24|6|2021

Exgobernadores patagónicos arman una fundación para bajar al territorio

03 de abril de 2021

03 de abril de 2021

Tendrá sede en Comodoro Rivadavia y la coordinará el chubutense Martín Buzzi. Quiénes se sumaron. El calco con la movida del gobernador Gutiérrez. Qué buscan.

“No estamos retirados de la política, sino de los cargos”, le había dicho a Letra P en diciembre pasado la exgobernadora fueguina Fabiana Ríos. A fines de 2020 varios exmandatarios de la Patagonia habían comenzado a llamarse con la idea de compartir temas en común y "trabajar en políticas en clave regional". La idea sigue en pie. Así lo ratificaron la última semana. Planean crear una fundación que les permita generar la usina de pensamiento necesaria para la acción directa, más allá de las fotos o los encuentros por plataformas virtuales. El mentor de este grupo, el exmandatario chubutense Martín Buzzi, será el encargado de plasmar el marco legal desde Comodoro Rivadavia.

 

El objetivo de este espacio que congrega a figura como Rosana Bertone, Carlos Maestro, Sergio Acevedo, Daniel Peralta, Arturo Puricelli y Jorge Sapag es el estudio y la reflexión de la realidad patagónica. Al menos es lo que ratificó Buzzi al llamado de Letra P. “Pensar temas estratégicos, hacia eso vamos”, contó.

 

La movida de los exmandatarios provinciales surge luego de que se realizara la primera reunión de la liga de gobernadores patagónicos, que se desarrolló en Viedma. En esa oportunidad, el neuquino Omar Gutiérrez salió fortalecido por convocar a colegas de la región para mostrarse unidos en una futura reunión con autoridades del gobierno nacional. Al mismo tiempo, la organización de provincias petroleras (Ofephi) lo había designado presidente a Gutiérrez, rompiendo una hegemonía de varios períodos para Chubut en la presidencia.

 

Liga retro

Un “nuevo liderazgo conceptual” es el propósito a corto plazo de la fundación, que incluirá -anticipan- el debate sobre políticas públicas para las provincias de la región. Los temas de interés que se plantearon incluyen la futura ley de hidrocarburos, la necesidad del desarrollo pesquero y de solucionar los problemas de vinculación aérea que sufren las provincias más australes del país por la extensión del territorio.

 

El propósito, dijo Buzzi, es convocar a la mayoría de los exmandatarios y mandatarias que busquen un lugar de reflexión. Lo mismo repitió a este medio Néstor Perl, gobernador de Chubut entre 1987 y 1990, cuando renunció al cargo. “Entendemos que este espacio puede enriquecer a la Patagonia. Lo importante es que elaboremos algún tipo de ideas y las llevemos adelante”, analizó.

 

Perl integró la reunión por Zoom que coordinó Buzzi y reunión a los exgobernadores José Arturo Estabillo (Tierra del Fuego), Horacio Massaccesi (Río Negro), Arturo Puricelli (Santa Cruz) y Jorge Sobisch (Neuquén). Justamente Sobisch es uno de los más activos y buscaría meterse en la discusión para el Congreso en las elecciones de este año, a través de la Democracia Cristiana.

 

Como informó Letra P, el tres veces gobernador de Neuquén recibió en su casa a Eduardo Macchiavelli, armador del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para avanzar en una negociación que lo integre a Juntos por el Cambio en su provincia. “Voy a ser candidato aunque no pueda hacer un acuerdo con otros partidos”, anticipó Sobisch en las últimas horas.

 

No todos los exmandatarios continúan cerca de la rosca y de la disputa de tono electoral. Sin embargo, todos mantienen vínculos con la vida política de sus provinicias. “La región siempre tuvo dificultades para expresarse orgánicamente; hay un punto político que nadie está ocupando. La ausencia de un proyecto sólido, del Gobierno y la oposición, nos habilita”, respondió a este medio Massaccesi, el dirigente radical que gobernó Río Negro entre 1987 y 1995.

 

Tras el encuentro virtual de marzo, la guía que ya establecieron los experimentados dirigentes del sur se sustenta en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y sus 169 metas, promoviendo la cooperación con entidades similares de orden regional, nacional e internacional. “Sienten una obligación de por vida con el pueblo, movilizándolos en esta hora a compartir los aprendizajes y la experiencia acumulada con cada jurisdicción, sin distinción de identidades político-partidarias, ni de otro tipo”, concluyó Buzzi.