18|9|2022

Santilli: “Mi desafío es dar vuelta la historia en la provincia”

24 de enero de 2022

24 de enero de 2022

El diputado PRO va por la gobernación de Buenos Aires. Descanso familiar en el sur, libro y películas. Tour rumbo a 2023, Macri, Larreta, intendentes y FdT.

Diego Santilli inició la semana pasada en Mar del Plata una gira por toda la provincia de Buenos Aires para intentar impulsar algunos de los proyectos que presentó durante la última campaña legislativa, según dijo, vinculados a la producción, al trabajo y a la inseguridad y, de paso, para lanzar de manera informal su candidatura a gobernador en 2023. “Siento que es hora de animarse a encarar las transformaciones profundas y verdaderas que se necesita en términos de infraestructura social, sanitaria, educativa, hidráulica”, asegura a Letra P el diputado nacional del PRO, después de pasar unos días de vacaciones junto a su esposa, Analía Maiorana, y sus hijos en la Patagonia: “Me fui unos días con mi familia al sur de nuestro país, que es maravilloso. Pude conectarme con Analía y mis hijos. Recargar pilas para este año. Trato tanto de leer en los tiempos libres como también de ver alguna serie con mi mujer”, cuenta. Pero el descanso no lo desconecta de su norte. Tiene en agenda visitar un distrito bonaerense por día, sin descuidar su rol político dentro del armado nacional que está desplegando Horacio Rodríguez Larreta.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Sobre el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, asegura que “es el dirigente de nuestra generación mejor preparado para encarar este proyecto superador y transformador que estoy planteando”. Y si bien recuerda que para la largada hacia la carrera por la sucesión de Alberto Fernández “aún falta muchísimo”, no desconoce que las candidaturas se dirimirán nuevamente en las primarias, tal como sucedió el año pasado. De darse esta posibilidad, a nivel nacional hay varios anotados más: desde Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal, en el PRO; hasta Facundo Manes y Gerardo Morales, en la UCR, una realidad que decanta también en el ámbito bonaerense. 

 

-¿Está trabajando para ser candidato a gobernador en 2023?

 

-Estoy trabajando para que tengamos un proyecto superador y de transformación en la Provincia. Ese es mi compromiso y sueño para los bonaerenses. Es una provincia rica, que genera el 40% de la riqueza de nuestro país. Siento que es hora de animarse a encarar las transformaciones profundas y verdaderas que necesita en términos de infraestructura social, sanitaria, educativa, hidráulica. Tenemos que animarnos a iniciar una revolución productiva, que apueste a la inversión, que genere trabajo privado, que impulse el desarrollo tecnológico, la ciencia y la inteligencia artificial.

 

-¿Cómo piensa hacerlo?

 

-Tenemos que bajar impuestos y alentar a las Pymes, al campo, al aparato productivo. Ese es mi desafío. Voy a estar dedicado a que tengamos los mejores equipos, el mejor programa y la decisión política de dar vuelta la historia en la provincia.

 

-¿Qué rol le asigna a Larreta dentro de Juntos por el Cambio? ¿Debería ser el candidato a presidente? 

 

-Es el dirigente de nuestra generación mejor preparado para encarar este proyecto superador y transformador que estoy planteando, pero falta muchísimo para 2023. La gente va a definir con su voto en las PASO quién es el que mejor la representa.

 

-¿A qué sectores van a intentar persuadir e integrar para alcanzar esa base del 7o% de la que habla Larreta?

 

-Ganamos en 2015 con Mauricio Macri, pero tuvimos que gobernar con 1/3 de la Cámara de Diputados, 1/5 de la Cámara de Senadores y sólo 5 gobernadores sobre 24. Para hacer las reformas que necesita nuestro país, necesitamos ampliarnos. Juntos debe mantener la unidad y ampliarse.

 

En una reciente entrevista con La Nación, el alcalde porteño recordó que “Macri nunca expresó su vocación de querer competir como candidato en 2023”, y que de surgir múltiples postulaciones serían las primarias la herramienta para definir quién finalmente enfrentará al Frente de Todos. Este posible desenlace nacional podría decantar también en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, en el que además de Santilli hay numerosos dirigentes, la mayoría de ellos intendentes del partido amarillo, que también quieren disputar la sucesión de Axel Kicillof. Algunos de los más relevantes son el intendente de La Plata, Julio Garro, y el de Lanús, Néstor Grindetti; además del presidente del bloque de diputados y diputadas nacionales del PRO, Cristian Ritondo

 

-Hay quienes opinan que el candidato a gobernador por Juntos debe ser un intendente. ¿Qué opina? ¿Cree que se resolverá en internas?

 

-Todos tienen derecho a presentarse. Tenemos muy buenos candidatos en Juntos. Las PASO demostraron ser una herramienta magnífica para nosotros. Tenemos muchos intendentes de nuestro espacio que han demostrado una enorme capacidad de gestión, tienen una gran experiencia en cómo resolver los problemas. Por eso hablo mucho con ellos.

 

-¿Las posturas más duras de Macri o Bullrich limitan la ampliación de Juntos?

 

-Mauricio fue el artífice de la construcción de Cambiemos junto al radicalismo y a la Coalición Cívica. En el 2019 nos sumamos al Peronismo Republicano, de Miguel Pichetto y Joaquín de la Torre. El año pasado, convocamos a Ricardo López Murphy en la Ciudad y a Margarita Stolbizer en la provincia. Como espacio seguimos creciendo y convocando. En la provincia tenemos una oportunidad de construir una alternativa superadora, plural, republicana y moderna.

 

Respecto a la situación económica y social del país, el ex vicejefe de gobierno porteño no ahorra críticas contra la gestión nacional, a la que culpa por “no enfrentar los problemas estructurales de la Argentina”. “Todos los problemas los ha agravado. Creció la pobreza y la indigencia, los precios aumentan y la inflación es imparable. No hay una política de seguridad contundente para frenar el avance de la delincuencia y los narcos”, dice.

“La economía de nuestro país está a la deriva. No sabemos adónde vamos como país y sociedad. La incertidumbre es total y no se percibe a un gobierno decidido a generar confianza, atraer inversiones, apostar a la producción y a aumentar las exportaciones. Deberían estar trabajando en esa agenda. Pero se los ve más preocupados por avanzar sobre la Justicia y la Corte Suprema”, agrega.

 

-¿Esperan que se concrete una reunión con Guzmán?

 

-El Gobierno decidió suspender el encuentro. Es probable que sea porque no pueden ponerse de acuerdo entre ellos mismos.

 

-¿Reconoce que la deuda que tomó Macri fue desmedida y parte del problema que ahora se intenta solucionar?

 

-En los últimos 60 años Argentina recurrió 21 veces al Fondo Monetario Internacional. ¿Por qué? Porque no pudimos mantener una política de Estado de responsabilidad fiscal y, como todos sabemos, la deuda es hija del déficit. Ahí está la clave. Este gobierno sigue endeudándose a un ritmo preocupante, sigue emitiendo y sigue aumentando impuestos. Está haciendo las tres cosas al mismo tiempo y a una velocidad notable.

 

-¿Un acuerdo con el Fondo significa ajuste?

 

-Desde mi perspectiva, el acuerdo con el Fondo es necesario para empezar a recuperar la confianza en el país, en el valor de la palabra, en cumplir con los compromisos asumidos, para recuperar el crédito, para frenar la pérdida de reservas.