24|7|2022

Habrá PASO el 12 de septiembre y generales el 14 de noviembre

02 de junio de 2021

02 de junio de 2021

El Senado convirtió en ley la iniciativa impulsada por el Gobierno y acordada con Juntos por el Cambio y otros bloques tras meses de tironeos y desconfianza.

El Senado sancionó este miércoles y convirtió en ley el proyecto que modifica por única vez el calendario para las elecciones legislativas debido a la pandemia de covid-19 y traslada las elecciones primarias (PASO) al 12 de septiembre y las generales al 14 de noviembre. La aprobación llega luego de meses de idas y vueltas, coronados por el acuerdo entre el oficialismo y la oposición para postergar los comicios con un proyecto consensuado

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La iniciativa impulsada por el Gobierno y acordada con la coalición opositora Juntos por el Cambio (JxC) y otros espacios fue aprobada con 55 votos a favor, tres en contra y dos abstenciones, sin discursos ni debate debido a una dificultad técnica que surgió en el último tramo de la sesión remota.

 

En medio de la segunda ola de la pandemia que afecta al país, el propósito de la iniciativa es alejar las fechas de las elecciones de los meses más fríos del año y contar con un mes adicional para avanzar con la vacunación contra el coronavirus. Sin embargo, la sanción es el último episodio de una novela que comenzó en diciembre pasado. Como contó Letra P, todo comenzó cuando un puñado de gobernadores del peronismo impulsó la suspensión de las PASO. Sobre el pucho, el diputado tucumano oficialista Pablo Yedlin presentó una iniciativa para suspender los comicios, argumentando razones económicas y sanitarias. La oposición respondió rápido. La diputada porteña de la UCR Carla Carrizo, con el apoyo de seis colegas de su bancada, presentó un contraproyecto para ratificar las primarias, prohibir su supresión, abaratarlas, trasladar esos comicios de agosto a septiembre y utilizar una boleta única de papel.

 

En medio de especulaciones políticas, electorales y sanitarias, en febrero el oficialismo y la oposición comenzaron a tejer en las sombras una posible postergación que alejara las primarias del invierno, debido a que el planteo de suspenderlas se desgranaba frente a la resistencia de quienes, de un lado y del otro, estaban dispuestos a postergarlas con tal de mantenerlas en pie. Básicamente, el kirchnerismo y JxC.

 

La discusión se destrabó cuando, en ocasión de un acto oficial en abril, el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, invitó al jefe de la bancada macrista, Cristian Ritondo y al intendente de Vicente López, Jorge Macri, y les planteó informalmente la necesidad de postergarlas. Luego de las tensiones que esta movida generó en JxC, una reunión entre De Pedro y el titular de Diputados, Sergio Massa, junto a los tres jefes de bloques parlamentarios de la coalición opositora selló el acuerdo que, no sin algunos vaivenes, se transformó en ley este miércoles.

 

Lo que puede el consenso

La sesión fue accidentada: durante la votación del proyecto anterior sobre Impuesto a las Ganancias la Cámara alta tuvo problemas con la modalidad virtual que no se resolvieron al momento de tratar el proyecto la modificación de la fecha de las elecciones. Por esa razón, el jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans, pidió que el proyecto se votara sin debates debido "a la circunstancia" que estaban atravesando y en atención a que "había consenso y sería prácticamente  por unanimidad".

 

El único que se mostró en contra de la propuesta fue el salteño Juan Carlos Romero (Interbloque Federal), que finalmente votó en contra junto con la neuquina Lucila Crexell.

 

El proyecto establece un corrimiento de los comicios legislativos de este año que estaban previstos para agosto y octubre y surgió de un acuerdo entre el oficialismo y la oposición. Juntos por el Cambio había reclamado una "cláusula cerrojo" para garantizar que no hubiese una nueva postergación, lo cual fue concedido por el Frente de Todos y allanó el camino para aprobar la ley.

 

El acuerdo quedó plasmado durante el tratamiento de la iniciativa en Diputados, donde fue aprobada con 223 votos a favor, tres en contra y ocho abstenciones, un nivel de consenso similar al que logró en la Cámara alta.

 

El proyecto plantea modificar "por única vez la fecha de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), previstas por el artículo 20 de la ley 26.571, estableciendo para la realización de los comicios el segundo domingo de septiembre del año 2021". En su segundo artículo, establece la modificación también "por única vez" de la fecha de las elecciones nacionales generales "estableciendo para la realización de los comicios el segundo domingo de noviembre del año 2021".