también empezó a tener efectos en la tasa: en la jornada, volvió a bajar, esta vez un 0,8%.

El Banco Central ofrecerá el próximo martes entre $100 mil millones y $150 mil millones de Lebac para ser suscriptas por participantes no bancarios, ante un vencimiento estimado en $231.000 millones, en lo que constituye el inicio de la tercera etapa del plan para cancelar esos instrumentos. "Como fuera anunciado el 26 de septiembre en la presentación del nuevo esquema de política monetaria, el Banco Central continúa con la estrategia de reducción del stock de Lebac", indicó la autoridad monetaria en un comunicado.

Según explicaron, el stock existente de Lebac asciende aproximadamente a 340 mil millones de pesos, de los cuales 12% está en poder de entidades bancarias y el resto, en manos de entidades no bancarias tales como fondos comunes de inversión, empresas, individuos y no residentes.

En una semana de dólar chato, Sandleris no se fía y sostiene la tesis Mostaza

La divisa terminó en $37,60 en el Banco Nación, apenas por encima del día anterior. En el Central celebran la estabilidad, pero sostienen que “esto es paso a paso”. El efecto Bolsonaro.

En el Banco Central (BCRA) no se confían pero celebran la estabilidad cambiaria de la semana. Luego de 15 días de establecido el sistema de bandas de Guido Sandleris, la moneda estadounidense retrocedió casi 3,5% en cinco días. “Esto es paso a paso; la idea sigue siendo estabilizar la situación”, confiaron a Letra P fuentes del organismo.

Este viernes, la divisa cerró a $37,60 en el Banco Nación, casi igual que el jueves último. Fueron seis días consecutivos de baja. Según un promedio publicado por la autoridad monetaria, el billete finalizó a $35,70 para la punta compradora y a $37,60 para la vendedora. Así, acumuló en la semana una baja de $1,31, es decir de 3,48%.

 

 

“Todavía no ganamos nada”, admiten en el BCRA y aseguran que en el inicio de la semana “el efecto del triunfo de (Jair) Bolsonaro en Brasil ayudó, porque impactó en todos los mercados, no solo acá”. Luego, también tuvo efecto la política de Sandleris, que, según directivos del Central, también empezó a tener efectos en la tasa: en la jornada, volvió a bajar, esta vez un 0,8%.

El Banco Central ofrecerá el próximo martes entre $100 mil millones y $150 mil millones de Lebac para ser suscriptas por participantes no bancarios, ante un vencimiento estimado en $231.000 millones, en lo que constituye el inicio de la tercera etapa del plan para cancelar esos instrumentos. "Como fuera anunciado el 26 de septiembre en la presentación del nuevo esquema de política monetaria, el Banco Central continúa con la estrategia de reducción del stock de Lebac", indicó la autoridad monetaria en un comunicado.

Según explicaron, el stock existente de Lebac asciende aproximadamente a 340 mil millones de pesos, de los cuales 12% está en poder de entidades bancarias y el resto, en manos de entidades no bancarias tales como fondos comunes de inversión, empresas, individuos y no residentes.