X

Exministros y enviados de Cambiemos llamaron por teléfono a empresarios para que criticaran la decisión del Gobierno. Los alfiles de Etchevehere.

Por 11/06/2020 19:25

“¿No van a decir nada de esto? Es una locura, métanse porque van a venir por ustedes”. De un lado de la línea, un empresario del sector automotor. Del otro, un dirigente de Cambiemos jugando fuerte. El principal partido de la oposición desplegó en las últimas horas un operativo telefónico para agitar al Círculo Rojo, un poco tímido en la queja por la expropiación de la empresa Vicentin.

La movida, extendida, ocupó a emisarios del partido y a exministros del gabinete de Mauricio Macri. La gestión principal estuvo a cargo el extitular de Agricultura Luis Miguel Etchevehere junto a su exjefe de gabinete, Santiago Del Solar, dos hombres del armado ultra del campo. A ese pelotón se sumó el exministro del área del gobierno de María Eugenia Vidal, Leonardo Sarquis.

 

 

El plantel de agitadores se completó con el exministro de Economía Hernán Lacunza y el diputado Pablo Torello, quien mantiene un vínculo de amistad con una parte nada despreciable del empresariado.

 

 

Se especula, además, con que hubo llamados directos de la líder del PRO, Patricia Bullrich, a contactos con los que tiene una relación personal. En algunos, hasta se sugirió que era conveniente salir a respaldar presentaciones judiciales. Todos los consultados por Letra P sobre el tema aclararon, además, que en todas las charlas se forzó la idea de la venezuelización de la Argentina.

La respuesta recibida es curiosa: la mayoría avisó que la idea no es enfrentarse con el Gobierno, pero los llamados lograron, al menos, una andanada de comunicados de cámaras que van más sobre la cuestión de fondo que sobre el caso Vicentin.