07|5|2021

Temporada de acuerdos

09 de abril de 2021

09 de abril de 2021

El Gobierno y JxC fortalecieron una vía de diálogo alejada de la batalla verbal de la grieta. Qué dice el borrador que selló el acuerdo para postergar las PASO.

Con menor rating y rebote que el clima bélico que forma parte del paisaje habitual de la política vernácula, los acuerdos subterráneos que construyen el oficialismo y la oposición se vieron este viernes plasmados en el borrador que, según lo prometido, el Ministerio del Interior le envió a la oposición para comenzar a trabajar juntos en un proyecto que tendrá como fin postergar las elecciones primarias y generales de este año. 

 

El documento propone modificar el calendario electoral "por única vez" y "en contexto de pandemia" y conformar una comisión de seguimiento de la segunda ola de coronavirus integrada por las distintas fuerzas con representación en el Congreso, que podrá "monitorear y analizar los distintos indicadores de salud y también las acciones con el Comité Operativo de Emergencia (COE)". 

 

El borrador propone postergar la celebración de las primarias del 8 de agosto al 12 de septiembre y las generales, del 24 de octubre al 14 de noviembre. Además, se cambiará la fecha de oficialización de las candidaturas, que será 45 días antes de la elección, en lugar de 50, como figura actualmente en el calendario. 

 

La cocina del acuerdo

“Ministro, salga y diga usted mismo que no van a cambiar las reglas del juego”. El pedido lo hizo el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri a de Pedro, durante el encuentro que mantuvieron el jueves por la noche en el despacho del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. El titular de la cartera de Interior accedió de inmediato y en una hora y media de reunión, en una conversación que no tuvo sobresaltos, el oficialismo y la oposición empezaron a encaminar la decisión de trabajar juntos en el cambio del cronograma electoral. 

 

Fue el principio de un entendimiento formal, después de meses de cruces mediáticos, rumores y acusaciones mutuas, que marcaron un escenario crispado que, a la hora de los papeles, no se impuso. De Pedro cumplió su parte. Apenas terminada la reunión, habló junto a Massa en el Salón de los Pasos Perdidos. “El compromiso del Ministerio fue que mañana mismo presentamos un borrador que corre un mes las elecciones. Las posibles fechas son el 12 de septiembre y el 14 de noviembre”, dijo el ministro. En la tarde del viernes el texto llegó a destino.

 

El pedido de los jefes de bloque de Juntos por el Cambio, Negri, Cristian Ritondo y Juan Manuel López había tenido, entre otras cosas, la intención de que fuera el propio Gobierno el que le marcara la cancha a Massa, que pocos días antes había dicho públicamente que prefería que las elecciones primarias generales se celebraran en una misma jornada, como con una suerte de ley de lemas. El mensaje de De Pedro alejó un primer fantasma.

 

El otro punto que quiso asegurarse la oposición fue que el Frente de Todos no se montaría sobre el proyecto de los radicales Emiliano Yacobitti y Carla Carrizo para dar la discusión -algo que consideraban “una chicana"- sino que el Gobierno presentaría su propia iniciativa, para garantizar uniformidad de criterios. El borrador que envió este viernes el ministro, con las nuevas fechas, se utilizará como base para que el bloque que preside Máximo Kirchner presente un proyecto propio, que la oposición estaría dispuesta a acompañar. 

 

Además de lo que tiene que ver con cuestiones electorales específicas, De Pedro se llevó otros pedidos del Congreso. “Hay que bajar la pirotecnia. El Presidente no se puede enojar así”, escuchó en el despacho de Massa. Los comentarios se referían a las declaraciones matutinas de Alberto Fernández, que se había referido a un opositor como “imbécil profundo” por las críticas que le hizo sobre el manejo de la pandemia.

 

El viernes a primera hora, De Pedro hizo la tarea. “Quiero agradecer la voluntad de diálogo. El país necesita que actuemos sin mezquindades”, escribió en su cuenta de Twitter al referirse a la reunión con los dirigentes de Juntos por el Cambio. Ahora, los presidentes de los bloques llevarán la propuesta formal del ministro a la próxima reunión de la plana mayor del espacio opositor para su evaluación. Llegarán con dos logros: el compromiso de que las reglas de juego de mantendrán igual y que el oficialismo presentará su propio proyecto. Además, el ministro prometió buscar la forma de garantizar el voto de las fuerzas de seguridad.  

 

Aunque el ala dura se resiste a la negociación con el oficialismo, se descarta que se llegará a un acuerdo, porque todos comprenden que el argumento sanitario tiene su razón de ser. Epidemiólogos y especialistas consultados por los dos espacios coinciden en que la segunda ola de Covid-19, que recién empieza, será mayor que la primera, y que sería absurdo organizar una elección en ese escenario. Hasta Elisa Carrió, feroz opositora al Gobierno, coincide con la mirada. “Si de agosto a septiembre es cuando estará bajando la pandemia, a mí me parece que es razonable”, dijo la líder de la Coalición Cívica. “En septiembre vamos a estar ya casi en primavera, con la vacunación muy avanzada, va a ser otro escenario”, graficó De Pedro en el Congreso.

 

Las negociaciones entre el oficialismo y la oposición prosperan pese a todo. La segunda ola de coronavirus tiene preocupados a dirigentes de todos los espacios con responsabilidad de gestión, que esta semana, aunque con matices, llegaron a un primer acuerdo por las nuevas medidas de restricción. El próximo entendimiento tendrá que ver con las elecciones. Queda pendiente sobre la mesa la frutilla del postre, el compromiso que Cristina Fernández de Kirchner impulsa para el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Pero eso se aleja a medida que el Gobierno apunta contra la administración de Cambiemos, como hizo este viernes con la decisión de ser querellante en la causa contra Mauricio Macri por  “administración fraudulenta y defraudación contra la administración pública" relacionada con el endeudamiento.