LA INTERNA AMARILLA

Cristian Cunha, presidente del PRO Santa Fe: "Hay que preguntarle a Gisela Scaglia por qué vamos a internas"

El socio de Federico Angelini apunta a la vicegobernadora por la puja y señala a "parte de la UCR" por ayudarla. El pacto con LLA "no se está charlando".

Cristian Cunha dice que no se siente incómodo en el lugar en el que está. Presidente del PRO Santa Fe y referente del sector halcón que lidera Federico Angelini, es también secretario de Cooperación de un gobierno provincial cuya vicegobernadora, Gisela Scaglia, es su principal rival en la interna del macrismo provincial.

Aunque no lo confirma, Cunha probablemente sea candidato para su reelección como mandamás del PRO. Cree que van camino a unas internas porque la vicegobernadora no quiso negociar: "Nunca nos pudimos sentar a dialogar". Si bien opina que lo que se dirime en el partido amarillo es si va más "para el lado de Javier Milei o para el lado de Martín Lousteau", desmiente que, si su sector gana, romperá Unidos para Cambiar Santa Fe y acordará con La Libertad Avanza.

Aunque deja afuera a Maximiliano Pullaro -"está por encima de todo"-, Cunha se queja porque considera que parte de la UCR está trabajando junto a su rival: "Quieren un partido más de centro", entiende, pero avisa: "Si no estamos en Unidos, estaremos en otro lado, pero nuestras ideas y principios no van a desaparecer".

Los motivos de la interna entre Gisela Scaglia y Federico Angelini

-¿Por qué el PRO de Santa Fe va a internas?

-Hay que preguntarle a la vicegobernadora por qué vamos a internas. Planteamos una instancia de diálogo porque al PRO no lo fortalecería ir a una interna, sobre todo porque el contexto de la sociedad pide otra cosa desde el lugar institucional que tenemos con la vicegobernación, ministerios y secretarías. Además, tenemos un ejemplo muy cercano, que fue el de Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, que cansó a la sociedad y terminó virando hacia alguien que le hablaba de no política. No hay que ir a una interna, pero si la decisión de algún sector es de ir, vamos a ir.

-Su mandato como presidente del PRO termina el 20 de octubre, ¿por qué el apuro?

-En función de que ya fue elegido Mauricio Macri como presidente a nivel nacional, y de las charlas que van a venir de cara al 2025 a nivel nacional, decidimos que hay que determinar ya quiénes son las autoridades en los distintos distritos. Sobre todo en Santa Fe, una provincia muy importante para el país.

CunhaMacri.jpeg
Mauricio Macri junto a Cristian Cunha.

Mauricio Macri junto a Cristian Cunha.

-En el plano partidario se suman las críticas al modo de conducción de Federico Angelini, se habla de "la conducción del dedazo". ¿Cómo se lo toman?

-Es contradictorio decir eso cuando la mayoría de los perfiles elegidos por Angelini hoy están con Scaglia. La vicegobernadora fue cuatro veces candidata a diputada nacional, Germana Figueroa Casas fue candidata a concejal, Alejandro Roselló tres veces candidato a concejal, Anita Martínez fue candidata a concejal, a diputada nacional y a intendenta. Siempre se trataron de elegir los mejores perfiles o los que más sumaban al espacio en ese momento.

La posibilidad de un acuerdo PRO-LLA en Santa Fe

-¿Qué se discute?

-Lo que se define es para qué lado va el PRO, si va a mirar más para el lado de Javier Milei o si va a mirar más para el lado de Martín Lousteau, si va a mirar más a la derecha o a la izquierda.

-¿Su espacio quiere un acuerdo con La Libertad Avanza?

-No es lo que se está charlando hoy. De hecho, nuestro sector -que es más cercano a Milei- junto con la UCR pusimos las coincidencias por delante de las diferencias y definimos que había que incorporar al Socialismo. Fue así porque primó el objetivo de que el kirchnerismo no tenía que estar más, ni en la conducción del país ni en la conducción de la provincia. En esa línea coincidimos en que la prioridad era no dejar una ventana para que el kirchnerismo vuelva a ganar en Santa Fe y trabajamos sobre las coincidencias, inclusive con el propio socialismo.

-¿Ni siquiera en caso de que nacionalmente se llegue a un acuerdo entre el PRO y LLA?

-Son dos instancias distintas. Tenemos una mirada de cambio, así nos expresamos en el ballotage y no dudamos ni un día en decir que íbamos a apoyar a Milei. Hubo muchos radicales, como Lousteau, Gerardo Morales y compañía, que trabajaron para Sergio Massa. La mayoría de los dirigentes del PRO en el país -salvo Capital Federal-, y me incluyo, somos consecuencia de la crisis del campo por la Resolución 125 de 2008, y su creador fue Martín Lousteau. Nunca vamos a estar ahí a nivel nacional; a nivel provincial son otras las cuestiones.

Ruidos internos en Unidos para Cambiar Santa Fe

-¿Siente que hay figuras de Unidos que no son del PRO que metidos en su interna?

-Por supuesto. Parte de la UCR está trabajando junto a Gisela Scaglia porque caen en la tentación de creer que tendrían un partido más cercano al centro, pero es un error en función de la estrategia del frente. Si no estamos en Unidos, estaremos en otro lado, pero nuestras ideas y nuestros principios por el cual ingresamos al PRO no van a desaparecer.

-Habla de "parte de la UCR", que hoy conduce el gobernador Maximiliano Pullaro, y usted es miembro del gabinete. ¿No hay algo extraño ahí?

-No. Hay dos estratos, el gobernador está por encima de todo y está trabajando siempre con una mirada de unir, de contener, de tratar a todos por igual. Abajo suyo no sucede lo mismo. El gobernador, sinceramente, está llevando a cabo una gestión que apoyamos, sabíamos que no era fácil. Es un honor estar en ese gabinete y estar trabajando junto a él.

Cunha.Pullaro.jpg
Maximiliano Pullaro y Cristian Cunha, el día de la toma de juramento.

Maximiliano Pullaro y Cristian Cunha, el día de la toma de juramento.

-¿Como espacio siguen pensando que tienen poco lugar en el gabinete?

-Sí, claramente el gabinete está compuesto en un gran porcentaje por la UCR, en un porcentaje menor pero importante por el Socialismo y, después está el resto, dentro del cual estamos nosotros. No nos sentimos a la altura de la UCR y del Socialismo. También hay una realidad: perdimos y el gobernador decide. Habría que preguntarle a la vicegobernadora por qué pasa eso.

El rol de Mauricio Macri

-¿Mauricio Macri va a terminar interviniendo para que no haya internas?

-No, no debería. Ya tenemos la madurez política suficiente, hemos logrado conformar un frente que antes era impensado y pusimos una vicegobernadora, ministros y diputados en muy poco tiempo, el partido tiene 17 años en la provincia. Si logramos estos resultados, ¿vamos a esperar que venga Mauricio a resolver? Mostraría inmadurez política de nuestra parte. No va a ocurrir eso, lo resolveremos dialogando si es posible, o iremos a una interna, que es parte de la democracia. En definitiva, somos todos del PRO, sino estaríamos afiliados a otro partido.

La unidad en el PRO Santa Fe, una quimera (por ahora)

-¿Buscará la reelección como presidente del PRO?

-Es una posibilidad. Puede pasar que a última instancia surja otra opción.

-¿Qué tiene que pasar para que se dé la unidad?

-Sentarse a dialogar, nunca nos pudimos sentar a dialogar. Si Scaglia nos llama, ¿cómo no nos vamos a sentar? Somos gente que hace muchísimos años nos conocemos, siempre hemos dialogado.

Gisela Scaglia va a fondo por la conducción del PRO Santa Fe.
Gisela Scaglia y Federico Angelini junto con Mauricio Macri en la campaña de 2021.

También te puede interesar