22|11|2022

EL PAÍS EN SHOCK: INTENTARON MATAR DE UN TIRO A CRISTINA

01 de septiembre de 2022

01 de septiembre de 2022

Un hombre, que está detenido, le puso el revólver a 30 centímetros. Habría intentado disparar. Fue cuando la vicepresidenta llegaba a su casa.

El país se paralizó cerca de las 22 de la noche de este jueves cuando se conoció un hecho de la más extrema gravedad política e institucional: un hombre le apuntó con un arma a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y gatilló para dispararle a la cabeza a solo centímetros de distancia. El revólver estaba cargado, pero la bala no salió. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El atentado, que se vio con claridad en imágenes que inundaron las pantallas de televisión, ocurrió cuando la expresidenta bajaba del auto que la traía del Senado en la puerta de su domicilio de Juncal y Uruguay, en el barrio de Recoleta, donde la esperaba un grupo de personas, tal como venía ocurriendo en los últimos días.

 

El hombre, identificado como Fernando Sabag Montiel, un brasileño de 35 años, fue atrapado cuando intentaba escapar por Uruguay y quedó detenido.

 

Las dramáticas imágenes mostraron claramente cuando un hombre se acerca a Fernández de Kirchner, estira su brazo empuñando un arma de fuego y hace el movimiento de gatillar, al tiempo que la vicepresidenta reacciona bajando su cabeza.

 

Se trata del atentado político más grave desde el regreso de la democracia.

 

El Gobierno entró en estado de conmoción. El presidente Alberto Fernández habló en cadena nacional desde la quinta de Olivos: apuntó a "los discursos del odio" y ratificó la línea discursiva que siguió el oficialismo en todas sus expresiones. El ministro de Economía, Sergio Massa, estaba reunido con su equipo e inmediatamente se comunicó con la vicepresidenta, lo mismo que el titular de Seguridad, Aníbal Fernández. En tanto, la primera línea del gabinete nacional se dirigió a la residencia presidencial.

 

El parte de la Policía Federal indicó que a "horas 21.00 aproximadamente se observa la llegada de la Sra. Vicepresidente al domicilio y en breves minutos se produjeron desmanes y 5 personas comenzaron a correr a un masculino por Uruguay en dirección a Talcahuano, sindicándolo como opositor a Cristina y con intenciones de matarla. Rápidamente personal de PFA demora al masculino, lo identifica como Fernando Andres, BRASILERO de 35 años. En inmediaciones del domicilio, PFA halló una pistola sobre la calzada".

 

El atentado ocurrió al término de otro día de tensión y horas después de que importantísimos referentes del Frente de Todos alertaran sobre el riesgo de hechos graves de violencia.

 

El diputado Máximo Kirchner había asegurado por la mañana, en declaraciones radiales, que "la oposición está viendo quién mata al primer peronista", en tanto el ministro de Seguridad, en la misma línea, había advertido que "en JxC están esperando un muerto".

 

En una nota que este portal publicó horas antes del atentado, Sebastián Iñurrieta revelaba que el hijo de la vicepresidenta venía expresando en privado, antes de hacerlo públicamente, su preocupación por la posibilidad de que se produjeran hechos graves de violencia política.

 

La reacción de todo el arco político fue inmediata. Salvo excepciones, como la diputada santafesina Amalia Granata, que habló de "pantomimas", la oposición repudió enérgicamente el hecho y se solidarizó con la vicepresidenta. A Granata se sumaría la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, que redujo el hecho a "un acto de violencia individual" y acusó al Presidente de aprovechar el episodio para montar "una jugada política" con el feriado que decretó para este viernes.

 

El expresidente Mauricio Macri, máximo referente de Juntos por el Cambio por su condición de exjefe del Estado y adversario acérrimo de CFK, expresó su "repudio absoluto al ataque sufrido por Cristina Kirchner, que afortunadamente no ha tenido consecuencias para la vicepresidenta". En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el líder opositor agregó que "este gravísimo hecho exige un inmediato y profundo esclarecimiento por parte de la Justicia y las fuerzas de seguridad".

 

También se expresó el presidente de la UCR, Gerardo Morales. "Expreso mi más enérgico repudio al atentado sufrido por la vicepresidenta @CFKArgentina, mi solidaridad ante un hecho gravísimo que no puede de ningún modo subestimarse", señaló e hizo un llamado a la concordia: "Les pido a todos los dirigentes que reflexionen y ayuden a bajar la crispación de la sociedad en un momento en que el pueblo la está pasando muy mal y necesita que la política construya con diálogo la salida".

 

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, contraparte central de la discusión que sostuvieron en estos días el oficialismo y la oposición por su rol institucional y por su decisión de vallar las inmediaciones de la casa de la vice, se pronunció en el mismo sentido. "Mi total solidaridad con @CFKArgentina y mi más enérgico repudio y condena a lo sucedido esta noche. La Justicia tiene que actuar rápidamente para esclarecer los hechos", indicó y advirtió que el atentado "es un punto de inflexión en la historia democrática de nuestro país. Hoy, más que nunca, todos los argentinos tenemos que trabajar juntos por la PAZ", señaló.

 

En tanto, los ministros y las ministras del gabinete nacional emitieron un comunicado con un duro mensaje a la oposición y a los medios de comunicación, a los que pidió que reflexionen sobre "las nefastas consecuencias de la propagación de los discursos de odio" y que "cesen de inmediato la producción y reproducción de esos mensajes contra la vicepresidenta".

 

 

Para este viernes, el Frente de Todos convocó a marchar a Plaza de Mayo en defensa de la vicepresidenta y de la democracia.