10|10|2021

El primer vuelo de la paloma: Frigerio 2021 para 2023

13 de mayo de 2021

13 de mayo de 2021

Como anticipó Letra P, el exministro será candidato. Los intendentes radicales buscan quebrar la hegemonía PRO. El PJ espera una señal del gobierno nacional.

La postergación del cronograma electoral para ganar tiempo en el plan de vacunación no tranquilizó los ánimos en la política entrerriana. Por el contrario, los partidos y las alianzas intensifican sus negociaciones para definir sus candidatos de cara a las legislativas. Rogelio Frigerio fue el primero en blanquear públicamente su intención de pelear por una banca en la Cámara de Diputados y dio, así, el disparo de largada a la campaña. Tal como lo contó Letra P, en una nota publicada en diciembre de 2020, el exministro del Interior de Cambiemos jugará este año su primera carta en la comarca para poder pelear por la Gobernación en 2023. Mientras tanto, un grupo de radicales busca terminar con la hegemonía PRO en Juntos por el Cambio y amenaza con presentar una lista propia. 

 

Se trata del reciente espacio interno que se dio en llamar Construir y que lo integran intendentes de la UCR. Las caras visibles son los jefes comunales de Chajarí, Pedro Galimberti; y de Crespo, Darío Schneider. Son dos localidades muy pequeñas en el mapa provincial, pese a eso hacen ruido en la rosca. Ahora, viene el camino más engorroso: saltar el círculo rojo que lo consume un número reducido de dirigentes.

 

El inicio de la campaña de ese espacio fue este martes en Paraná. En conferencia de prensa, los dirigentes aseguraron: “El espacio apunta a un proceso de desarrollo de cara a las elecciones de 2023, pero tenemos una estación intermedia en 2021 para elegir diputados nacionales”.

 

Mientras tanto, Frigerio recorre la provincia y aprovecha los fierros comunicacionales. De hecho, estuvo en La Nación+ y TN en menos de una semana donde habló de sus intenciones de gobernar Entre Ríos a partir de 2023.

 

El otro sector importante del radicalismo, enrolado en la Corriente Illia que conduce Atilio  Benedetti, está a mitad de camino. La idea del exministro del Interior de Mauricio Macri consiste en encabezar la boleta de Juntos por el Cambio y dejarle los dos espacios siguientes al centenario partido. El segundo lugar en la lista sería para una mujer del espacio Construir y el tercero para Benedetti, que tiene fecha de vencimiento en la Cámara de Diputados el 10 de diciembre.  

 

En las filas del benedettismo no está todo muy claro. Un sector desconfía de la idea de cerrar ese acuerdo y cree que fortalecer una propuesta netamente radical es más redituable de cara a 2023. ¿Y si la interna sale mal?, se preguntan algunos radicales. Y enseguida se responden: ¿De qué nos disfrazamos para el 23? Esos son los análisis que atraviesa buena parte de la UCR. 

 

Los peronistas del espacio opositor hacen la suya. Recorren algunos puntos del territorio, pero aún no decidieron qué hacer. ¿Una tercera vía o la pata peronista del frente opositor? Según supo Letra P, Frigerio mantuvo la semana pasada una reunión con Miguel Ángel Pichetto, el exsenador tiene como tarea acercar a los peronistas disidentes a las huestes de Frigerio.

 

Sin embargo, uno de los referentes de ese sector, el exintendente de Guelguaychú Emilio Martínez Garbino, se había entusiasmado con la figura de Florencio Randazzo con quien mantuvo una cena para adoptarlo como paraguas nacional.

 

La danza de nombres en el peronismo

En el oficialismo las cosas siempre se acomodan con más facilidad. El gobernador Gustavo Bordet todavía no dio indicios de quiénes serán candidatos. La última semana se mostró con ministros y ministras nacionales y fue uno de los tres gobernadores que participó presencialmente del acto en Ensenada. Antes, había tenido una reunión con Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

 

La única expresión peronista entrerriana que se expresó con miras a las elecciones fue el kirchnerismo. Lo hizo en un Zoom de la Corriente Nacional de la Militancia, del que participaron intendentes, legisladores y dirigentes. Desde el Instituto Patria se conectaron Daniel Filmus y Agustín Rossi, entre otros. En ese encuentro se habló de la importancia de un triunfo en las elecciones de medio término.

 

La disputa por los nombres todavía no tomó volumen. Un hombre muy cercano a Bordet le dijo a Letra P que las candidaturas se van a resolver sobre la hora y en el marco de una negociación con el Frente de Todos nacional. De todas formas, algunos nombre ya están dando vuelta.

 

La diputada Carolina Gaillard, que termina su mandato el 10 de diciembre, es una de las posibles candidatas del peronismo. La legisladora es amiga de años de la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; y tiene buena relación con el kirchnerismo. Estuvo en el Zoom K la semana pasada. Además, sumó dos fotos a solas en los últimos 10 días: una con la vicegobernadora Laura Stratta; y otra con el propio Bordet.

 

Se da por descontado que La Cámpora pedirá un lugar en las listas. Para ese casillero se señala a Tomás Ledesma, un joven que se desempeña como coordinador de Municipios de la Región Centro, un área dependiente del Ministerio del Interior.

 

Mayda Cresto es la otra diputada nacional que termina su mandato el 10 de diciembre. Solo por llevar ese apellido y ser hermana de Enrique Cresto, precandidato a la Gobernación, se acrecientan las versiones. Los hermanos tienen buena relación con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, lo que puede hacer fuerza al momento de sacar el papelito de la bolsa de candidatos.

 

En Entre Ríos se renuevan cinco bancas en Diputados. El que gane se quedará con tres. En Juntos por el Cambio dan por hecho un triunfo, mientras que en el oficialismo dicen estar “palo a palo” desde atrás.