X

“El tema del Fondo del Conurbano debe resolverse con recursos nacionales”

En Chaco, el gobernador analiza el interés de la Rosada para que la Corte falle en favor del reclamo de Vidal y habla sobre CFK y el futuro del peronismo: “Si vamos divididos a 2019, gana Cambiemos”.

Por 05/09/2017 15:22

(Resistencia, enviada especial). En el despacho ubicado en el primer piso del edificio de la Gobernación, frente a la plaza central de Resistencia, Domingo Peppo espera la visita de referentes nacionales: su ex rival en las elecciones y actual secretaria de Asuntos Municipales de Nación, Aída Ayala, y el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua. En minutos, firmarán juntos el llamado a licitación para la ampliación del Canal 16, una obra trascendental que evitará inundaciones en la zona de Resistencia y Fontana. El costo de la construcción será compartido entre el Estado nacional y la provincia. El gobernador hace un alto en la charla para participar del anuncio, que celebra por su importancia.

“Yo defiendo los intereses de mi provincia”, dirá un rato después a Letra P, antes de subirse a un helicóptero para ir desde la cálida capital chaqueña -que gobierna su antecesor en la provincia, Jorge Capitanich- rumbo a la inauguración de un Congreso de Medio Ambiente en la localidad de Sáenz Peña. Como otros gobernadores del peronismo, Peppo hace equilibrio en la relación con el Gobierno nacional, que se tensa y afloja según los temas y circunstancias. Mientras piensa, junto a otros mandatarios, qué debe hacer el PJ para salir del laberinto en el que está inserto, con Cristina Fernández de Kirchner todavía vigente y la necesidad de construir una alternativa competitiva para 2019.

Mientras, se pone el hombro la campaña de su provincia, donde apunta a ampliar en octubre la diferencia de votos que el Frente Chaco Merece Más -que incluye a todo el peronismo y sectores del kirchnerismo como La Cámpora, Kolina y La Martín Fierro- obtuvo sobre Cambiemos en las primarias de agosto. El resultado fue 44,85 a 37,86 por ciento, según el escrutinio definitivo. En tanto, la lista de Unidad Ciudadana, encabezada por un sector del kirchnerismo, cosechó el 7,34 por ciento. "Entendemos que en octubre vamos a mejorar sustancialmente porque creo que ellos trabajaron confundiendo a la gente porque la mayoría del kirchnerismo está dentro del Frente. Y la existencia de ese espacio terminó beneficiando a Cambiemos", dice Peppo.  

Pero en lo inmediato, los gobernadores tienen otra batalla por delante: el reclamo de María Eugenia Vidal ante la Corte Suprema de Justicia por la actualización del Fondo del Conurbano, que podría significar una pérdida de recursos para el resto de las provincias, si el dinero que exige Buenos Aires se tomara de la masa coparticipable.

En Chaco, Peppo analizó las alternativas que barajan los mandatarios provinciales para enfrentar el reclamo bonaerense, dijo que ven “con preocupación” que el Gobierno nacional respalde la demanda de Vidal y habló sobre el futuro del peronismo. Se pronunció a favor de la vuelta de Sergio Massa y dijo que todos los sectores –con Cristina incluida– deben trabajar juntos dentro del partido. “Si vamos a 2019 divididos, gana Cambiemos”, afirmó.

 

BIO. Nació en Santo Tomé, provincia de Corrientes, el 6 de julio de 1958. Estudió en la Universidad Nacional del Nordeste, donde se recibió de ingeniero en construcciones, hidráulico y civil. Por cuestiones laborales, a mediados de los ´80 se mudó a Villa Ángela, una ciudad ubicada en el sudoeste de Chaco. Se radicó en esa localidad y en 1991 ingresó a trabajar a la Secretaría de Obras Públicas. En 1995 se presentó por primera vez como candidato a intendente pero fue derrotado. En 2001 fue electo diputado provincial. En 2003 ganó finalmente la elección municipal y asumió como intendente. Fue reelecto en 2007. En 2008 asumió como ministro de Gobierno de Jorge Capitanich. En 2011 volvió a ganar Villa Ángela, con más del 70 por ciento de los votos. Capitanich volvió a convocarlo al gobierno provincial, donde asumió la presidencia del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda. En 2015 fue electo gobernador de la provincia,. Venció a la candidata de Cambiemos y actual secretaria de Asuntos Municipales, Aída Ayala, con el 55 por ciento de los votos.

 

-En los próximos días se reúne con el resto de los gobernadores en Buenos Aires para fijar una estrategia común respecto del reclamo de María Eugenia Vidal por el Fondo del Conurbano. ¿Cómo cree que debe resolverse?

-Es un tema central y nos está preocupando bastante a todos los gobernadores. De prosperar la acción de Vidal en la Corte, significaría una retracción terrible para muchas provincias. En el caso de Chaco son alrededor de 3.500 millones de pesos. Por eso tenemos que encontrar fuentes alternativas de financiamiento.  

-¿Creen que el reclamo que hace la gobernadora Vidal es justo?

-Buenos Aires tiene sus problemas. Lo que no es justo es que se resuelva a costa de otras provincias.   

 

"Nosotros estamos muy confiados en que la Corte va a escuchar a las provincias. Pero los gobernadores vemos un cierto interés por parte de la Nación en que resuelva de una manera y eso es preocupante."

 

-¿Piensan proponer alguna solución alternativa?

-Vamos a presentar una propuesta porque entendemos que se tiene que resolver con recursos nacionales. Nosotros estamos muy confiados en que la Corte va a escuchar a las provincias. Pero los gobernadores vemos un cierto interés por parte de Nación en que la Corte resuelva de una manera y eso es preocupante.

-¿Creen que la Nación quiere que la Corte beneficie a la provincia de Buenos Aires?

-Hubo algunas declaraciones en ese sentido. La vicepresidenta Gabriela Michetti dijo que había que solidarizarse con Buenos Aires. Todos somos solidarios, pero este tema nos va a traer problemas y va a profundizar las diferencias y las desigualdades que ya tenemos. Esto no fortalece para nada el federalismo. Buenos Aires ya de por sí tiene otras ventajas, recursos, subsidios y aportes que se le han dado. Si hay que arreglar este tema, debería ocuparse la Nación.

-Pero no ve una actitud imparcial de Nación.

-Creo que se ve la oportunidad. Todos sabemos la relación que tiene Buenos Aires con el Gobierno nacional y lo que significa políticamente la provincia para el proyecto político nacional. Las provincias ya hemos sufrido al principio del Gobierno la transferencia de recursos a la Ciudad de Buenos Aires. Después fuimos aportando con las modificaciones que se hicieron en Ganancias, acordamos el cobro de la retracción del 15 por ciento que tres provincias tienen en pleno pero a través de un crédito. Tenemos una serie de dificultades.

 

El gobernador Peppo recibió a Letra P en Resistencia. (Fotos: Horacio Torres)

-El Gobierno también plantea la eliminación del Impuesto al Cheque, que es coparticipable. ¿Qué posición van a tomar al respecto?

-Eso seguramente también va a entrar en la discusión. El tema es cómo sustituimos fuentes de financiamiento. Nosotros estamos en el límite y hacemos un gran esfuerzo para disminuir el déficit. Estamos cumpliendo nuestro programa de búsqueda de equilibrio y trabajando mucho en el desarrollo del sector privado. Chaco es una de las pocas provincias en las que aumentó el empleo privado. Pero si tenemos una retracción de recursos nos vuelve todo para atrás. Hay temas que no son judicializables, sino que se resuelven con acuerdos. Y deben tener un correlato legislativo. Hay muchas piezas que acomodar. Yo, como provincia, tengo claro que no vamos a ceder recursos.

"Tenemos que ver qué actitud va a tener el sector de Cristina. Yo creo que va a ser constructiva, de búsqueda de solución. Porque si vamos divididos a 2019, sabemos el resultado: gana Cambiemos."

-El Gobierno plantea que a nivel nacional hay una recuperación. ¿En qué situación está Chaco?

-Estamos aumentando mes a mes el empleo privado. El público lo congelamos en general. Hay caída de la industria pero recuperación de la construcción y mantenimiento en el comercio. Hemos crecido mes a mes pero hay una acción provincial casi artesanal para evitar caídas. Donde hay un problema estamos. Intentamos promover todo lo que podemos.

-¿Cómo diría que influye el proceso electoral en la relación entre la Nación y las provincias?

-Estas son elecciones distritales y evidentemente Cambiemos está con una estrategia nacional. Nosotros pensamos en defender los intereses de nuestra provincia. Planteamos diferencias, pero eso no debería interrumpir las relaciones en temas centrales.

-¿Los gobernadores piensan armar un bloque propio en el Congreso?

-Hay algunas ideas en ese sentido. Si es necesario se armará, pero tampoco tenemos que perder nuestra posición integral de oposición en el Congreso ante la concepción general de los temas. Yo creo que la relación de los gobernadores con los legisladores es fundamental para que lleguemos a acuerdos en beneficio de nuestras provincias. Primero está mi provincia.

-El kirchnerismo dice que parte del peronismo ha votado con el Gobierno y eso diluyó su rol de oposición.

-Además de ser oposición nosotros tenemos que considerar otro concepto, que es el de la gobernabilidad. A veces el Gobierno nacional necesita herramientas y nosotros también. Eso no significa renunciar a nuestros principios.

-¿Qué diferencias fundamentales plantea?

-Sin dudas la esencia que tenemos peronistas, como partido, es el rol del Estado y lo que hace a la política económica. Nosotros pensamos en un Estado promotor, que se mete en la economía para disminuir inequidades. Cuando dejamos que el sector económico, el mercado, tenga mayor peso, las desigualdades se profundizan. Esto pasó. El Estado debe intervenir, no con criterios abusivos pero sí de equidad y defensa.

 

 

-¿Qué lectura hace del resultado del peronismo en las elecciones?

-Si sumamos todos los votos del peronismo en sus distintas expresiones, la elección no fue mala. Se ganó en varias provincias y en distritos importantes, como Santa Fe y Buenos Aires.

 -Es decir, incluye el triunfo de Cristina Fernández de Kirchner.

-Así es. Hablo del peronismo en sus distintas expresiones. Nadie puede negar la esencia peronista de Cristina, ni de su gobierno o el de Néstor Kirchner. El peronismo tiene una fuerza política muy importante en los gobernadores y en sus intendentes, fuerza territorial. Todos quienes tenemos responsabilidad institucional, tenemos responsabilidad política. Y tenemos que bregar por armar un peronismo que sea atractivo nuevamente para la gente, que enamore al pueblo. Y que, a partir de eso, también tenga capacidad en el futuro de generar alianzas.

-¿Eso sería con la vuelta de los que se fueron?

-Sí.

"Además de ser oposición nosotros tenemos que considerar otro concepto, que es el de la gobernabilidad. A veces el Gobierno nacional necesita herramientas y nosotros también. Eso no significa renunciar a nuestros principios."

-¿Con Sergio Massa, por ejemplo?

-Massa tendría que volver al peronismo. Yo soy institucionalista, peronista y defiendo al partido. Por eso digo que hay que estar dentro del partido. Lo mismo Cristina. Tiene que estar dentro del partido o de un frente en el que vayamos a las PASO o a un proceso interno donde se defina el liderazgo. Me parece que esa es la alternativa que tenemos para ser opción en el futuro.

-También volvieron Juan Schiaretti y Carlos Verna, que durante el kirchnerismo estuvieron afuera de partido.

-Eso es muy bueno. Creo que los gobernadores están con mucha madurez política, de entender lo que está pasando y que nos tenemos que juntar no solo para defender recursos, sino también el espacio político.

-Muchos de esos gobernadores plantean que Cristina ya cumplió un ciclo. ¿Qué opina?

-Cristina es una dirigente importante, por el rol que ocupó y ocupa. Y fue confirmada en la provincia de Buenos Aires con los votos correspondientes. Nosotros entendemos que ella es una pieza importante y fundamental, pero que no sé si es ella la que debe conducir este momento o ser la que nos represente. Creo que su gobierno fue un tiempo importante para el país y lo vamos a seguir planteando así, dejando de lado cuestiones en las que no coincidimos o que condenamos o esperamos que la Justicia aclare.

-Se refiere a la corrupción.

-Sí, me refiero a la corrupción. Pero sí valoro sus políticas públicas. En el caso del norte, el Chaco fue ampliamente beneficiado y la gente estuvo mejor. Es una realidad palpable.

-¿Se imagina una mesa del peronismo de la que participen todos los gobernadores y Cristina?

-Imagino una mesa de tres o cuatro sectores. Entre los gobernadores tiene que haber una unidad, tenemos que ver quién puede representar a ese espacio. Seguramente se sumarán otros espacios. Ahí tenemos que ver qué actitud va a tener el sector de Cristina. Yo creo que va a ser constructiva, de búsqueda de solución. Porque si vamos divididos a 2019, sabemos el resultado: gana Cambiemos. Tenemos que entender, tener amplitud, sabiduría y dejar de lado las cuestiones personales y sectoriales. No es fácil en política.