09|8|2022

Cómo se reparte el apoyo de los intendentes PRO en la pelea por la gobernación

29 de junio de 2022

29 de junio de 2022

Santilli pica en punta, con el respaldo del 30% de los 20 municipios amarillos. Sigue Ritondo y más atrás, Grindetti e Iguacel. Jorgemacrismo y equilibristas.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Los 19 intendentes y la intendenta de Propuesta Republicana (PRO) en suelo bonaerense controlaron buena parte de la estrategia electoral de Juntos en 2021 y pretenden volver a ser decisivos en la campaña para 2023, en la que ya se perfilan cuatro candidatos a gobernador: Diego Santilli, alineado al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; Cristian Ritondo, parte de la estructura de la exmandataria María Eugenia Vidal; Néstor Grindetti, el de mayor experiencia en gestión local con vínculos históricos con Mauricio Macri; y Javier Iguacel, la única espada territorial de Patricia Bullrich. ¿Cómo se reparte entre ellos el apoyo de los jefes territoriales? Según la foto de hoy, El Colorado le saca ventaja al resto con el apoyo de seis jefaturas comunales, cuatro de los cuales se los aporta Jorge Macri, otrora adversario hasta que selló un acuerdo con el alcalde porteño y se mudó a su gobierno. Lo sigue el exministro de Seguridad bonaerense, quien, si bien se mueve en tándem con Grindetti, se anota dos intendentes y cree que está en condiciones de sumar otros dos. En tanto, el alcalde de Lanús y el de Capitán Sarmiento, circunscriben sus márgenes de influencia sólo a sus intendencias. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Santilli cuenta con el respaldo explícito de Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Ezequiel Galli (Olavarría). El primero trabaja en su candidatura de manera delegada, ya que es parte de la mesa de equipos técnicos de Larreta; el segundo, de modo directo: fue el primero de los alcaldes en elegir al diputado nacional como su mejor postulante para intentar ganarle al peronismo bonaerense e incluso hablar de sus intenciones de integrar un eventual gabinete suyo. A estos dos dirigentes, que están al frente del armado del partido en la Tercera y Séptima secciones electorales, respectivamente, se suman Soledad Martínez (Vicente López), Pablo Petrecca (Junín), Mariano Barroso (Nueve de Julio) y Javier Martínez (Pergamino), que gestionan sus distritos bajo la conducción política del primo de Macri, que, como se dijo, cerró un acuerdo con Larreta. El ministro de Gobierno e intendente en uso de licencia vicentelopense pone toda su estructura a disposición de Santilli para garantizarse el posicionamiento como principal candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad en 2023. Otro de los alcaldes que busca que Larreta llegue a la Casa Rosada es Julio Garro (La Plata), aunque en privado se encargue de decir que eso no significa que por añadidura acompañará a Santilli en la provincia.

 

Por otra parte, si bien no lo dice en público, Martín Yeza (Pinamar) trabaja por la candidatura de Cristian Ritondo. Tal como contó Letra P, está al frente de los equipos técnicos de su campaña, que integran diputados y diputadas nacionales y provinciales, además de dirigentes locales que no gobiernan sus distritos pero que han conseguido buenos resultados en las elecciones legislativas, como Gastón Di Castelnuovo (Ituzaingó) o Agustina Ciarletta (San Fernando). Algo similar sucede con Sebatián Abella (Campana), que reporta a Vidal y empuja el nombre de Ritondo.

 

Asimismo, en el entorno del presidente del bloque PRO en la Cámara de Diputados de la Nación le dijeron a Letra P que creen también que otros alcaldes de peso en el interior se sumarán a la construcción de Ritondo y mencionaron a Guillermo Montenegro (General Pueyrredón) y Héctor Gay (Bahía Blanca), quienes por el momento no tomaron postura en la interna y si lo hicieron no lo dicen. “Van a jugar con nosotros, pero no es momento de decirlo”, se entusiasman en el comando de campaña vidalista. 

 

A Manuel Passaglia (San Nicolás), un dirigente de origen peronista que se tiñó de amarillo y se sienta de vez en cuando en las mesas de decisiones con los demás fundadores del PRO, se lo disputan, casi en partes iguales, Santilli y Ritondo, aunque fuentes destacadas en ambos sectores creen que se decidirá en el tramo final hacia el cierre de listas, atento a ir con quien mejor defienda sus intereses políticos. 

 

Además de estos dueños de los votos locales hay otros indefinidos, la mayoría de ellos del interior de la provincia de Buenos Aires, región en la que ninguno pudo garantizar el triunfo de Santilli ante Facundo Manes en la interna de la alianza. Son Camilo Echevarren (Dolores), Francisco Ratto (San Antonio de Areco), Gustavo Perie (Ramallo), José Luis Zara (Carmen de Patagones), Mariano Uset (Coronel Rosales) y Jorge Echeverry (Lobos). Este último, que conduce un distrito en los márgenes de la Tercera sección electoral, mostró buenos vínculos con el jefe comunal de Lanús que manifestó a este medio su deseo de ser candidato y, de hecho, ofició de anfitrión del lanzamiento del partido Hacemos que el lanusense promueve junto a Garro.

 

De todos modos, tanto Grindetti como Iguacel anotan, por ahora, sólo sus propios distritos en el reparto del poder intendentista y apelan a otras estrategias de armado político. El jefe comunal del conurbano lo hace a partir de la promoción de Hacemos, que busca persuadir nuevos electorados por fuera del PRO, y del armado que promueven alguno de sus espadas legislativas como el diputado Adrián Urreli y la senadora Aldana Ahumada. Añade también el acuerdo de beneficios mutuos al que llegó con Macri y del que dio cuenta este medio, para ganar centralidad en Juntos por el Cambio.