NOVENA SECCIÓN

El rincón inexpugnable del gabinete de Kicillof

La colonización por goteo no llega al equipo económico ni al de comunicación. Más ministerios y reducción de 30% de pureza. Crecieron La Cámpora e intendentes.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Axel Kicillof arrancó su gestión en Buenos Aires con un gabinete puro, integrado por hombres y mujeres de su máxima confianza y con módicas incrustaciones a pedido de su jefa política, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El mandatario logró mantener la alineación inicial los dos primeros años, hasta que la derrota en las primarias de 2021 alteró el orden de cosas en el Frente de Todos. A partir de allí, comenzó una colonización por goteo en la cual ganó espacio La Cámpora. El último capítulo fue el arribo del sindicalista ultra K Walter Correa al Ministerio de Trabajo que dejó Mara Ruiz Malec, funcionaria kicillofista de la primera hora. Pero los avances del sector liderado por Máximo Kirchner en sociedad con el intendentismo y los de Sergio Massa, que se quedó con Transporte, parecen tener un límite: las áreas económica y comunicacional son un lugar inexpugnable.

 

Desde el primer día de la gestión se mantienen en sus cargos los ministros Augusto Costa (Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica) y Pablo López (Hacienda y Finanzas) y el titular de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard. De extrema confianza de Kicillof, continúa en el Ministerio de Comunicación Pública Jesica Rey, y Javier Rodríguez conduce Asuntos Agrarios.

 

El área económica es una de las fibras más sensibles de la administración provincial. Los miembros del equipo económico acompañaron a Kicillof durante su gestión al frente del Ministerio de Economía nacional durante el gobierno de CFK.

 

Costa y López estuvieron en la Secretaría de Comercio Interior y la de Finanzas, respectivamente; Girard y Rodríguez, en la Comisión Nacional de Valores y en la Secretaría de Coordinación Político Institucional y Emergencia Agropecuaria nacional. Con los cuatro mantiene un estrecho vínculo desde su paso por la facultad de Ciencias Económicas de Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA). Rey, una de las personas de mayor confianza del gobernador, lo acompaña desde hace más de diez años, cuando ni siquiera había llegado al Ministerio de Economía, ya en aquel entonces manejando la comunicación del dirigente.

 

El gabinete original de Kicillof tenía quince ministerios, de los cuales nueve estaban ocupados por hombres y mujeres de su confianza. Los cinco mencionados, más Carlos Bianco (Jefatura de Gabinete), Federico Thea, (Secretaría General) Agustina Vila (Educación) y Agustín Simone (Infraestructura); cuatro personas fueron propuestas por CFK: Julio Alak (Justicia y Derechos Humanos) Daniel Gollan (Salud), Sergio Berni (Seguridad) y Teresa García (Gobierno); La Cámpora puso a Fernanda Raverta. Estela Díaz, a cargo del Ministerio de la Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, pertenece a la CTA.

 

En síntesis, Kicillof arrancó con un gabinete 60% puro; tras la colonización mencionada, que además incluyó la creación de nuevas reparticiones, ese porcentaje de pureza se redujo al 36. Buenos Aires tiene hoy diecinueve ministerios, de los cuales sólo siete están en manos de hombres y mujeres del riñón del gobernador. El aluvión intendentista implicó la degradación de Bianco, Simone y Vila, aunque para los dos primeros el gobernador creó nuevos cargos que le devolvieron poder y manejo de caja.

 

La Cámpora ostenta el control de cuatro ministerios: Ambiente (Daniela Vilar), Desarrollo de la Comunidad (Andrés Larroque), Salud (Nicolás Kreplak) y Trabajo (Walter Correa). Los intendentes manejan dos áreas de peso como la Jefatura de Gabinete (Martín Insaurralde) y el Ministerio de Infraestructura (Leonard Nardini); el Frente Renovador se quedó con el nuevo Ministerio de Transporte (Jorge D’Onofrio) y la vicepresidenta mantiene a Alak (Justicia), a Berni (Seguridad) y a Cristina Álvarez Rodríguez (Gobierno).

 

En más de una ocasión, Kicillof resistió con éxito el traslado de Costa al gabinete nacional. Tiene a favor el aval de la vicepresidenta. De consulta permanente con CFK en materia económica, el mandatario lleva a ese equipo a sus reiteradas reuniones con sus pares nacionales en momentos de crisis extrema; lo hizo durante un encuentro con la exministra Silvina Batakis y, como contó Letra P, lo hizo en una reunión con el superministro Massa.

 

diputados aprobo la creacion de la empresa de emergencias de salud para buenos aires
Luis Juez se acerca a la vereda de La Libertad Avanza, pero va sumando enemigos.

También te puede interesar