FERNET CON ROSCA

Ignacio García Aresca escala en el armado de Llaryora y Agost Carreño en la mira: ¿corrupción o interna PRO?

El gobernador define su equipo de operadores VIP. El sobrino de Kammerath, apuntado. Gabriel Bornoroni mete la cuchara en todos lados y espera la revuelta.

Entre quienes frecuentan al gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, sobresale la misma opinión sobre su estilo: el peronista es el director técnico, el árbitro, el equipo, la hinchada, la ambulancia y el aguatero. Es por esto que en sus primeros 100 días de gestión varias figuras de la política empezaron a entender que no tiene una mesa chica propiamente dicha.

El exintendente de San Francisco es la mano derecha de Llaryora en la Cámara de Diputados, pero el mandatario entiende que el cuero le da para más. En el Panal, como se conoce a la sede de gobierno de la provincia, ya hay una oficina espaciosa y aledaña al despacho de Llaryora para que la ocupe su “hermano de la vida”.

aresca mano.jpg
Ignacio García Aresca, el hermano de la vida de Martín Llaryora.

Ignacio García Aresca, el hermano de la vida de Martín Llaryora.

En concreto, Llaryora le pidió que a los oficios en el recinto añada otras diligencias en la sede del poder. Esto supone elevar el perfil, un detalle que no agrada a García Aresca, quien se siente más cómodo afuera de las luces.

De perfil todavía más bajo que el diputado sanfrancisqueño, Bario, hoy en boca de buena parte de la crema de la dirigencia cordobesa, será el gran titiritero de Llaryora, como siempre.

El gobernador comienza a ordenar su vocería política, mientras se prepara para la convivencia en la escena pública con Juan Schiaretti, quien mantendrá la expectativa con la estrategia del simposio.

Pleno empleo para los comunicadores de Martín Llaryora

Como se acercan días de alta exposición, conforme se acelere el debate en Diputados del paquete de reformas de Javier Milei, Llaryora ajusta su estrategia pública. Un poco de aleteo mediático hizo la oposición de Juntos por el Cambio de la provincia cuando se conoció en el Boletín Oficial la designación de Roberto Sposetti como asesor, con rango de secretario de Estado.

En influyentes despachos explican que el nombramiento responde a una política de continuidad que alcanza no sólo al funcionariado que compartió buena parte de las dos últimas gestiones de Juan Schiaretti, sino a sus competencias inherentes.

seita schiaretti.jpg
Martín Llaryora aceptó la herencia: mantiene a los operadores de Juan Schiaretti.

Martín Llaryora aceptó la herencia: mantiene a los operadores de Juan Schiaretti.

Sposetti fue uno de los hombres más influyentes en el diseño de la comunicación política del cordobesismo. Llaryora no quiere prescindir de sus servicios y, de paso, cumple con la regla tácita: “Un peronista no deja sin trabajo a otro peronista”.

Sin embargo, la continuidad laboral de Sposetti no sería la única. También la tendría otro hombre de consumo masivo de la dirigencia política con hambre nacional, como el que tiene Llaryora.

Guillermo Seita ofreció un paquete full para que Llaryora logre penetración mediática y política en los medios del puerto.

Lo digo o no lo digo: Gabriel Bornoroni va por todo

Empoderado por Karina Milei y Martín Menem, el diputado cordobés Gabriel Bornoroni aguarda el momento para la revancha. Esta vez, no pudieron contra Oscar Zago, que mantiene la jefatura de la bancada de La Libertad Avanza. La pelea no está terminada.

El estacionero elige no meter las manos en el barro. ¿Por qué lo haría si tiene de su lado a la escudera presidencial? A su entorno no le dice ni que sí ni que no sobre la posibilidad de desbancar a Zago.

Sin embargo, el poder que ha ido concentrando el presidente de la comisión de Legislación General de la Cámara baja no le desagrada por ser su primera experiencia política.

Como ya contó Letra P, fracasó la revuelta para el bloque. Vendrá otra más si es que el referente del Partido Demócrata convoca a una nueva reunión del bloque libertario.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/LLibertadAvanza/status/1770540622585155792&partner=&hide_thread=false

“Es cuestión de tiempo. Los hermanos quedaron muy molestos cuando Zago, Cecilia Ibáñez y Eduardo Falcone se fueron y no quisieron firmar el dictamen. Recibieron el llamado del rigor y regresaron. ¿Para quién juegan?”, analizan en la expendedora política de Bornoroni, muy dispuesta a echar nafta al fuego.

Como sea, el diputado que quedó bajo el control formal del universo libertario por imperio de Karina Milei sigue jugando fichas. Sus alfiles controlan PAMI y la ANSES. Se ve que no es suficiente, porque este portal pudo saber que también juega en la elección de las autoridades del Colegio de Abogados de Córdoba.

El responsable de la delegación nacional en Córdoba, Jorge Bauzá, integra el universo dirigencial que apoya la lista de Eduardo Bittar, el favorito para reemplazar al presidente del Colegio, Ignacio Segura.

Oscar Agost Carreño, ¿corrupción, operación o interna PRO?

Patricia Vázquez, exsecretaria de Estado del Ministerio de Seguridad, milita el fin del “curro” de los registros del automotor. La adoradora de Patricia Bullrich decidió colocar en sus redes algunos nombres conocidos en el mundillo de Córdoba y que, ciertamente, desde que Cambiemos ocupó el centro del poder en 2015, eran un secreto a voces en este punto del mapa.

El diputado de Hacemos Coalición Federal y presidente del PRO de Córdoba, Oscar Agost Carreño, fue protagonista del fin de semana, en especial después de que La Nación levantara el tuit de Vázquez. Director nacional del Registro del Automotor en tiempos de gestión de Mauricio Macri se le adjudicaron en la provincia 17 dependencias de las 87 disponibles.

Su incidencia en ese plano ya revestía calidad de mito urbano, pero nadie duda que la trazabilidad del supuesto "zar" de los registros empezará en breve. Vázquez cita algunos nombres conocidos como Jorge Rigo, quien fuera autoridad del PRO de Villa Dolores, o la abogada macrista Fabiana Stella Gómez Vizzoni, interventora del Registro Seccional Córdoba N° 7. También a la madre de Carreño, Josefina Kammerath, hermana del exintendente de la capital y referente de la Ucedé, Germán Kammerath. En este caso, el registro llegó por los lazos con Carlos Menem en los '90.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/patovasquezok/status/1770568334070673542?s=48&partner=&hide_thread=false

Como era de esperarse, en el entorno del diputado desmienten la información, aunque no saldrán a alzar la voz. Alguna vez el larretismo, que tuvo a Carreño como armador, sostenía que el “curro” era de Macri, que el joven abogado era sólo un engranaje.

Por supuesto, apuntan a Javier Iguacel, hombre de Bullrich, quien alguna vez quiso -dicen en la sede partidaria ubicada al frente del bar de cuarteteros históricos- el registro de Capitán Sarmiento. “Se quedó con la sangre en el ojo porque Carreño prohibió que los hijos de los encargados heredaran registros”.

En los mentideros del PRO ya se decía que esa decisión había derivado en un conflicto familiar en la familia Kammerath-Carreño. También recuerdan que era el propio Macri el que mandaba jugadores de fútbol y egresados del Cardenal Newman para beneficiarse con los registros que impedía el concurso público, con escribano de gobierno, código de barra y normas ISO 9001. Problemas de casta.

“Vázquez administraba la plata de lo recaudado por las cédulas azules en la gestión de Bullrich. Desde esa época quedó con ganas de morder más en el sistema”, le devuelven la “gentileza” desde la tierra del fernet con coca o con rosca.

El homeoffice de Omar Sereno

El secretario de Trabajo de la provincia de Córdoba, Omar Sereno, es un tradicional colaborador del cordobesismo. El profesor de educación física y abogado laboralista tiene en su historial conflictos sonoros, principalmente con los gremios que dependen del Panal y la Municipalidad de Córdoba.

Nadie duda de su capacidad y timing para llevar los conflictos entres las partes, pero la queja recurrente en los pasillos de la dependencia es que sigue funcionando con la modalidad adoptada en la pandemia. En concreto, la mayoría de las audiencias siguen siendo virtuales. El argumento para sostener la metodología es que se logra mayor celeridad, pero lo cierto es que -dicen quienes trajinan esa dependencia- se pierde profundidad.

Con el Colegio de Abogados en plena campaña, el regreso a la presencialidad para algunos casos será un tema que picará fuerte.

Agustín Rossi junto a Leandro Busatto y Roberto Sukerman en un plenario de La Corriente.
Las Malvinas de Javier Milei.FOTO: NA

También te puede interesar