01|12|2021

19 de abril de 2021

19 de abril de 2021

Con apoyo de los gobernadores, el Gobierno acusa a Larreta de irresponsable y de tensar la cuerda por la interna de JxC. Confía en el fallo del máximo tribunal.

“¿Cuántos votos ganó (Horacio) Rodríguez Larreta con lo que hizo anoche? Ninguno. Le habla a su interna política”. El análisis se escucha en un despacho de la Casa Rosada, el día después de que el jefe de Gobierno capitalino se montara sobre un fallo de la Cámara de Apelaciones porteña para desafiar a la Casa Rosada y dar la noticia que un sector de su electorado esperaba escuchar: “Mañana hay clases en la Ciudad de Buenos Aires”.

 

En los papeles, Rodríguez Larreta ganó la pulseada. Alentado por un sector de Juntos por el Cambio, aplaudido por Mauricio Macri y Patricia Bullrich, de la mano de un fallo cuestionado, el jefe de Gobierno logró este lunes mostrar la foto que buscaba, que lo muestra del lado de las clases y la educación, mientras Alberto Fernández agita los temores a la pandemia desde la otra vereda. 

 

La Corte Suprema dio este lunes una fugaz señal de que el fallo del tribunal porteño que avaló la vuelta a las aulas estaba flojo de papeles y se declaró competente para entender en la causa que discute la constitucionalidad del decreto de necesidad y urgencia que dictó el Presidente para suspender la presencialidad. Lo hará pronto, para poner las cosas en su lugar. “¿La Corte le va a dar la razón a Larreta y va a cargar con el aumento de contagios que generan las clases presenciales? Parece improbable”, arriesga un colaborador estrecho de Fernández.

 

Mientras, el Presidente salió a la cancha con un discurso más afilado, duro pero sin chicanas, que incluyó un reconocimiento al personal de salud con un bono extra de tres cuotas de 6.500 pesos, y anuncios de la llegada de más vacunas. El espíritu derramó en la Casa Rosada, donde este lunes varios funcionarios cruzaron mensajes para mantener la misma línea, un discurso “más ordenado”, que apunte a los dos temas que más les interesan a la población, la vacunación y la economía, y que empatice con los más afectados por la pandemia. El partido es de largo aliento, dicen, y finalmente la sociedad sabrá valorar quién cuidó su salud, con medidas y vacunas.

 

“No hay que caer en la provocación de ellos. Tenemos que seguir con nuestra línea”, apuntó un vocero de Balcarce 50. La confrontación quedó este lunes en manos de cinco gobernadores, Axel Kicillof (Buenos Aires), Omar Perotti (Santa Fe), Sergio Uñac (San Juan), Alicia Kirchner (Santa Cruz) y Omar Gutiérrez (Neuquén), que salieron a respaldar al Presidente y a disparar contra Rodríguez Larreta y a agradecer el trabajo en equipo con la Casa Rosada.

 

“Estamos deseando que las políticas en el AMBA vuelvan a tener la coordinación que tuvieron en los inicios porque todos sabemos que desde allí se traslada al interior, y todo lo que allí se pueda trabajar coordinadamente en la mejora de la salud es un beneficio para todos”, dijo el santafesino Perotti. Kicillof fue más allá. “Me parece repugnante”, dijo sobre el fallo.

 

El Presidente ratificó sus decisión. “Mi única preocupación es cuidar la salud de los argentinos. Es lo único que me impulsa en las políticas que tomo. Que se carguen en su conciencia los que actúan de otro modo”, dijo Fernández.

 

Lejos de los tiempos en los que fluía el diálogo, en la Casa Rosada ahora reina la bronca contra el jefe de Gobierno porteño, a quien acusan de “dejarse arrastrar” por el ala dura de Juntos por el Cambio, representada por Bullrich y Macri. “Es un irresponsable. Esto no es una situación normal de la política. Si las cosas salen mal, va a morir gente”, dicen en el primer piso de Balcarce 50.

 

Santiago Cafiero lo dijo públicamente el sábado, en diálogo con La Red. “Macri le marcó la cancha a Larreta en un tuit y le dijo lo que tenía que hacer”, disparó el jefe de Gabinete y agregó que le resulta “inimaginable” que la Corte falle a favor de la Ciudad. Larreta es Macri, instalan en Balcarce 50.