X
Diez mandatarios provinciales acordaron reunirse una vez por semana en Buenos Aires. Cursarán invitaciones para engordar la mesa. Agenda plena: desde coyuntura al armado del año que viene.
Por 10/10/2018 18:59

Con la excusa de enviar un mensaje formal de rechazo al Poder Ejecutivo por la resolución de la Secretaría de Energía que compensó a las empresas distribuidoras de gas por la devaluación, los gobernadores del peronismo se encontraron este miércoles en Buenos Aires y aprovecharon para anunciar que comenzarán a reunirse una vez por semana en distintas casas de provincia para discutir asuntos que hacen a la situación de las provincias y a la estrategia electoral para 2019. 

Si bien la excusa formal de la convocatoria quedó prácticamente neutralizada pasado el mediodía, mientras estaban reunidos en el segundo piso de la Casa de Tucumán en Buenos Aires, los mandatarios provinciales mantuvieron un largo encuentro, que duró cerca de tres horas, y aprovecharon para trazar un panorama sobre la situación política de cada una de sus provincias y para empezar a pensar en la necesidad de encarar un trabajo conjunto para “armonizar una propuesta” del espacio, de cara a las elecciones 2019.

“Ese tema se llevó prácticamente el 70 u 80 por ciento de la reunión”, contó a Letra P uno de los mandatarios que participó del encuentro que se celebró en el edificio ubicado en la calle Suipacha. Según pudo saber este portal, el próximo cónclave fue agendado para el miércoles 24 de octubre, en la Casa de Chaco en Buenos Aires. 

 

 

La fecha fijada no es inocente: ese mismo día, el oficialismo tenía previsto que la Cámara de Diputados aprobara el Presupuesto 2019, algo que fue puesto en duda por algunos de los participantes. “Hay que analizar el proyecto en función de la realidad que hay en cada uno de los territorios. Nos merecemos un tiempo prudencial de análisis, hay que ser cautos”, dijo un gobernador una vez finalizada la reunión.

El encuentro de este miércoles fue organizado por el anfitrión, Juan Manzur, y contó con la participación de representantes de otras nueve provincias. Junto al tucumano estuvieron los gobernadores Mariano Arcioni (Chubut), Gildo Insfrán (Formosa),  Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), y los vicegobernadores Pablo González (Santa Cruz) y Daniel Capitanich (Chaco), todos pertenecientes al sector que se reunió este año en distintas ocasiones en el Consejo Federal de Inversiones (CFI). 

A ese grupo se sumó este miércoles el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, que hasta el momento se había mantenido neutral en la división entre el sector de los más dialoguistas, que encabezan Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba). En tanto, aunque había confirmado su presencia, no estuvo el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, que pasó por la Casa Rosada para reunirse con el ministro Rogelio Frigerio

 

 

“Todos unidos triunfaremos, la unidad tiene que ser con todos. El campo nacional y popular tiene que darle esperanza a la gente”, dijo antes de retirarse del el riojano Casas. Otro de los mandatarios confirmó que las conversaciones en el segundo piso giraron en torno a la necesidad de armar una oferta electoral potente del peronismo para 2019. 

La idea convenció a la mayoría de los presentes, aunque genera resistencias en los ausentes. “En todas las familias hay un hijo que piensa de otra manera. La familia peronista es grande, diversa. Somos todos difíciles”, graficó un mandatario que afirmó que la convocatoria para el próximo encuentro está abierta a “la totalidad de los gobernadores”. Manzur ya hizo llegar sendas invitaciones a Schiaretti y Urtubey, 

Mientras maduran las conversaciones para el 24, a la par de la negociación del Presupuesto, los dirigentes peronistas ya empezaron a definir qué harán el 17 de octubre, cuando se celebra el Día de la Lealtad. El tucumano Manzur ya hizo punta y convocó a gobernadores, dirigentes gremiales e intendentes a su provincia. Hasta el momento, el único que confirmó su presencia entre los mandatarios fue Casas. Tanto Arcioni como el vicegobernador González tienen agendada una reunión en Chile por temas patagónicos, mientras que Zamora –que es de origen radical- estará en Israel y enviará probablemente a su vice, José Neder. Uñac, por su parte, se quedará en San Juan para encabeza un acto con el PJ local. Al día siguiente, el sanjuanino viajará a Estados Unidos.

En modo electoral, gobernadores del PJ entran en asamblea permanente

Diez mandatarios provinciales acordaron reunirse una vez por semana en Buenos Aires. Cursarán invitaciones para engordar la mesa. Agenda plena: desde coyuntura al armado del año que viene.

Con la excusa de enviar un mensaje formal de rechazo al Poder Ejecutivo por la resolución de la Secretaría de Energía que compensó a las empresas distribuidoras de gas por la devaluación, los gobernadores del peronismo se encontraron este miércoles en Buenos Aires y aprovecharon para anunciar que comenzarán a reunirse una vez por semana en distintas casas de provincia para discutir asuntos que hacen a la situación de las provincias y a la estrategia electoral para 2019. 

Si bien la excusa formal de la convocatoria quedó prácticamente neutralizada pasado el mediodía, mientras estaban reunidos en el segundo piso de la Casa de Tucumán en Buenos Aires, los mandatarios provinciales mantuvieron un largo encuentro, que duró cerca de tres horas, y aprovecharon para trazar un panorama sobre la situación política de cada una de sus provincias y para empezar a pensar en la necesidad de encarar un trabajo conjunto para “armonizar una propuesta” del espacio, de cara a las elecciones 2019.

“Ese tema se llevó prácticamente el 70 u 80 por ciento de la reunión”, contó a Letra P uno de los mandatarios que participó del encuentro que se celebró en el edificio ubicado en la calle Suipacha. Según pudo saber este portal, el próximo cónclave fue agendado para el miércoles 24 de octubre, en la Casa de Chaco en Buenos Aires. 

 

 

La fecha fijada no es inocente: ese mismo día, el oficialismo tenía previsto que la Cámara de Diputados aprobara el Presupuesto 2019, algo que fue puesto en duda por algunos de los participantes. “Hay que analizar el proyecto en función de la realidad que hay en cada uno de los territorios. Nos merecemos un tiempo prudencial de análisis, hay que ser cautos”, dijo un gobernador una vez finalizada la reunión.

El encuentro de este miércoles fue organizado por el anfitrión, Juan Manzur, y contó con la participación de representantes de otras nueve provincias. Junto al tucumano estuvieron los gobernadores Mariano Arcioni (Chubut), Gildo Insfrán (Formosa),  Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), y los vicegobernadores Pablo González (Santa Cruz) y Daniel Capitanich (Chaco), todos pertenecientes al sector que se reunió este año en distintas ocasiones en el Consejo Federal de Inversiones (CFI). 

A ese grupo se sumó este miércoles el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, que hasta el momento se había mantenido neutral en la división entre el sector de los más dialoguistas, que encabezan Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba). En tanto, aunque había confirmado su presencia, no estuvo el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, que pasó por la Casa Rosada para reunirse con el ministro Rogelio Frigerio

 

 

“Todos unidos triunfaremos, la unidad tiene que ser con todos. El campo nacional y popular tiene que darle esperanza a la gente”, dijo antes de retirarse del el riojano Casas. Otro de los mandatarios confirmó que las conversaciones en el segundo piso giraron en torno a la necesidad de armar una oferta electoral potente del peronismo para 2019. 

La idea convenció a la mayoría de los presentes, aunque genera resistencias en los ausentes. “En todas las familias hay un hijo que piensa de otra manera. La familia peronista es grande, diversa. Somos todos difíciles”, graficó un mandatario que afirmó que la convocatoria para el próximo encuentro está abierta a “la totalidad de los gobernadores”. Manzur ya hizo llegar sendas invitaciones a Schiaretti y Urtubey, 

Mientras maduran las conversaciones para el 24, a la par de la negociación del Presupuesto, los dirigentes peronistas ya empezaron a definir qué harán el 17 de octubre, cuando se celebra el Día de la Lealtad. El tucumano Manzur ya hizo punta y convocó a gobernadores, dirigentes gremiales e intendentes a su provincia. Hasta el momento, el único que confirmó su presencia entre los mandatarios fue Casas. Tanto Arcioni como el vicegobernador González tienen agendada una reunión en Chile por temas patagónicos, mientras que Zamora –que es de origen radical- estará en Israel y enviará probablemente a su vice, José Neder. Uñac, por su parte, se quedará en San Juan para encabeza un acto con el PJ local. Al día siguiente, el sanjuanino viajará a Estados Unidos.