25|11|2022

CFK reclamó una suma fija que no afecte la paritaria de la clase trabajadora

04 de noviembre de 2022

04 de noviembre de 2022

En su reaparición tras el atentado, mandó el mensaje al Presidente: exigió un bono para aumentar la capacidad de compra de los asalariados. Respaldo a Massa.

En el discurso que brindó en el congreso de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y que representó su primera aparición pública tras el atentado que sufrió en la puerta de su casa del barrio la Recoleta, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le exigió al presidente Alberto Fernández que aumente los salarios a través de un bono de suma fija que no vaya en detrimento de las paritarias y permita incrementar la capacidad de compra y ahorro de la clase trabajadora nacional.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

“Es necesario una suma fija que vuelva a darle capacidad al salario de los trabajadores. Esto no va en detrimento de las paritarias”, dijo sentada a la izquierda del secretario general del gremio, Abel Furlán, y demandó que la clase trabajadora sea parte de las discusiones sobre el modelo económico y político del país.

 

Con un fuerte discurso reivindicatorio de sus dos mandatos en la Casa Rosada, la vicepresidenta recordó que en 2015 la “(Central General del Trabajo) CGT y todos los dirigentes (sindicales) peleaban para que los trabajadores no paguen el impuesto a las ganancias”, situación que contrasta con la actualidad, sostuvo, donde los salarios sufren una fuerte caída frente a la inflación.

 

“En 2015, bajo los cantos de las sirenas y de las promesas que no se cumplieron, tuvimos un retroceso monumental del cual aún hoy no nos hemos podido recuperar”, agregó en un tiro por elevación a la Casa Rosada y a la gestión económica del superministro Sergio Massa, a quien, de todos modos, respaldó: “Está haciendo un gran esfuerzo administrando las consecuencias de lo que pasó”, concedió.

 

Ante una inflación interanual que en octubre llegó al 83%, el movimiento sindical argentino se encuentra dividido entre aquellos sectores que le demandan a la Casa Rosada un aumento a través de un bono excepcional que no interfiera en las paritarias y aquellos que exigen la reapertura de las negociaciones con los sectores patronales.

 

Minutos antes de que hablara la vicepresidenta, Furlán aseguró que el sindicalismo necesita que “el gobierno peronista ayude a resolver la puja distributiva y genere un bono que tenga absorción y vaya a recuperar el salario real”. “Necesitamos que recupere el salario real. Se lo pedimos en privado y públicamente al compañero Presidente”, disparó ante las bases de la industria nacional.