X

Bullrich 2023: la jefa de hierro del PRO ya hace campaña presidencial por Zoom

Lanzó un tour virtual, donde habla con dirigentes macristas de todo el país. "Me gustaría ser presidenta", dice. Quiere una línea dura, que "vaya al frente". "Puede generar ruido con Larreta", avisa.

Por 12/05/2020 18:08

"Me gustaría ser presidenta". Corto y conciso. La jefa del PRO, Patricia Bullrich, se animó a hablar de su futuro y sus aspiraciones políticas con jóvenes macristas de todo el país. "Creo que cada uno tiene que conocer sus capacidades y limitaciones. Veremos cómo está la sociedad en los años electorales. Pero si me toca, me toca", agregó la exministra de Seguridad de los cuatro años de Mauricio Macri en la Casa Rosada y la elegida para encabezar el partido macrista en la nueva era que se abrió el 10 de diciembre, con el peronismo en el poder y Horacio Rodríguez Larreta como único sobreviviente de la tragedia electoral de Juntos por el Cambio.

Dueña de una disciplina y una presencia mediática que envidian sus propios compañeros de coalición, Bullrich crece como la abanderada del antikirchnerismo dentro del PRO y, en las últimas semanas, mudó su agenda de rosca y relacionamiento con la militancia amarilla a Zoom, la aplicación que une a la política en tiempos de distanciamiento social. "No sabemos cuáles son los perfiles que buscará el electorado para 2023. Si va para mi lado, me tiro a la pileta", prometió en la misma charla, abriendo paso a una protocampaña virtual y pidiendo pista en las próximas elecciones presidenciales.

 

 

"No estoy pensando en construir, hoy soy la presidenta del PRO. Creo que cada uno tiene que conocer sus capacidades y limitaciones. Veremos cómo está la sociedad en los años electorales. Pero si me toca, me toca", agregó en otro encuentro virtual que tuvo la semana pasada. "Creo que la Argentina va a tener precisiones respecto a cuáles son los perfiles para 2023. Si va para mi lado, me tiro a la pileta”, sumó en con referentes del norte argentino.

La presidenta del PRO está convencida de que al partido le "falta" discusión política y hay un presunto "miedo" a debatir y "pelear" con el oficialismo. A su fuero íntimo le dice que la despolitización del PRO es obra del reinado de los últimos años de Marcos Peña. Aunque en el tour federal virtual que aplicó para conversar con distintos referentes del espacio, evita los nombres propios y deja en claro su receta para discutir con el Frente de Todos.

 

 

"Hay que salir del clóset", repite, argumenta que "no hay que tener vergüenza" a la hora de definirse como "macrista" e implora para que el PRO "tenga más personalidad, aunque haga ruido”. "No podemos ser vergonzosos, eso no va. Tenemos que tener gente que vaya al frente y que defienda", rugió Bullrich en una de sus últimas charlas con jóvenes macristas de todo el país.

Para romper la "quietud" -Bullrich dixit- que tiene el espacio durante la cuarentena, organiza semana a semana reuniones virtuales con dirigentes de distintas cepas y geografías que militan en el PRO y en otros partidos de Juntos por el Cambio. La gira federal vía Zoom incluyó charlas con universitarios, el grupo de Mujeres PRO, legisladores nacionales y hasta el propio Mauricio Macri, en el marco de un encuentro con los popes de la coalición opositora que también integran la Unión Cívica Radical (UCR) y la Coalición Cívica.

 

 

En estas charlas, Bullrich recita su visión sobre el oficialismo, siempre en su línea de enfrentamiento frontal y sin concesiones con el peronismo y el Frente de Todos, que el expresidente aprueba y celebra. La jefa del PRO hace caso omiso a los dardos del presidente Alberto Fernández en torno a la división que hace de la oposición: los que gestionan y "el resto que escribe en Twitter".

La jefa del PRO se ríe y redobla la apuesta: en las últimas horas cruzó al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, por la decisión de la Casa Rosada de autorizar al ministro coordinador a reasignar partidas del presupuesto nacional. "Chau Parlamento", bramó Bullrich.

 

 

Esa es la línea que quiere imprimirle al PRO y le propone a los jóvenes militantes. "Quiero un partido con más personalidad. Yo tengo una personalidad, (Miguel) Pichetto la suya y (Horacio Rodríguez) Larreta está en la gestión. Lo mismo tienen que hacer en la juventud, buscando quiénes pueden ira la frente y que algunos se vayan destacando", propone.

"Un PRO con más personalidad es un partido con densidad de ideas y territorio. El PRO tiene que discutir política", define sobre el rol y futuro que debería tener el partido de Macri. "Puede ser que genere cierto ruido con Horacio", admite la exministra de Seguridad.