18|10|2021

Hasta que duela: JxC baja una lista en Formosa para sumar en noviembre

28 de septiembre de 2021

28 de septiembre de 2021

La alianza opositora quiere evitar la fuga de votos de quienes jugaron por afuera. Primero le tocó a Sahad en La Rioja. Ahora, a Neme en tierra de Insfrán.

La cúpula de Juntos por el Cambio (JxC) está decidida a engrosar en las elecciones de noviembre la cosecha de votos que le dio la victoria en las primarias y puso en marcha un operativo para suturar las fugas internas que no pudo evitar en el cierre de listas para las PASO. La primera víctima de la estrategia opositora fue el diputado Julio Sahad. Riojano y presidente del PRO, se negó en su momento a acordar con el radicalismo. Aseguran que Patricia Bullrich le propuso dar la pelea por dentro de la alianza en las PASO. En su entorno, en cambio, aseguran que la jefa partidaria prefirió acordar con la UCR y lo dejó de lado. Y Sahad terminó logrando un fallo a favor en la Justicia para que ninguna lista llevara ni el sello ni los colores de Juntos por el Cambio. Acaba de bajarse y renunció a la candidatura tras haber quedado en tercer lugar y diez puntos por debajo de la segunda lista, y después de una charla con Mauricio Macri. También conversó con Horacio Rodríguez Larreta. Ahora le toca el turno a la boleta que fue por afuera en Formosa. ¿Qué tienen en común ambas provincias? En las dos ganó el Frente de Todos y la principal fuerza opositora se presentó dividida. 

 

El análisis posterior a las primarias fue favorable, pero en Balcarce casi esquina Belgrano, sede de JxC y del PRO, suman y restan en forma permanente. La ecuación que decidió la ofensiva sobre la tropa propia es sencilla: en Buenos Aires se hizo un gran esfuerzo estratégico, con mudanza incluida y una pelea vibrante entre Diego Santilli y Facundo Manes que abre la posibilidad de renovar 17 bancas en lugar de solo las 14 que están en juego. El objetivo: ser la primera minoría en la Cámara de Diputados, engrosar la bancada para llegar a 120 escaños como máximo y con ese número frenar al kirchnerismo en el Congreso. Además, se busca subir hasta 45% el techo electoral, cinco puntos por encima del porcentaje con el que fue derrotado Macri dos años atrás. Las dos o tres bancas que se ganan en los mayores distritos del país se las puede perder en La Rioja, Formosa, Neuquén y San Luis, los distritos donde la alianza no pudo mantenerse unida.

 

De las cuatro provincias, solo en dos accedieron a bajarse los terceros en discordia que terminaban siendo testimoniales. En Neuquén, se rompió la alianza casi sin retorno. Cambia Neuquén sacó poco más de 18 puntos y quedó en segundo lugar frente a los 35 puntos del Movimiento Popular Neuquino, los 15 del Frente de Todos y los 12 de la Coalición Cívica, que jugó sola. A los puntanos les quitaron presión porque ganó cómodo Claudio Poggi, de Unidos por San Luis que va con respaldo PRO. La UCR solo llegó al 6,43% de los votos. Todos esperan que Poggi repita o supere su 46,92%, casi 10 puntos más que la oficialista Fuerza San Luis.

 

En Formosa la ecuación es más contundente y este martes los integrantes de ambas listas darán una conferencia de prensa que compartirán con dirigentes nacionales conectados vía Zoom. Así se concretará la "unificación", tal como llaman al proceso por el que las terceras listas renuncian y explicitan el respaldo que negaron antes de las elecciones de septiembre. La renunciante, que no tenía chance de acceder a una banca, será Gabriela Neme, de la lista Estamos con Vos, que representa a la Coalición Cívica (CC). El acuerdo ungirá al recientemente renunciado juez Fernando Carbajal, quien cuenta con el apoyo de la alianza a nivel nacional y falló a favor de más de 900 recursos de amparo para el ingreso de varados en la pandemia a su distrito. Sólo quedará su lista, Juntos por Formosa Libre y Neme encabezará la de diputados provinciales que en Formosa no tienen PASO. Trabajaron en el nuevo pacto el senador formoseño y jefe del interbloque de JxC, Luis Naidenoff, y Maximiliano Ferraro y Mónica Frade por la CC. Para cerrar las negociaciones, el senador planeaba regresar a su provincia desde Buenos Aires pero tuvo que cancelar después de que el test de Covid que le exigen en Formosa le diera positivo.

 

Además de matemática pura, la decisión es simbólica y apunta a conformar un único frente opositor contra el Frente de Todos y contra Gildo Insfrán, el gobernador más veces reelecto del país. Juntos por el Cambio hizo una apuesta fuerte en un territorio históricamente peronista, donde a la oposición le cuesta avanzar. La pandemia y los cierres sanitarios más estrictos que en el resto del país animaron a los halcones, que desembarcaron varias veces allí.

 

Formosa este año renueva dos bancas de las cinco que la representan en Diputados. Una es la de Mario Arce, de la UCR, y la otra es de Gustavo Fernández Patri, del Frente de Todos. De los más de 317 mil votantes, el 12 de septiembre 48,15% votaron por la reelección de Fernández Patri; 28,89 por el juez Carabajal y 19,04 por Neme. La suma de Carbajal y Neme da 47,93%, a décimas de la lista peronista.

 

En La Rioja, también se renuevan dos de las cinco bancas de la provincia. Una es la que ocupa Danilo Flores, del Frente de Todos, y la otra es la que deja Sahad. El Frente de Todos, con Gabriela Pedrali, alcanzó el 52,42% de los votos. Del otro lado, los radicales de Cambia La Rioja, que llevan en el segundo lugar a una candidata del PRO que bendijo Bullrich, solo obtuvieron 23,23%, mientras que Unidos, de Sahad, quedó con 10,99%. Esos casi once puntos son tentadores. Y hacen cálculos respecto del 3,62% de votos nulos y el 2,22% de blancos, en un padrón que en las PASO solo tuvo un 63% de asistencia.

 

Sahad se bajó este fin de semana, pero escribió una carta de tres carillas. Agradeció a todos los referentes nacionales del PRO y del peronismo aliado (había acordado con Felipe Álvarez, que primero dejó el justicialismo y después había dejado JxC para volver en esta alianza) pero no a Bullrich. Es más, le apuntó por haber hecho campaña con la lista que respaldó el senador radical Julio Martínez

 

El más elocuente, con pocas palabras, fue Macri que se había comprometido al saludo público y quedó avalando una denuncia contra la presidenta del PRO. "Felicito a Julio Sahad. Su gesto lo engrandece. Espero que su ejemplo sea seguido por todos nuestros dirigentes". Quedó clara la estrategia para sumar.