31|1|2023

En plena guerra interna total, volvió a estallar el polvorín de Energía

17 de marzo de 2022

17 de marzo de 2022

El kirchnerista Basualdo ya había debilitado a Guzmán en la discusión por las tarifas. Ahora, el secretario Martínez cuestionó al ministro en una dura carta.

La Secretaría de Energía que comanda Darío Martínez responsabilizó al ministro de Economía, Martín Guzmán, de pisar recursos destinados al área y provocar un desfinanciamiento que acarrearía múltiples problemas energéticos debido a la imposibilidad de solventar los costos del gas y el abastecimiento del fluido para la generación de electricidad. En plena fractura expuesta del oficialismo, el misil teledirigido del funcionario neuquino traslada al Palacio de Hacienda el origen de las dificultades que atraviesa el sector, signado por las restricciones internas y condicionado por la suba del precio de los combustibles a nivel internacional a raíz de la guerra en Ucrania.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"En el ejercicio de mis funciones como Secretario de Energía, consciente de las necesidades que se deben afrontar durante el corriente mes para mantener los servicios básicos imprescindibles y actividades críticas vinculados a mi área, es que por la presente rechazo el recorte impuesto por los Techos de Caja, advirtiendo sobre las consecuencias desastrosas para el país que ello implica", afirma Martínez en la carta que trascendió a la prensa este jueves, mientras se desarrollaba la sesión donde el Senado busca aprobar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que tiene a la cuestión energética como uno de sus puntos críticos.

 

La misiva fechada este jueves, dirigida con copia al presidente Alberto Fernández, y al jefe de Gabinete, Juan Manzur, fue catalogada por fuentes de la Casa Rosada como de carácter administrativo y rutinario, tratando de aventar cualquier atisbo de discrepancia interna. Sin embargo, Martínez dice que necesita $310.000 millones para garantizar el funcionamiento del sistema de gas y de electricidad, rubro que contempla el pago a productores nacionales, importación de GNL y gasoil para las centrales eléctricas, y denuncia que hasta ahora solo recibió $ 66.000 millones, poco más del 20 por ciento. La expresión "consecuencias desastrosas para el país" de su carta se ubica en un tono distante con la terminología burocrática.

 

"Sobrevendrá una crisis por falta de combustibles para alimentar las centrales térmicas del país", alerta Martínez, tras señalar que Economía no le traspasó fondos para el gasoducto que unirá Vaca Muerta con Salliqueló y que tampoco lo hizo con los recursos para costear el gas que se necesita en las próximas semanas, advirtiendo sobre un desabastecimiento inminente.

 

​​Ese dinero "no alcanzaría siquiera para cubrir el pago del Gas que importamos desde Bolivia, el barco metanero de GNL que adquirió IEASA para cubrir la falta de gas que produce temporalmente una parada técnica de una planta de tratamiento planificada, y los 17 barcos de Gas Oíl que contrató CAMMESA para abastecer las Centrales Térmicas y sus depósitos que se encuentran en niveles mínimos, naves todas que ingresarán a puerto durante marzo", observa la carta de Martínez, quien enciende las alarmas oficiales al afirmar que, de este modo, queda "absolutamente desfinanciado todo el resto las obligaciones de la Secretaria de Energía".

 

La misiva refresca lo que fuera la máxima controversia que atravesó Guzmán en sus intentos por domar Energía: el intento fallido de despedir al subsecretario de Energía eléctrica, Federico Basualdo, a quien el titular de Hacienda buscó desplazar sin éxito mesas atrás. Ahora, se suma la ofensiva de Martínez, un subordinado que parecía hacer equilibrio entre el albertismo y el cristinismo en el Gobierno, y que hoy dejó al desnudo las debilidades del área. 

 

El texto detalla el pedido de los fondos a Guzmán se realizó en febrero. Sin embargo, los reclamos del área vienen de meses atrás. Como contó Letra P, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) pidió $ 80.000 millones para cubrir su déficit en julio último. En aquella ocasión, los aumentos tarifarios que no siguieron el avance inflacionario, las deudas con las distribuidoras que superaban los 130.000 millones de pesos y la decisión de Guzmán de “hacer caja” en el primer semestre del año, recortando al mínimo las transferencias a empresas y organismos públicos, ya habían impactado en la administradora mayorista.

 

Ahora, Cammesa necesita unos $ 160.000 millones, según Energía, pero Economía solo giró $ 66.000 millones para todos los rubros energéticos. 

 

La carta revive otra polémica ligada al área: la segmentación tarifaria. Resistida por el kirchnerismo y empujada por Economía, Guzmán siempre adjudicó al funcionariado de la secretaría energética las demoras en implementar el sistema. Sin embargo, la carta que vio la luz este martes, así como la que circuló hace unos meses, ponen en tela de juicio ese argumento y depositan responsabilidades en el flujo de fondos que tiene al ministro como punto de inicio.