18|1|2022

Agenda verde, un as en la manga de Fernández para la reunión con Georgieva

En Europa, el Presidente y Guzmán transmiten el compromiso del país con el cambio climático. Creen que será clave para acordar con el Fondo y el Club de París.

BUENOS AIRES Y ROMA (Enviada especial) Sin ir al extremo de compensar una deuda con un activo (ecológico), el presidente Alberto Fernández le dará al cambio climático un rol determinante para renegociar las deudas con el Club de París y el FMI, según transmiten en la delegación que lo acompaña en su gira por Europa. Así ocurrió en su charla con su par de Francia, Emmanuel Macron, y del mismo modo sucederá en el encuentro de este viernes a las 9 hora local con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

 

La postura reconoce un episodio previo que tuvo una pintoresca cobertura en los medios argentinos pero que cala más profundo en la estrategia oficial. Se trata de una solicitada que la ONG Avaaz publicó este miércoles en el Financial Times, con una foto de Fernández y su par Emmanuel Macron emulando el afiche de la película Último tango en París. La ONG pidió que Francia ayude a Argentina en su negociación de la deuda, con un enfoque llamativo para el mundo de las finanzas: compensar el déficit financiero del país, sus obligaciones, con el "superávit ecológico". "¡Basta de bailar el mismo tango! Acabemos con la danza abusiva entre países ricos y pobres. Los países ricos deben reconocer su deuda ecológica y permitir a los países endeudados dejar de pagar las deudas financieras insostenibles y preservar la riqueza natural del planeta", se lee.

 

Como contó Letra P, la comitiva presidencial filtra un "principio de acuerdo" con el Club de París para posponer el pago de U$S2300 millones previsto para fin de mes. También destaca avances con el Fondo para renegociar el acuerdo. Anoche, Guzmán se reunió con la directora adjunta para el Hemisferio Occidental del FMI, Julie Kozack, que encabeza la misión que negocia con Argentina.

 

Guzmán comenzó a trabajar la agenda del cambio climático en sus intercambios virtuales con pares del G-20 y el FMI. Apoyó mociones de Alemania e Italia para apoyar con financiamiento la agenda de infraestructura necesaria para cambiar matrices productivas. Y, en su viaje por Europa del mes pasado, se trajo de Alemania la intención de ese país de apoyar a sus empresas para inversiones en energías renovables. Alemania es el principal acreedor del Club de París y el país más reticente a cerrar un trato sin la renegociación con el Fondo ya consolidada. Con todo ese bagaje llega Fernández a la reunión con Georgieva, que tendrá lugar tras postergar un día su regreso a la Argentina.

 

Según supo Letra P, los acuerdos con el FMI y el Club de París podrían incluir cláusulas vinculadas al ambiente. Fuentes oficiales mencionaron como posibilidad la instrumentación de "bonos de carbono" o similares, que premien la reducción de emisiones. Los acuerdos podrían disparar préstamos de países centrales a empresas para desarrollar energías renovables en el país. 

 

La agenda verde puede parecer contradictoria con el impulso a Vaca Muerta que el Gobierno promueve, y que estaría coronado con un posible desembarco de la rusa Gazprom en el yacimiento, pero calza con los objetivos de los países centrales. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, puso al cambio climático al tope de sus preocupaciones. El seminario de este viernes de la Pontificia Academia de Ciencias en el Vaticano se llama "Soñando con un mejor reinicio" y, además del ministro de Economía, Martín Guzmán, y de Georgieva, expondrá, de forma virtual, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen. Biden envió a Roma a John Kerry, su delegado especial para el medio ambiente. Católico como Biden, es una figura que entusiasma a la delegación argentina que acompaña al Presidente.

 

La preocupación de la canciller alemana Angela Merkel y Macron sobre el cambio climático contrasta con el desinterés del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Fue uno de los principales obstáculos que trabaron, desde Europa, el acuerdo con el Mercosur. Fernández, dicen en el Gobierno, busca aprovechar ese contraste con el mandatario del país vecino.

 

En vísperas del primer encuentro presencial entre Fernández y la jefa del FMI, el mandatario se reunió este jueves en Roma con Axel van Trotsenburg, director gerente de operaciones del Banco Mundial. Más tarde, el propio titular del organismo financiero confirmó en su cuenta de Twitter que el banco y el Gobierno están trabajando en "un ambicioso programa de inversión de unos US$2000 millones para 2021, en proyectos de infraestructura, salud, empleo, protección social y ambiente que mejoran la vida de los argentinos".