ELECCIONES 2021

Macri busca rescatar a Santos, pero la foto de JxC en Córdoba ya es otra

En soledad, el expresidente intenta salvar a su delfín de la cola de la lista, donde lo pone el resultado finito de la interna. Juez, con Bullrich y Larreta.

La unidad en Córdoba será mucho más trabajosa de lo que las partes hubiesen deseado en Juntos por el Cambio (JxC). A horas de conocerse los resultados del escrutinio definitivo, crece la expectativa por saber si los números modificarán la conformación de la lista para Diputados. Es que la holgada victoria de la nómina encabezada por Rodrigo De Loredo podría dejar relegado al quinto lugar a Gustavo Santos, el exministro bendecido por Mauricio Macri. De todos modos, hay estrategias de “resistencia” para evitar que la derrota sea aún más dura.

 

El reglamento, que se elaboró básicamente para evitar desacuerdos entre los miembros que participaron de la interna, establece que para ingresar en el reparto de candidaturas a la Cámara de Diputados es necesario alcanzar más del 25% del total de votos obtenidos por las boletas que compitieron el pasado 12 de septiembre. Hasta allí, todo legal. 

 

“El problema es que nadie pensó que íbamos a un escenario donde la diferencia entre una lista y otra fuese tan amplia”, señalan a Letra P desde uno de los sectores que ingresaron hace días en una nueva puja interna, a partir de otro de los puntos del reglamento que establece que entre aquellas listas que finalmente superaron el 25% debe considerarse un nuevo total sobre el cual realizar el reparto final.

 

Si las cifras definitivas determinan que la diferencia entre una y otra lista resulta menor al 25%, el ingreso a la nómina definitiva se solucionaría ubicando al binomio de la boleta ganadora en los dos primeros lugares, a la dupla de la lista que entró segunda en los puestos tercero y cuarto, y desde el quinto espacio en adelante a partir del sistema D´Hont. En cambio, si la diferencia fuese mayor a 25%, todo el ordenamiento se debería realizar a partir del D´Hont. Y allí se complica la cosa para Santos.

 

Si bien todavía falta definir si algunas urnas podrían ser revisadas, el espacio triunfante asegura que, por algunas décimas, superaba ese 25%, dejando a Santos en quinto lugar. La diferencia es mínima. De hecho y con el 99,32% de las mesas escrutadas, la distancia entre una lista y otra es del 25,15%.

 

Ante este escenario, el sector de Santos busca "reinterpretar" la letra chica de la normativa para evitar nuevos dolores de cabeza. En esa reinterpretación, el planteo sería que el cálculo se realice sobre el total de votos válidos que recibió el espacio opositor y no solo sobre el total de las listas que ingresaron al reparto. Siempre tomando en cuenta lo escrutado de modo provisorio, allí la diferencia se achicaría a un 23,56%.

 

“Ante una realidad que lo deja muy atrás, Santos está empujando para que hagamos una interpretación distinta de lo que dice el reglamento, pero no se puede ser tan desprolijo”, señalan desde la pata PRO que se encolumnó detrás de las candidaturas de Luis Juez y De Loredo.

 

“(Santos) anda por todos lados con (Fernando) De Andreis para ver si puede forzar esa modificación, pero lo tendría que haber previsto antes, como pasó con Ricardo López Murphy en la interna de la Capital. Si presentamos una cosa ante la Justicia, no podemos volver con una historia distinta porque a uno de los candidatos no le conviene”, se quejaron. 

 

Al día siguiente de las primarias, Juez y De Loredo se reunieron con Mario Negri y Santos para transmitir un mensaje de unidad que se mantiene espiritualmente pero que, en la práctica, será mucho más trabajoso. Sobre todo de cara al rol que cada uno ocupará en la campaña hacia noviembre.

 

Desde ese momento, aunque todavía por lo bajo, se miraban de reojo los números de la noche anterior que había resultado mucho más contundentes de los que todos asumieron a la hora de las celebraciones.

 

Un Juez para Macri

Enaltecido como el máximo referente del espacio para la elección luego de su contundente triunfo en la interna, Juez juega las veces de árbitro en la discusión ¿final? de Juntos por el Cambio de cara a noviembre.

 

El domingo habló con Macri y, según advierten desde su entorno, el expresidente no pareció muy decidido a abrir un nuevo frente de batalla público para defender las aspiraciones del hombre que él mismo eligió para proyectar su espacio hacia el 2023. “Macri sabe que no le conviene que la lengua filosa de Juez se le vuelva en contra”, señalan cerca del candidato a senador, al dar cuenta de esa conversación.

 

De hecho, el pasado fin de semana, Juez se pegó una minigira por los medios porteños de alcance nacional y volvió a enviarle un mensaje a Macri. “Apostó en Córdoba y se equivocó", dijo en la mesa de Mirtha Legrand, donde volvió a repetir que “a los cordobeses no le gusta que le digan lo que tienen que hacer”. La postura, entonces, es definir las cosas en tierras mediterráneas.

 

Una de las últimas expectativas que se concentran alrededor de la posibilidad de “acordar” una salida que conforme a todos, se concentrará en la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio que se reunirá este martes para analizar los resultados de las primarias y, entre otro temas de coyuntura inmediata urgente, tratar de definir el capítulo cordobés.

 

En su paso por la capital, Juez, De Loredo y el grupo más representativo del espacio ganador se reunieron con Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau. Todos acordaron la necesidad de “ser serios” y respetar lo acordado en la previa de las primarias. De todos modos, saben que Macri "va a seguir operando" porque cree que Santos es "el mejor nombre" de JxC para disputar la gobernación en el 2023, a pesar de la paliza de las PASO. 

 

Con todo, nadie imagina a Santos fuera del Congreso, cuya composición se reformulará a partir de diciembre. “Estamos convencidos de que irá a votar más gente en noviembre y que, tal como están las cosas, la diferencia a favor de Juntos por el Cambio se va a incrementar. Nuestro objetivo es definir lo que hay que definir y encarar la campaña para meter seis diputados”, afirman con convicción.

 

Victoria Villarruel, en el Senado.
El bloque oficialista de Martín Llaryora, Hacemos Unidos por Córdoba, está dispuesto a consensuar modificaciones en la ley del juego online con la oposición.

También te puede interesar