NOVENA SECCIÓN

Kicilloneta a toda marcha

CFK bajó la bandera y el gobernador arrancó su carrera por la reelección. Encuestas que envalentonan y respaldo dirigencial en aumento. La inercia del verano.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Axel Kicillof ya camina con la camisa desabrochada, sin ocultar el ropaje de candidato que tiene debajo del traje de gobernador. Se lazó sutilmente en La Plata en el epílogo de 2022 y aceleró su carrera hacia la reelección reafirmado por el apoyo de vastos sectores del Frente de Todos (FdT) que batallaron en su nombre contra quienes empujaban para sacarlo por arriba, hacia una postulación presidencial. Ahora, su entorno trabaja decididamente por la reelección de su jefe, envalentonado por encuestas de últimas semanas que lo ponen no sólo como el mejor posicionado dentro del oficialismo, sino incluso por arriba de la oposición que le arrebató las elecciones de medio término.

 

“Durante la campaña 2019 hacíamos las plazas del pueblo, ahora venimos a dar la cara; no es lo mismo que cuando estábamos en campaña, porque ahora tenemos responsabilidades de gobierno (…) Pero en Avellaneda nos pidieron salir a hablar, ir a los barrios, a los pueblos, ir a la realidad, la que nos pidió eso fue Cristina”, dijo el gobernador desde la playa de Villa Gesell en la última mateada que encabezó ante una multitud.

 

 

La primera etapa de la carrera electoral de Kicillof está puesta en especialmente en la Costa Atlántica, donde montado en una nueva temporada récord busca iniciar el año con buenas noticias. Con base en la residencia oficial de Chapadmalal, combina recorridas y gestión, encuentros con sectores económicos, reuniones como las que mantuvo con el ministro de Economía, Sergio Massa, o con su par de Interior, Eduardo De Pedro, y plazas de neto corte electoral.

 

Tampoco olvida cumplir con los mandatos de su jefa y se sumó a los gobernadores de Santiago del Estero y de La Rioja para denunciar  a Silvio Robles, vocero del presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, y el ministro de Seguridad y Justicia porteño, ahora de licencia, Marcelo D’Alessandro, acusados por la vicepresidenta de ser parte de “la mafia judicial”. La quita de recursos a la provincia para devolverle fondos de coparticipación a la Ciudad será uno de los caballitos de batalla de la campaña.

 

El entorno del gobernador se cuida especialmente de no hablar de candidaturas. Como contó Letra P, uno de los voceros designados, el jefe de Asesores, Carlos Bianco, se aferra a la biblia de gestión y el todismo. Será “lo que defina el espacio”, insisten mientras el camporismo en alianza con el jefe de gabinete, Martín Insaurralde, pregonan que no debe hablarse de candidaturas hasta no “romper la proscripción a Cristina”.

 

Desde importantes despachos ubicados en Calle 6 de La Plata mueven encuestas que ubican a Kicillof como el mejor posicionado del oficialismo para retener la provincia que el FdT quiere transformar en fuerte de resistencia. El gobernador es quien mejores números tiene, incluso por arriba de Juntos. Así lo reflejan los últimos estudios de las consultoras Proyección, Aresco y Analogías.

 

Al calor de los números que circulan, en las últimas semanas un grupo de intendentes del conurbano comenzaron a sumarse –de manera pública o en privado– al lote de dirigentes –muchos del interior de la provincia– que siempre apoyó la reelección… el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, el de Avellaneda, Jorge Ferraresi; de Ensenada, Mario Secco; de Morón, Lucas Ghi; de Berazategui, Juan José Mussi.

 

También hace público su respaldo el Frente Renovador de Massa, vía los diputados Nicolás Russo y Rubén Eslaiman, dos referentes importantes del espacio en la provincia son un ejemplo de aquello; e incluso sectores no afines a Kicillof, como el Movimiento Evita, que en los tres años de gobierno no tuvieron vínculo con el mandatario provincial. “Todas las encuestas dan que el gobierno provincial está trabajando correctamente” y no hay que “entorpecer”, sino “pensar la mejor estrategia”, le dijo el referente de Lanús Agustín Balladares a Letra P ante la consulta por una interna en la provincia.

 

La condena a CFK en la causa denominada Vialidad fue el origen de un tiempo distinto para el mandatario y la orden de tomar el bastón, la bala de fogueo que avisó de la largada. Rápido de reflejos, Kicillof dio un paso al frente, movió primero. Y a caballo del latiguillo “la campaña es la gestión” logra imponerse en el frente interno. Falta una eternidad y la oposición acecha. Como sea, para tener chance de retener la provincia, el FdT necesitará de todos los actores.

 

visita a astiz: union por la patria responsabiliza a dos diputados libertarios y quiere acelerar su destitucion
Los dirigentes Roque Fleitas y Andrés Laumann de La Libertad Avanza de Entre Ríos en la audiencia para obtener la personería provisoria.

También te puede interesar