13|11|2021

El primer adelantado: Larreta mueve un alfil para hacer pie en la Patagonia

24 de enero de 2021

24 de enero de 2021

Eduardo Machiavelli visitó Río Negro y Neuquén. El armador larretista pidió unidad y ampliar la alianza. Agenda antigrieta, guiño a JSRN y offside de Pichetto.

La misión encabezada por una de las espadas de Horacio Rodríguez Larreta en el PRO, Eduardo Machiavelli, pasó por Río Negro y Neuquén a bajar el mensaje del jefe de gobierno: llegó el momento de fortalecer la alianza para que la campaña presidencial lo encuentre en condiciones de competir. Con este objetivo, mantuvo reuniones con las autoridades partidarias de ambos distritos a las que le planteó la necesidad de transitar la avenida del medio. “La grieta, a la larga, no es redituable”, dijo el secretario general del PRO nacional. Este año, en ambas provincias, además de la renovación de Diputados habrá elecciones en varios municipios.

 

Con el objetivo de bajar una línea que ordene a ambos consejos partidarios, como emisario de Larreta, lanzado a la candidatura presidencial para 2023, aprovechó su viaje a la capital neuquina para reunirse con las autoridades rionegrinas. En ambos encuentros, habló de apertura para “volver a seducir” al electorado que abandonó en 2019 a Juntos por el Cambio.

 

Si bien la Patagonia, desde La Pampa hasta Tierra del Fuego, fue una región esquiva para Juntos por el Cambio, las ciudades de Cipolletti y Neuquén llegaron a ser gobernadas por el PRO. Justamente el exintendente cipoleño Aníbal Tortoriello fue el anfitrión del encuentro de esta semana en la sede de la empresa familiar. “Necesitamos renunciar a egos y afirmar la vocación frentista”, les dijo Machiavelli a Tortoriello, al diputado Juan Martín y otras autoridades.

 

Martín, al establecer una excelente relación con Patricia Bullrich, ocupa un rol protagónico en el partido. Según confesó a Letra P luego de la reunión, deberá ser el encargado de apuntalar a los candidatos en los municipios que tengan elecciones. "Es importante marcar presencia", se sinceró el único legislador provincial de la alianza.

 

En total, serán doce los distritos rionegrinos (24 mil electores) que irán a las urnas este año para el recambio de sus concejos deliberantes. Sierra Colorada, Coronel Belisle, Pomona, Godoy y Chichinales, están gobernados por el peronismo. Ingeniero Jacobacci, Ñorquinco, Darwin y Guardia Mitre, están en manos de la UCR. Por su parte, en Maquinchao y Pilcaniyeu el ejecutivo comunal lo maneja Juntos Somos Río Negro (JSRN), el partido que lidera el exgobernador Alberto Weretilneck.

 

Como describió Letra P, la coalición opositora no termina de cerrar en Río Negro. La relación con la CC-Ari y la UCR se mantiene en un letargo y corre cierto riesgo ante la avanzada de un sector afín al oficialismo provincial, que trabaja en la interna radical del 11 de abril. Atenta a esa jugada se encuentra la diputada nacional Lorena Matzen, quien pone todo de sí para que el modelo frentista continúe.

 

Lo que Machiavelli habilitó es a que Tortoriello se presente a pelear el lugar de Matzen. Con o sin elecciones primarias, el PRO Río Negro tendrá su lista. “El camino es por el medio”, insistió el enviado de Rodríguez Larreta en contraposición a lo que planteó en las últimas horas Miguel Ángel Pichetto. El actual Auditor General de la Nación apuntó a la falta de una “agenda federal” del jefe de gobierno porteño.

 

“Si Rodríguez Larreta quiere consolidar sus aspiraciones, debe salir del marco metropolitano y hacer un trabajo más federal”, cuestionó falto de información y en evidente offside el compañero de fórmula de Mauricio Macri, horas después de que Machiavelli pasara por la provincia en la que Pichetto desarrolló su carrera política.

 

Con los dirigentes neuquinos se habló del futuro inmediato. Desde la muerte de Horacio “Pechi” Quiroga, el macrismo perdió un aliado de fuste. A pesar de que el acuerdo para frenar al kirchnerismo benefició al Movimiento Popular Neuquino (MPN) en 2019, el partido de la familia Sapag también se quedó con la capital, el municipio más importante de la región. Es por eso que por estos días, el PRO trabaja en acuerdos con otras fuerzas para la renovación del legislativo local y las bancas en el Congreso. La idea, entienden, es volver al lugar que le dio expectativas a Quiroga.

 

“Darle a los argentinos una alternativa electoral sólida y de gobierno, de eso hablamos”, respondió a Letra P el presidente del PRO Neuquén, Marcelo Bermúdez. Este año, recordó el actual concejal capitalino, habrá elecciones para ver quién manda en el Deliberante de la capital. “Necesitamos que el PRO siga creciendo dentro de Juntos por el Cambio, pensando que la alianza se tiene que enriquecer con otros espacios”, analizó Bermúdez.

 

A diferencia de sus colegas rionegrinos, a quienes la avanzada de Machiavelli habilitó a explorar la posibilidad de un acuerdo a futuro con JSRN, los neuquinos prefieren esquivar al MPN para apuntarle a otros espacios como el MID o la Democracia Cristiana del inoxidable Jorge Sobisch.