13|10|2021

Mi soldado favorito: CFK, otra vez en el conurbano con Kicillof

01 de julio de 2021

01 de julio de 2021

Cristina Kirchner participó de un acto en Lomas de Zamora. Hace 15 días había estado en La Plata. Dos fotos con el gobernador en la previa de la campaña.

La vicepresidenta Cristina Kirchner participó este jueves de un acto en Lomas de Zamora organizado por el intendente local, Martín Insaurralde. En ese distrito del corazón peronista de la provincia de Buenos Aires, volvió a compartir escenario con el gobernador Axel Kicillof. Hace tan sólo 15 días lo acompañó en la inauguración de un nuevo edificio para el Hospital de Niños de La Plata. Son las únicas dos actividades de ese tipo que protagonizó CFK desde la foto de unidad que se sacó en Ensenada, a principios de mayo, que incluyó al presidente Alberto Fernández y al diputado Sergio Massa. Como contó Letra P, sus apariciones en la campaña “serán puntuales y cuando ella lo considere necesario”, insisten en el Frente de Todos. La expresidenta eligió, otra vez, pararse junto a su ministro favorito, como lo llamó una vez en la Casa Rosada, cuando gobernaba el país.

 

Los últimos dos actos de los que participó Cristina muestran una tendencia que se afianzará con el inicio de la campaña: mostrarse junto a Kicillof en territorio bonaerense. El gobernador es el dirigente del Frente de Todos que mayor apoyo tiene de la vicepresidenta y la provincia es el bastión electoral de CFK.

 

En la gobernación tienen otra explicación de esta secuencia. Explican que la decisión de la vice de participar de estas actividades está relacionada con su vinculación con políticas públicas de la presidencia CFK. En este caso, el marco del acto fue la entrega de netbooks a alumnos y alumnas de escuelas primarias, programa lanzado durante su gobierno y discontinuado durante el de Mauricio Macri. El edificio del Hospital de Niños de La Plata, recuerdan, fue una obra comenzada por ella para la que, además, donó los fondos obtenidos al ganar un juicio con un medio italiano. También resaltan que, en esta ocasión, CFK fue invitada a la actividad por Insaurralde y no por la gobernación.

 

“Es la que conduce nuestro espacio político y la figura más fuerte; por lo tanto, la centralidad cada vez que viene a un acto es clara”, sostiene un funcionario provincial consultado por Letra P y agrega: “Es nuestra jefa y quien conduce el movimiento nacional justicialista; excede la relación que tenga con Axel”.

 

En el acto realizado en Lomas de Zamora, donde se entregaron diez mil netbooks del programa Conectar Igualdad, la vicepresidenta llamó a que todas las fuerzas políticas aborden el debate sobre cómo hacer que el país se recupere en la pospandemia."Vamos a necesitar sentarnos en serio para ver cómo hacemos; tenemos la responsabilidad histórica, por convicción personal y representación popular, de abordar este debate".

 

En esa línea, apuntó a Juntos por el Cambio. "Queremos escuchar a los que contrajeron esta deuda para ver cómo hacemos para pagarla sin someter al pueblo argentino", dijo en referencia a los 45 mil millones de dólares que el FMI le prestó a la Argenbtina en tiempos de Cambiemos.

 

Por su parte, Kicillof dijo que "la sociedad necesita cuidado y un poco de calma en medio de tanta incertidumbre" y toreó: "Los que no tienen responsabilidad de gobierno, ayuden o córtenla un poquito". Además, le reclamó a la oposición que "esté a la altura de lo que implica una pandemia en lugar de hacer operaciones y bombear odio”.  

 

El acto recordó a los tradicionales anuncios o inauguraciones de Cristina Kirchner durante su presidencia. Hubo teleconferencia con docentes y autoridades de tres escuelas de Lomas de Zamora con quienes CFK, Kicillof e Insaurralde interactuaron. El encuentro cerró con un largo discurso de la vice.