12|9|2022

Decidido: Javkin va por la gobernación de Santa Fe

14 de febrero de 2022

14 de febrero de 2022

Ya eligió destino para cuando finalice su primer mandato como intendente de Rosario. Posibles alianzas y el rol de la UCR. Ensanchar, la tarea para 2022.

Pablo Javkin tomó una decisión. Hasta la verbalizó a sus fieles y todo. El intendente de Rosario hará todo lo que esté a su alcance para ser candidato a gobernador de Santa Fe en 2023. Mientras cursa una licencia para afrontar un tratamiento oncológico, cranea un 2022 repleto de planificaciones, nuevas sociedades y fotos reveladoras.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En diciembre lo comunicó por primera vez a su entorno, luego lo supo la mesa ampliada que lo rodea. Ese grupo de conducción se frecuenta los lunes. Lo integran el diputado provincial Ariel Bermúdez, los funcionarios rosarinos Sebastián Chale y Nicolás Gianelloni, el presidente de CREO, Mariano Roca, y la presidenta del Concejo, María Eugenia Schmuck, entre otros y otras.

 

Quienes se sientan a la mesa de conducción ya tienen tarea. Por un lado, proteger a Rosario y evitar que el peronismo, que mira la ciudad con sensible codicia, arrebate la intendencia en 2023. Por el otro, ensanchar el volumen político del mandamás rosarino, tender puentes por fuera de la localidad más poblada de la provincia.

 

El intendente, que atraviesa un tratamiento médico a raíz de una “patología prostática”, confía en una recuperación rápida que no le impedirá afrontar el desafío 2023. Toma todos los controles y estudios del caso y le brinda confianza a su círculo chico.

 

En sintonía con su decisión, cerrará esta semana con un encuentro, como adelantó Letra P, con la cúpula del radicalismo nacional. Sumará, así, otra imagen para la colección de esas poses que dan que hablar. La UCR lo mira con detenimiento y algo de amor, como a ese hijo que se fue de casa pero siempre tiene una habitación preparada en la casa de mamá y papá.

 

Javkin, que lo sabe, cree que, para llegar a la Casa Gris, no alcanza con las fronteras de un Frente Progresista como el que lidera actualmente. Debe que ir por más, abrir, ensanchar... Que vengan los que vengan.

 

Parte con aliados casi naturales, como el intendente de la ciudad capital, Emilio Jatón, y el presidente del Concejo de esa localidad, Leandro González. También se mima y tutea con el diputado provincial radical Julián Galdeano, el productor político de la senadora Carolina Losada. Es una base nada despreciable.

 

Javkin sabe que no será ungido y que ser candidato único de una coalición no peronista no es una estrategia acertada. Por eso -al menos eso le cuentan sus socios políticos a Letra P- está dispuesto a batirse a duelo en una interna caliente versus ¿Maximiliano Pullaro? ¿Clara García? Se verá, tiempo al tiempo.

 

Hay una cuestión no menor por resolver: quién lo sucede o, al menos, quién lo intenta en Rosario. Schmuck es candidata puesta, pero, junto a Rubén Giustiniani, viene de perder con claridad en la interna nacional del Frente Amplio Progresista contra García ¿La impondrá ante sus aliados el intendente o prevalecerá la opinión de nuevos socios?

 

No hay gobierno sin Rosario. Lo sabe el socialismo, que condujo los destinos de la provincia durante 12 años. También lo sabe Omar Perotti, que accedió al Ejecutivo, en gran parte, gracias a la performance que consiguió en la Cuna de la Bandera.

 

Plan en mano, va el intendente. Su proyecto ya no es de ocho años en Rosario: hay que acelerar los tiempos, cree. Tiene todo 2022 por delante para rubricar su pensamiento.