LA NUEVA LEGISLATURA

Juntos, pero sin acuerdo: rosca interminable por la presidencia de los bloques

La oposición no logra definir sus autoridades y se encuentra en medio de frenéticas negociaciones. Sesión en cuarto intermedio y tensión interna en el PRO.

Los líderes de Juntos no lograban encumbrar este jueves a las próximas autoridades partidarias de los bloques en la Cámara de Diputados y en el Senado bonaerense. El principio de acuerdo para tener una presidencia rotativa colisionó rápidamente con los intereses divididos del intendente de Vicente López en uso de licencia, Jorge Macri, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y un grupo de otros jefes comunales del PRO. De esta forma, las diferencias dejaron en suspenso la sesión y los nombres que integrarán la vicepresidencia segunda y cuarta del Senado, y un puñado de otros cargos en Diputados. Al cierre de esta nota, no había acuerdo. 

 

Tal como dio cuenta Letra P, la sesión preparatoria de la Cámara alta se retrasó más de tres horas y una vez iniciada sólo se aprobaron las autoridades legislativas y partidarias que le corresponden al Frente de Todos. La tensión en la oposición fue tan evidente que la propia presidenta del cuerpo, la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, salió a explicar al finalizar la sesión que la oposición "viene con algunos inconvenientes" y que "lo resolverán en los próximos días".

 

Lo cierto es que hasta las primeras horas de este jueves había un principio de acuerdo para rotar una vez al año la presidencia del Senado. Los dos nombres que se disputaban esos lugares eran Alejandro Rabinovich, propuesto por Rodríguez Larreta y respaldado por el intendente de General Pueyrredón (Mar del Plata), Guillermo Montenegro; y Christian Gribaudo, que responde a Macri y al operador judicial Daniel Angelici. Un tercer nombre que estuvo en la mesa hasta último momento fue el del senador Juan Pablo Allan, espada legislativa del intendente Julio Garro. Afuera quedó Daniela Reich, que trabaja junto a su esposo el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.  

 

Según pudo saber este medio, la primera tensión llegó cuando la cúpula de Juntos tuvo que definir el orden de la presidencia rotativa. Había cierto consenso en que la inicie Rabinovich, algo que no convenció al flamante ministro de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Por estas diferencias, sólo el oficialismo nombró a sus autoridades y jefes de bancada, mientras que quedaron por definir los nombres de los legisladores y legisladoras que ocuparán la vicepresidencia segunda y cuarta, que le corresponden a Juntos, y que hoy están en manos del radical Alejandro Cellillo y el lilito Andrés de Leo; además de la presidencia de bloque que dejó vancante Roberto Costa.  

 

Si bien Juntos continúa al cierre de esta nota en modo deliberativo, las fisuras que se vieron en el Senado también tuvieron repercusiones en la Cámara de Diputados, donde se suponía estaban cerrados los acuerdos desde hace semanas para que el presidente de la Unión Cívica Radical bonaerense, Maximiliano Abad, continúe como jefe de bloque; y el diputado Adrián Urreli, que responde al intendente de Lanús, Néstor Grindetti, se quede al frente de la vicepresidencia del cuerpo. 

 

Senadores del PRO y la UCR se mostraron molestos en varias oportunidades durante el último transcurso de la jornada por el intento de Macri y Rodríguez Larreta de "digitar desde la Ciudad de Buenos Aires" a los presidentes de bloque de la oposición. Algunos de ellos no descartaron que emerja después de las idas y vueltas un legislador y legisladora de consenso que no sea Rabinovich, resistido por buena parte de los jefes comunales del PRO, ni Gribaudo, que sufre el veto de Elisa Carrió

 

Maximiliano Pullaro y el ministro de Desarrollo Productivo Gustavo Puccini.
Guillermo de Rivas, Adriana Nazario y Guillermo Parodi compiten por la intendencia de Río Cuarto. 

También te puede interesar