27|9|2021

Rodenas y las consecuencias de un enfrentamiento que no nació ayer

28 de julio de 2021

28 de julio de 2021

La vicegobernadora no piensa renunciar y se prepara para meterse a fondo en la campaña. El gobernador que no le dio juego y el último llamado entre ambos.

Nunca se le pasó por la cabeza renunciar a la vicegobernadora de Santa Fe Alejandra Rodenas. Entiende que la decisión de enfrentar a la lista del gobernador Omar Perotti es una consecuencia de episodios y se prepara para meterse de lleno en la campaña que le tocará liderar junto al ministro de Defensa Agustín Rossi.

 

Rodenas interpreta que Perotti no le dio juego, evitó darle protagonismo político y buscó restringirla a la Legislatura. Por eso, a ella no le quedó otro motivo que entablar una estrategia individual y no colectiva, un puntal de detalles para no perder visibilidad en su carrera política.

 

No tenía previsto ser precandidata, sabía que su nombre estaba en el radar de la Casa Rosada en base a encuestas, pero solo decidió participar cuando Rossi le hizo una oferta. Ahí no lo dudo, se subió rápido al barco y vio la oportunidad para desquitarse de todo lo previo.

 

La relación entre el gobernador y su vice fue tensa desde el vamos. Perotti construye política desde su círculo más cercano, el viejo y conocido perottismo, ahora delimitado en Hacemos Santa Fe. Tiene aliados, es verdad, como el senador y ahora precandidato Marcelo Lewandowski. Pero Rodenas nunca fue de su tribu, ni siquiera socia. Resuenan los apodos descalificativos con los que uno hace referencia a la otra. Y viceversa.

 

“No regala nada Omar”, lamentan desde el rodenismo. La vicegobernadora habló por última vez con su compañero de fórmula el sábado a la noche. Defiende que se hicieron “un montón de esfuerzos” por alcanzar la unidad, pero las responsabilidades, y culpas, por no lograrlo, están más del lado del rafaelino.

 

“En el proyecto del gobernador yo no formo parte”, le repite Rodenas a sus cercanos. Y la gota que rebasó el vaso, interpreta, es la decisión de Perotti de llevarle una lista a la Casa Rosada sin abrir el juego, sin consultar a diversos actores y actrices del PJ santafesino. “Se encerró demasiado y dejó muchos sectores del peronismo afuera”, sintetizan a Letra P desde su entorno.  A Rossi lo invadió un sentimiento parecido y congeniaron. Alcoyana - Alcoyana.

 

Como “no tiene funciones en el Ejecutivo”, Rodenas no va a renunciar. Por estas horas se encuentra abocada al diseño de la campaña, a identificar territorios donde conviene ir junto a Rossi y otros adonde conviene arribar por separado. Después de las bombas de Rossi, la idea de su parte es “desdramatizar”.

 

Para el pleno de la campaña, Rodenas y Rossi buscarán nacionalizar a la espera de que Buenos Aires no interfiera. El primer mensaje del ministro del Interior Eduardo Wado De Pedro no los favorece. Pero consideran que se van a quedar con el voto duro K y que a Perotti no le va a resultar sencillo concentrarse en una campaña provincial, pese a haber recibido la banca de la Rosada. Con respecto a su rival directo, Lewandowski, admiten que tiene un nivel de conocimiento casi pleno en el Gran Rosario, pero dificultades para crecer en el centro norte de la provincia.

 

Perotti y los ministros

En tanto, desde el comando de campaña rival leen que la visita de los ministros nacionales de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza (este lunes), y de Educación, Nicolás Trotta (martes), es una postal del aval que el presidente Alberto Fernández arrancó a darle a la lista que lidera e integra como senador suplente el gobernador.

 

Por otro lado, este martes, en la ciudad de Funes, de donde es oriundo el precandidato a diputado nacional número 7, el intendente Roly Santacroce, se realizará la primera reunión de la lista que lideran Lewandowski y Roberto Mirabella en Diputados.