SENADO

Ley de alquileres: la UCR tuvo que desmentir un acuerdo con el oficialismo

El bloque radical de la Cámara alta ratificó que insistirá en pedir la sanción del proyecto aprobado en Diputados, aunque no reúna los votos.

Como explicó Letra P, fuentes del oficialismo y de la UCR del Senado habían dado cuenta de esos diálogos. El proyecto se debatió este miércoles y jueves en un plenario de comisiones de Legislación General y Presupuesto, no se firmaron dictámenes y volverá a discutirse la semana próxima.

Durante las reuniones, las senadoras kirchneristas Anabel Fernández Sagasti y Juliana Di Tullio señalaron en varias oportunidades que intentarán buscar un consenso de “magnitud”, para modificar el proyecto aprobado en Diputados y, además, lograr que allí pueda convertirse en ley.

El texto enviado desde la Cámara baja retorna los contratos de alquiler a dos años -hoy son de tres-, autoriza aumentos cada cuatro meses y precios libres acordados por las partes. La ley vigente, sancionada en 2020, permite subir los valores recién al año de contrato y a través de una fórmula, que combina el aumento de los salarios registrados (RIPTE) y de la inflación (IPC).

Fuentes del Frente de Todos consultadas por Letra P confirmaron que hubo conversaciones con la UCR. “La única verdad es que no pudimos consensuar porque los retaron”, sostuvo una autoridad oficialista.

Además, este jueves, en los pasillos del Senado referentes del bloque radical reconocían off the récord que había diálogos con el Frente de Todos y hasta especularon con planchar el debate hasta después de las elecciones presidenciales, para negociar con menos presión. “A nadie le fue bien peleándonos todo el tiempo”, fue una de las frases que se escuchó.

Hay un antecedente cercano que alimentaba los rumores: la semana pasada, el FDT y la UCR negociaron en el Senado un dictamen para regular alquileres temporarios. Lo firmaron Mariano Juri, Silvia Giacoppo, María Belén Tapia y Pablo Blanco, del bloque radical. Nadie se retractó.

Diálogo roto

El comunicado canceló cualquier posible pacto entre las principales fuerzas de la Cámara alta. “El bloque de senadores nacionales de la UCR reafirma su vocación de aprobar, sin cambios, la media sanción obtenida en la Cámara de Diputados de la Ley de Alquileres. No existe ningún tipo de negociaciones con la bancada oficialista”.

Con las firmas de Luis Naidenoff y Pablo Blanco, jefe y subjefe de la bancada, sus 18 integrantes recordaron que el vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el radical chaqueño Víctor Zimmermann, pidió al terminar el plenario firmar dictámenes con la intención de adherir al proyecto aprobado en Diputados, redactado por el interbloque de Juntos por el Cambio.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FLetra_P%2Fstatus%2F1699575910268080470&partner=&hide_thread=false

Según pudo reconstruir Letra P, el comunicado de la UCR se escribió luego de fuertes discusiones en el grupo de chat, donde un sector empezó a cuestionar las actitudes dialoguistas. Acusan de promoverlas a Gerardo Morales, gobernador de Jujuy y presidente del partido.

Otra prueba del intento del Frente de Todos de negociar con JxC es que usó su mayoría en las comisiones para impedir que se firmaran los dictámenes y pedir continuar el debate, aun cuando, como detalló Letra P, más de la mitad del recinto del Senado quiere modificar la reforma de Diputados. Al oficialismo se suma el respaldo del bloque Unidad Federal. Intercambiaron borradores con propuestas, como establecer la actualización de contratos a los seis meses, contratos de tres años para comercios y un nuevo índice para poner un tope a los aumentos.

El FDT suspendió esas gestiones (que incluían fuertes discusiones internas sobre la letra chica), porque sus referentes entendieron que la introducción de modificaciones por mayoría simple podría traerles problemas, debido a que le permitiría a la Cámara de Diputados ratificar el texto original con la misma proporción del recinto. Sería una sesión de campaña de JxC y del candidato presidencial de la Libertad Avanza, Javier Milei, quien se opone a cualquier regulación.

En cambio, si el Senado modifica el proyecto con dos tercios, la Cámara de origen necesita esa cantidad para insistir con su versión. A eso apunta el acuerdo que el FDT quiere hacer con la UCR.

Además, ese consenso permitiría no dejar al mercado inmobiliario con la incertidumbre legal que tiene desde que se reabrió el debate por una nueva regulación. Durante los plenarios de comisiones, referentes de las cámaras que agrupan al sector aseguraron que hasta que no haya una nueva norma sancionada, será imposible alquilar.

El interbloque de JxC no puede garantizar por sí mismo la sanción de una norma, porque no tiene mayoría en el Senado y no logró sumar aliados. Tampoco acepta negociar otro articulado con el oficialismo. El debate seguirá el miércoles.

ley de alquileres: el fdt quiere modificar la reforma de diputados y busca sumar a jxc 
ley de alquileres: el oficialismo demoro el dictamen para negociar un acuerdo con la ucr

Las Más Leídas

También te puede interesar